Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El gobierno de sánchez incumple por segunda vez la obligación de presentarlos en septiembre

La 'nueva normalidad' de los Presupuestos: saltarse la Constitución

Foto: EFE/RODRIGO JIMÉNEZ
23/09/2020 - 

VALÈNCIA. "El Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior". El artículo 134.3 de la Constitución Española no deja lugar a interpretaciones, pero este martes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo volvió a interpretar a su manera y anunció que el Ejecutivo no cumplirá el mandato constitucional ya que espera presentarlos "a lo largo de octubre". 

Lo hace, además, con premeditación, como admitió la propia ministra al ser preguntada por el retraso, que negó: "Este es el calendario inamovible, lo que el Gobierno de España tenía desde el primer momento y que también lo tiene ahora". Es la segunda vez que el Gobierno de Pedro Sánchez se salta a propósito este artículo de Carta Magna que le obliga a presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) antes de finalizar septiembre, incumplimiento para el que no hay prevista ninguna sanción. 

De hecho, nunca desde que es presidente ha cumplido Sánchez con el mandato constitucional. En septiembre de 2018 retrasó la presentación porque no tenía apoyos suficientes, y cuando llevó las cuentas al Congreso, en enero de 2019, se las rechazaron, lo que provocó el adelanto electoral. En septiembre del año pasado no pudo presentar proyecto de PGE al estar el Gobierno en funciones debido a la convocatoria de elecciones generales el 10-N. Tras ganar y volver a formar gobierno en enero de este año, el Ejecutivo de Sánchez renunció a presentar proyecto de Presupuestos para 2020 y continuó con los de 2018 -elaborados por Cristóbal Montoro- prorrogados. 

María Jesús Montero, este martes. Foto: POOL

Ahora ha decidido que no presentará proyecto hasta que tenga asegurada la mayoría en el Congreso, dejación de funciones nunca vista. Son varios los gobiernos que han presentado las cuentas sin tener mayoría absoluta con independencia de si contaban con los apoyos suficientes. Es más, el Gobierno socialista de Felipe González, presentó las de 1996 en plazo pese a saber que se las iban a echar atrás. El rechazó del Congreso provocó que se prorrogaran los PGE del año anterior y que González convocara elecciones en 1996, que perdió frente a José María Aznar.

Un precedente en 42 años, por el 'procés'

Quitando los años con convocatoria electoral en otoño, solo existe un precedente desde la aprobación de la Constitución de 1978 en el que el Gobierno de turno no ha presentado el proyecto de PGE antes de octubre, y es el del Gobierno de Mariano Rajoy en 2017, con Montoro como ministro de Hacienda. En aquella ocasión, el Gobierno argumentó que no lo hacía debido a la crisis política provocada por el procés catalán, con el referéndum convocado para el 1 de octubre y la posterior fallida declaración de independencia. La decisión fue respondida con críticas por parte de la oposición, incluido el PSOE. Los Presupuestos se presentaron entrado el año 2018 y se aprobaron en junio, con Sánchez ya en el Gobierno después de la moción de censura. Son los presupuestos que siguen hoy vigentes.

El resto de gobiernos, con Suárez, Calvo-Sotelo, González, Aznar, Zapatero y Rajoy hasta ese año, cumplieron con su obligación constitucional, que solo se había interrumpido los años en que ha habido convocatoria de elecciones generales en otoño: 1982, 1989, 2011 y 2019.

El menosprecio de Sánchez por el artículo 134.3 de la Constitución sienta un precedente que, probablemente, hará que ningún gobierno en el futuro se sienta obligado a cumplir con este artículo de la Constitución. Paradójicamente, la ministra encargada de presentar las cuentas, María Jesús Montero, se ha escudado en diversas ocasiones en la Constitución y en las leyes orgánicas que la desarrollan para, por ejemplo, prohibir a los ayuntamientos utilizar sus remanentes o para negar a las Comunidades Autónomas las entregas a cuenta que necesitaban a finales de 2019 y que, milagrosamente, se pudieron librar en plena campaña electoral. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email