GRUPO PLAZA

'Juicio final con San Miguel Arcángel'

La obra de Vicente Macip que se subastará en Christie's, ¿uno de los primeros Joan de Joanes?

15/12/2020 - 

VALÈNCIA.El descubrimiento era fascinante: una nueva obra de Vicente Macip que completaría un retablo conservado en València. Hace unas semanas, el Museo del Patriarca ponía el acento en el hecho de que la obra pudiera reunirse en la ciudad: Juicio final con San Miguel Arcángel sería, según ha certificado el historiador José Gómez Frechina, la parte que le falta a Juicio final con la Misa de San Gregorio, que conserva el Patriarca.

Sin embargo, este hallazgo, que adelantó el diario Las Provincias hace unos días, puede ser aún más relevante si se recogen algunos estudios de otros historiadores e historiadoras del arte. El primer indicio de la obra que se subasta ahora lo señaló en 2018 la historiadora Beatriu Navarro, que explicaba en su blog especializado como Sotheby's había sacado a la luz uno de los "retablos de las Almas conocidos de Macip de los más modernos: los personajes no llevan aureola, las anatomías son bastante musculadas y modeladas, hay pocos elementos anecdóticos". Sin embargo, no ha sido hasta la certificación de Gómez Frechina cuando ha salido la historia completa a la luz.

Aunque el retablo guarda importantísimas similitudes con Canet Lo Roig, que es una obra que desapareció en la Guerra Civil y que tiene un alto valor histórico, la obra perdida en Castellón "es diferente, de estructura renacentista y ornamentado con candelieri clasicistas", según Navarro, y apuntaba prematura y acertadamente a lo que hoy ya se sabe, al retablo del Patriarca.

Sin embargo, la historia va más allá. Si bien la obra se le atribuye directamente a Vicent Macip, Albert Ferrer Orts ya publicó en 2013 una teoría sobre la parte de la obra hasta ahora conocida, Juicio final con la Misa de San Gregorio, al poco tiempo de ser cedida esta al Patriarca por las Franciscanas de la Inmaculada de ValènciaEn un artículo publicado en la revista Archivo del arte valenciano, Ferrer apunta más allá de la figura de Macip: su hijo, Joan de Joanes, posiblemente uno de los mejores artistas del siglo XVI a nivel nacional, del que tanto Gómez Frechina como Ferrer son grandes expertos.

La biografía de Joan de Joanes cuenta con grandes lagunas documentales, y una de ellas es el inicio de su trabajo artístico, ya que se formó en el taller de su propio padre. Con un estilo que lo diferenciaría como uno referente, Joan de Joanes participaría de manera importante en algunas obras que están firmadas y atribuidas a Macip. "Joanes fue el revulsivo que hizo que la pintura del viejo Macip se actualizara, se adaptara a los nuevos tiempos y se fuera gestando un modo de pintar que se ha venido a acuñar como joanesco", elocubraba el profesor Ferrer en 2013.

Detalle de Juicio final con la Misa de San Gregorio que apuntaría a una importante participación de Joan de Joanes.

Ferrer señala elementos de Juicio final con la Misa de San Gregorio en el que habría elementos que certificarían la participación de Joanes en la obra: "los tres niños que grácilmente aparecen en una gruta justo encima del Purgatorio (el Limbo de los niños) y que tantas semejanzas anatómicas tienen con el Niño Jesús de la tabla de Burjassot (una obra sita en la Parroquia de San Miguel Arcángel, también atribuida a Vicent Macip y con una posible participación de Joanes), seguramente una alusión a quienes murieron sin haber recibido el sacramento del Bautismo, dado que no podemos relacionarlos con los Inocentes que fueron asesinados por orden de Herodes al no presentar herida alguna, tal y como aparecen años después en las Bodas místicas del venerable Agnesio".

También señaló Ferrer en 2013 que "algunos de los ángeles psicopompos y querubines que se representan en la composición nos recuerdan sobremanera a los de otras pinturas del período en su dulce gestualidad y suave cromatismo, siendo innegables, por otro lado, las deudas contraídas con el sustrato pictórico debido a Paolo da San Leocadio y los Hernandos, como se puede comprobar sin esfuerzo en los ampulosos ropajes de los ángeles y las almas o el rostro leonardesco del ángel que aparece en la misa sosteniendo a Cristo".

Con todo esto, si se toma como referencia la teoría de Albert Ferrer Orts, Juicio final con la Misa de San Gregorio, y por ende, el recién descubierto Juicio final con San Miguel Arcángel, sería una de las primeras obras en las que se podría diferenciar la mano de Joan de Joanes (además de adelantar el año de nacimiento que se le calculaba), un artista que sin duda superaría a su padre en su aportación artística, y que es uno de los mayores referentes de toda la historia del arte valenciano. Una teoría a las que otras fuentes especializadas y consultadas por este diario dan toda credibilidad y que no haría más que acentuar el interés de esta obra, especialmente en València. 

Cuenta atrás

Juicio final con San Miguel Arcángel se subastará en Christie's el próximo 17 de diciembre. El precio de salida son 60.000 libras esterlinas (unos 68.000 euros) y el estimado de compra se calcula entre los 70.000 y 100.000 libras. A dos días del cierre, y como es habitual, el departamento de Patrimonio de la Generalitat Valenciana aclara que nunca desvela sus operaciones hasta que la obra está formalmente adquirida, por lo que no se sabe la intención del ejecutivo autonómico. 

Por la parte del Patriarca, desde el museo piden a la Generalitat que compren la obra para poder reunir los retablos en València. Según explica el profesor Albert Ferrer, "la obra es de un valor muy notable para la historia del arte valenciano", y apunta a que sería "importante" que la Generalitat lo adquiriese.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email