GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

La mejora de las infraestructuras sanitarias y los fondos europeos

Foto: KIKE TABERNER
2/02/2021 - 

La covid-19 y sus sucesivas olas y envites está provocando fuertes tensiones en el sistema sanitario español y consecuentemente está poniendo de relieve y forzando hasta el límite las costuras – a punto de romperse- del sistema sanitario valenciano. Existen graves carencias en infraestructuras sanitarias -hospitalarias y una infradotación de recursos humanos sanitarios.

Para hacernos una idea del alcance económico y consecuentemente social (incremento del paro, trabajadores en ERTES, empresas en concurso de acreedores etc). de esta crisis de origen sanitario, basta analizar las previsiones macroeconómicas de evolución del PIB, dados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y agencias consultoras financieras como Standard &Poors, Moody’s, BBVA Research, Banco de España y OCDE.

Tenemos que la Eurozona bajará su PIB (2020) un -7’2 % sobre 2019; Francia un -9% PIB 2020/2019; Alemania un -5’40 PIB 2020/2019 y España un -11’2 PIB 2020/2019.

Igualmente, si gracias a una vacunación intensiva, y sin demoras, pudiéramos rescatar la movilidad, reducir el confinamiento y relanzar la economía, (turismo, hostelería, comercio, la industria la automoción, la automoción, y relanzar las exportaciones etc.) no más tarde del inicio del 2º semestre del presente 2021, las previsiones de recuperación macro que prevén las mismas agencias gubernamentales y consultoras financieras, nos ofrecen los siguientes ratios. La Eurozona incrementaría su PIB un +4’2 % (2021/2022); Francia un +55% PIB (2021/2020); Alemania un +3’5 % PIB (2021/2022) y España un +5’9 % PIB (2021/2020). Estos datos según manifiesta Krislatina Georgieva presidenta del FMI, son optimistas y basados en torno a una rápida vacunación masiva, así como que esta tercera ola del Covid-19 sea definitivamente la última.

Consecuentemente apunta que la economía española – y yo añado - y por supuesto la valenciana, presenta tres factores que han incidido en su fuerte caída del PIB (2020/2019) en el entorno del -11’2% a nivel nacional y el PIB. CV (2020/2019) del -10’7 %, e igualmente lastrarán su recuperación: el gran peso del Sector turístico (servicios); el alto volumen de empleo temporal y en consecuencia baja capacitación; y un tejido empresarial formado por pequeñas y medianas empresas, con escasísimos recursos propios, deficiente tesorería y apalancamiento y poca digitalización y resiliencia.

A todo ello los Presupuestos Generales del Estado PGE-2021 prevén un crecimiento del PIB nacional (2021/2020) del +7’2 % y un déficit público que los Presupuestos estimaban en un -7’7 %, pues bien, por este menor crecimiento ya anunciado del +5’9% frente al +7’2 % - entre otras causas aleatorias, como son un deseado fuerte incremento de la vacunación que no se confirma – igualmente iremos a un déficit próximo al -9 %....¡Luego hay que “acogerse y multiplicar los efectos de actividad económica inducida de los Fondos Europeos”, o vamos al caos económico!

Foto: EFE

Bajando un escalón y ya centrados en la economía doméstica y más próxima, nuestra Comunidad Valenciana, presenta las cifras, con las que hemos cerrado el 2020 y afrontamos el año 2021.

-PIB (2020/2019): -10’7 %.

-Trabajadores en ERTES: 38’7 % de la población activa.

-Cifras de paro: 398.100 trabajadores, el 16’37% de la población activa (+14’79 % s/2019) datos EPA.

-Desempleo juvenil: 37’79%.

-Empresas en Concurso de acreedores: 680 (+43’0 % s/2019)

-Perspectivas de recuperación de la economía valenciana: -1’7 % 

(Expresamos un porcentaje respecto a la media de España. Diferencia de peso de las empresas competitivas – primeras en recuperarse- las regiones con mayor número de empresas altamente competitivas son Canarias +11’3 % s/media España; Navarra +8’3%; País Vasco +5’9 %; Cataluña +2’0 %; Madrid +1’2 %... La Comunitat está por debajo de la media y le costará más en recuperarse. Murcia -2’1 %; Andalucía -4’2 %...y el Farolillo ultimo Extremadura -7’1 %)

Con esta más que preocupante situación económica la Comunidad Valenciana, el Gobierno tripartito de la Generalitat, confeccionó y se aprobó un presupuesto para el 2021 (PGV-2021) por un importe de 25.627.552.850 € que supone un incremento valiente del 11’3% sobre el habido en el año 2020 y que visto el grado de cumplimiento y antecedentes de años anteriores y la actual situación económica de partida, calificamos de voluntaristas y de imposible cumplimiento. En ellos la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública tiene asignados 7.530.056.290 € que si bien es la Consellería de mayor presupuesto (el 29’4 % de la totalidad) … todos ellos están lastrados por una 'consellería fantasma sin conseller' pero la segunda en importe, es el Servicio de la Deuda que asciende a 6.878.909.820 € (el 26’8% del total PGV-2021), fruto de una infrafinanciación que arrastramos desde décadas, y una estructura pública carísima, pesada, y consecuentemente poco eficiente. Situación esta, de la Deuda autonómica e infrafinanciación, que debería ser prioritaria abordar y plantear contundentemente desde el Consell y Les Corts Valencianes todos los partidos sin fisuras-ante el Gobierno Central. ¡La Comunitat Valenciana ha de oírse “como una sola voz” en el Parlamento español!

Volviendo a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, vemos que para Inversiones reales tan solo tiene asignados 202 M€ (5’87 % del Presupuesto de Sanidad) de los cuales si consideramos que alrededor de 140 M€ tienen como destino, Equipamientos Informáticos, Mejora de Eficiencia energética de edificios, Renovación y nueva adquisición de Equipamientos médicos – evidentemente necesarios - resta para la Reforma de Centros de Atención Primaria, Centros de Salud Comunitaria y Reforma de Hospitales, ya existentes, tan solo quedan unos 62 M€ para Construcción de Nuevos Centros de Atención Primaria y Nuevos Centros Hospitalarios.

Observemos que esta cifra de 62 M€ para Inversiones de nuevas Infraestructuras Sanitarias, es muy similar y evidentemente insuficiente, a las Licitaciones habidas en la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública en el año 2019 que fueron 60’2 M€ y en el año 2020, que, a finales de noviembre, solo ascendía la licitación a 67’2 M€.

Por otra parte, si observamos la capacidad hospitalaria anual máxima en porcentaje de población para pacientes que requieren ingreso hospitalario, en nuestro país con un 14’6 %, es la más baja de la OCDE y muy alejada de la media recomendada por la OCDE, que se sitúa en el 21’7 %; siendo además nuestro 14’6 % menos de la mitad que la de países como Alemania, Japón o Corea. Alcanzar la media recomendada por la OCDE supondría dotar al sistema sanitario español de 56.300 nuevas camas hospitalarias que supone invertir 21.400 M€ en Infraestructura y equipamiento.

Siguiendo con estos mismos ratios de la OCDE, y refiriéndonos a las necesidades de la Comunidad Valenciana, necesitamos incrementar nuestra Sanidad en 5.480 camas hospitalarias que valoradas en 380.000 € / cama (300.000 € en Edificación de edificios, instalaciones, agua, energía, aire acondicionado, aparatos elevadores, comedores, almacenes etc. más otros 80.000 € /cama en equipamiento médico sanitario quirúrgico, etc.) resultaría una inversión necesaria de 2.082 M€, en la Comunidad, falta de equipamiento (Camas y dotación sanitaria-asistencial) puesta en evidencia en esta Pandemia.

Igualmente manejando datos (2019) del Instituto de Información Sanitaria el coste anual/medio/cama para el mantenimiento y atención médica adecuada, suponen 176.512 € /cama/año, que aplicadas a los PGV siguientes, a partir del año 2023…resultan otros 967 M€/anuales, que debería dotarse anual y sucesivamente a la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública…Todo ello aparte de la inversión puntual, que supone el incremento del número de camas (5.480) que como venimos apuntando supone una inversión de 2.080 M€.

Foto: KIKE TABERNER

Consecuentemente no podemos obviar la realidad de las cifras de la Pandemia en nuestra Comunitat, que va en incremento y evidentemente debemos atajar. A fecha del 31 de enero 2021, tenemos 4.707 fallecidos (increscendo) , 4.338 valencianos hospitalizados y 645 enfermos en las UCI. El 39’50 % es el porcentaje de camas ocupadas por enfermos Covid, el peor de España, en cuanto al porcentaje de enfermos, la Comunitat alcanza el 63’60 %, la cifra más elevada, después de la Rioja.

Ante el déficit de camas hospitalarias, puesta si cabe más de manifiesto ante esta Pandemia que nos azota, se tensionan las listas de espera de valencianos afectados por otras dolencias y condenados a un aplazamiento, - de sus intervenciones quirúrgicas…con grave peligro para sus vidas…

Es evidente la incapacidad de la Generalitat Valenciana, a la vista de sus Presupuestos anuales, el abordar estas nuevas y crónicas inversiones en infraestructuras sanitarias, y es aquí donde surgen los Fondos Europeos de Recuperación, a través del Next Generation EU, dotado con 750.000 M€ en 3 años, todo ello aparte del Programa marco multianual (7 años) 2021-2027 dotado de 1.074.300 M€. Fondos que canalizara la UE a través de tres pilares 

a) Ayudar a los Países a su recuperación y resiliencia, con planes y prioridades a la digitalización y transición verde. 

b) Relanzar la economía y apoyo a la inversión privada, apoyando a sectores y tecnologías clave.

c) Aprender de la experiencia de la crisis. El plan contempla el robustecimiento de los programas de salud y reserva de suministros esenciales de la Unión Europea (Resc EU), y reforzando la investigación y dotaciones en el ámbito sanitarios.

España y en su parte alícuota de co-gobernanza, la Comunidad Valenciana, tiene la opción de acceder a 140.000 M€ de los cuales 72.000 M€ serán ayudas a fondo perdido y ayudas directas concentradas en los años 2021-2023 y otros 68.000 M€ en préstamos retornables. No obstante, el Gobierno de España, de momento solo pedirá los 72.000 M€ asignados a ayudas directas, tal y como especificó en el borrador del “Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia España Puede”.

Ante esta realidad, de necesidades urgentes sanitarias, y aprovechándonos de los Fondos Next Generation EU. que recibirá España y consecuentemente Valencia (principalmente de los Fondos no reembolsables) deberíamos y así lo planteamos desde la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana, acometer esta importante inversión sanitaria con esquemas de Colaboración Público-Privada, estructurándose mediante Concesión de la Generalitat a un Agente Privado (Consorcio financiero-Constructor-Operador) para la realización de los Proyectos, Construcción, Operación y Mantenimiento de las estructuras Hospitalarias por un periodo relevante (hasta 40 años) con una aportación de la Generalitat Valenciana – vía Fondos Europeos – en forma de subvención (un porcentaje reducido de la inversión a realizar).

Con esta fórmula la Generalitat, sin perder la titularidad de las nuevas Infraestructuras ni del servicio médico-hospitalario, podrá multiplicar el potencial de los fondos europeos, y lograr acometer más proyectos de interés para la Comunitat ya que hay muchas necesidades en multitud de áreas, aparte de la Sanitaria, ante unas dotaciones europeas, que, aunque muy importantes, son limitadas y a acometer en poco tiempo.

Permitiría, el aprovecharnos de los beneficios inherentes a las concesiones de obra y servicios, como la traslación de riesgos al sector privado, aprovecharnos de la capacidad gestora del empresariado, ajustarse a plazos y costes, y laminar el coste de esta inversión en varios ejercicios presupuestarios. Así como disponer de estos Hospitales en unos 5 años, actuaciones que de acometerse únicamente vía presupuestaria nos llevaría varias décadas el alcanzarla.

Propuestas de Nuevas Infraestructuras Hospitalarias, que son susceptibles de acometerse por concesión al 95 %, y reduciendo al 5% el impacto en los Fondos Europeos de este Macroproyecto – imposible de acometer por la Generalitat, vía Presupuestaria, y ni tan siquiera vía Fondos Next Generation…al 100% de la inversión …pues “monopolizaría la Consellería de Sanitat” los Fondos que finalmente nos correspondan.

Este macroproyecto, englobado dentro del esquema PERTE (Proyectos Estratégicos para la recuperación y Transformación Económica) que recoge el Real Decreto-Ley 36/2020 de 30 de diciembre, de nueva figura de colaboración Público-Privada requiere de bastante tiempo en su preparación y ejecución, no obstante al tratarse de actuaciones relacionadas con las infraestructuras sanitarias, deben ejecutarse con carácter de urgencia, por  lo que deberían estar  terminadas, por ejemplo,  un 75% a finales de 2023, un 80% a finales de 2024, un 90% a finales de 2025 y el 100% a finales de 2026.En el siguiente gráfico mostramos las distintas fases del cronograma y los importes acumulados que deberían ir ejecutándose. Este es el criterio que a modo de propuesta plasmamos desde la CCCV.

Finalmente queremos remarcar aparte de la urgencia sanitaria de estas inversiones en Infraestructuras y equipamientos hospitalarios, el impacto en la actividad económica, creación de empleo, retorno fiscal y actividad inducida que estas actuaciones comportan son importantes:

  • Nuevos hospitales: 2.082 M€ (Inversión S/IVA)
  • Creación de empleo: 29.148 empleos durante su ejecución
  • Retorno fiscal: 1.020 M€
  • Actividad económica inducida: 3.998 M€

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email