X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

La mejora de la empleabilidad a través de la formación

Foto: RAFA MOLINA
28/09/2018 - 

En el marco de su Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrada (EDUSI), financiada por Fondos FEDER, el Ayuntamiento de Torrent está realizando un Estudio sobre el Mercado de Trabajo y las Necesidades de Formación para el Empleo de la población activa de la ciudad, en especial, de las personas en situación de desempleo.

Con este estudio, se pretende determinar qué formación para el empleo sería la más adecuada para conseguir un buen ajuste entre lo que demanda el mercado de trabajo, las empresas, y la oferta de mano de obra de la que dispone el municipio, tanto actualmente como en el futuro.

La formación, junto con otros factores como la actitud, la experiencia y los valores personales, es una herramienta muy potente para el cuidado de la nuestra empleabilidad, es decir, el conjunto de aptitudes y actitudes que permiten a una persona conseguir, mantener un empleo y crecer profesionalmente. Mediante la formación podemos adquirir conocimientos, entrenar habilidades y desarrollar competencias para responder y adaptarnos a un mercado de trabajo y empresarial cada vez más dinámico que exige a la población activa una mayor capacidad de adaptación a los cambios.

Los datos del SERVEF indican que más del 55% de los demandantes de empleo de la Comunidad Valenciana no tienen formación específica relacionada con una profesión u oficio.

Esto podría explicar una de las conclusiones preliminares del estudio mencionado anteriormente y que indica que las empresas tienen y tendrán dificultades para cubrir determinados puestos de trabajo que exigen formación especializada como, por ejemplo: técnicos de laboratorio, mecánicos, técnicos de mantenimiento industrial, electromecánicos o técnicos en comercio electrónico.

Los grupos de trabajo, formados por representantes de empresas, de centros de formación y de agentes sociales, con los que el Ayuntamiento de Torrent ha contado para la realización del estudio proponen medidas interesantes en este sentido.

Una de las medidas sería favorecer un acercamiento entre las empresas y los centros de formación (públicos y privados) del sistema educativo y del sistema de formación para el empleo para que se establezca una comunicación fluida entre ellos. Así, las empresas podrán conocer de primera mano los diferentes programas de formación (teórica y práctica) e involucrarse, principalmente, en la formación práctica de la población activa, para disponer de profesionales que contribuyan a que las empresas sean más competitivas en el mercado. Por su parte, los centros de formación detectarán de primera mano las necesidades y exigencias del tejido empresarial, tratando de responderle a través de su oferta formativa.

Por otra parte, es necesario mejorar los medios que existen (como por ejemplo, la FP Dual o los contratos de formación y aprendizaje) y desarrollar otros nuevos para que las personas desempleadas puedan combinar la formación en alternancia con el empleo; de manera que, mientras están adquiriendo conocimientos en las aulas, también puedan aplicarlos en entornos reales de trabajo y tener acceso a ingresos que les permitan responder a necesidades personales y familiares.

Otros asuntos a abordar sería dotar de recursos a los centros de formación para poder ampliar y/o adaptar su oferta formativa a las necesidades de las empresas pudiendo impartir especialidades formativas que suponen inversión tanto en instalaciones como en equipamiento. Del mismo modo, poner en marcha mecanismos que permitan que la oferta formativa subvencionada, particularmente la dirigida a personas desempleadas, no sea algo estacional, sino que tenga una continuidad a lo largo del año. Finalmente, otra medida consistiría en dar protagonismo y dignificar la formación profesional tanto de sistema educativo como de sistema de formación para el empleo ya que ambas pueden dar respuesta a la demanda de perfiles técnicos demandados por el mercado laboral actual

Desde la Administración (local, autonómica y estatal) es posible llevar a cabo políticas e implementar estas y otras medidas que favorezcan que haya una oferta formativa que responda a las necesidades del mercado laboral y que consiga que la población activa, principalmente, los jóvenes y colectivos en riesgo de exclusión social sean más empleables.

Andrés Campos es concejal de Recursos y Modernización del Ayuntamiento de Torrent

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email