X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la intención de la uv es recuperar el uso para el que fueron ideados

La Nau no se acaba nunca: descubren unos reposteros de principios del siglo XX

La Universitat ha pedido al IVACOR que realice un estudio de las piezas y hagan una mínima intervención para conservarlas

3/08/2019 - 

VALÈNCIA. La Nau no se acaba nunca, siempre hay algo que descubrir. Es el edificio que vio nace la Universitat de València, y a finales del siglo XV. Han pasado 520 desde su apertura, los últimos 20 como edificio dedicado a acoger, entre otras cosas, actividades culturales. Cada semana, cada sala de exposiciones, cada conferencia... Es un edificio antiguo y lleno de vida, a su vez. La última sorpresa sucedió hace apenas unos días, cuando una limpieza rutinaria se topó con unas telas enrolladas en la esquina de una capilla.

Aún se están haciendo las primeras indagaciones. Pero por ahora estas 15 piezas llamadas reposteros (muy similares a unos tapices) están en la sala Matilde Salvador, colgados donde habitualmente descansan los focos y parte del montaje escénico. Están ahí para que se aireen y suelten parte de la humedad a la que han estado expuestos todas estas décadas. Mientras tanto, algunos técnicos e historiadores se han pasado para poder fechar y determinar cuál fue su uso.

Foto: KIKE TABERNER

Adrià Besó, conservador de Patrimonio Cultural de la Universitat de València, ha podido a adelantar a Culturplaza algunos de los detalles que rodean este hallazgo. Según Besó, ya se sabe que los reposteros sirvieron para decorar la fachada exterior de La Nau, cosa que se ha descubierto porque las dimensiones de estas piezas coinciden con las ventanas del primer piso.

El trabajo fue un encargo de la UV a Vicente Aldàs i Martí en el primer tercio del siglo XX, que tenía un taller de bordados mecánicos en la calle Carnissers. En realidad se formó en Bellas Artes y también era pintor, aunque sin mucho éxito. Hay documentada en el archivo de la Casa Sorolla una carta que este le dirigió a Joaquín Sorolla, en la que le pedía una carta de recomendación para dar salida a unos cuadros que iba a exponer en la Exposición de Barcelona.

La pieza con los tres escudos de las provincias y el de España que han servido para fechar los reposteros. Foto: KIKE TABERNER

La fecha en la que fueron fabricados estos reposteros aún está por determinar. Una de las piezas tiene los escudos de las tres provincias y también el de España. Los elementos de este último coinciden con los de la República, aunque tendría la corona real en vez el distintivo republicano. Este aspecto lo situarían, seguramente, durante los primeros momentos de la Segunda República o los últimos de la Restauración borbónica -en todo caso, principios de la década de los 30-.

Objetivo: recuperar su uso

El vicerrectorado de Cultura de la Universitat de València, capitaneado por Antonio Ariño, ya ha pedido formalmente al IVACOR ayuda para -por una parte- hacer un estudio más exhaustivo de estos reposteros y -por otra parte- que haga una intervención mínima para restaurar las piezas y determine en qué condiciones se tendrán que conservar. Según afirma Besós, estos trabajos no tendrían mayor dificultad porque ni siquiera ha pasado un siglo desde su fabricación.

La idea de la UV, según ha podido confirmar este diario, es el de devolverles el uso para el que fueron concebidos, pudiendo decorar La Nau en ocasiones especiales o de continuo.

Foto: KIKE TABERNER

“Siempre hay algo que descubrir y algo que investigar”, comentaba Ariño en una conversación informal. Este descubrimiento le da la razón: La Nau se sigue reivindicando como un tesoro histórico y arquitectónico en el centro de la ciudad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email