X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

le acusan de incapacidad para resolver la contaminación acústica

AntiZAS se reúne con el Sindic de Greuges y culpa al Ayuntamiento de València del conflicto

14/01/2019 - 

VALÈNCIA (VP). La Plataforma 'antiZAS', integrada por hosteleros, comerciantes y vecinos de las zonas de Xúquer, Woody, Juan Llorens, el barrio del Carmen y Russafa, han denunciado ante el Sindic de Greuges de la Comunitat Valenciana la incapacidad del Ayuntamiento de València para luchar contra la contaminación acústica y el permanente acoso contra  las pymes del ocio y el turismo, según explicaron fuentes de esta asociación en un comunicado de prensa.

Durante la reunión con el Sindic del Greuges, vecinos y hosteleros de las diferentes zonas ZAS de Valencia, han trasladado a los representantes de la oficina del sindic lo que consideran que es un "nuevo clima de diálogo existente entre vecinos y pymes", que según ellos debería permitir iniciar una nueva etapa capaz de abordar la lucha contra el ruido y el impacto del ocio, a partir de un diagnóstico eficaz y realista capaz de identificar las verdaderas causas del ruido nocturno en la ciudad de Valencia.

En este contexto, vecinos y hosteleros reclaman al sindic que los ayuntamientos definan planes eficaces que sean capaces de priorizar sus actuaciones contra las actividades ilegales como el botellón y los lateros, los músicos callejeros, el control de las tiendas de conveniencia y el comercio 24 horas que promueven el botellón, las molestias y problemas de inseguridad asociadas a la impunidad de las viviendas turísticos, junto con los horarios de los servicios de limpieza entre otros.

Vecinos que apoyan a los hosteleros

La reunión con la oficina del Sindic de Greuges ha permitido informar de la creación de la Plataforma Convivir Russafa, el Colectivo Ciutat Vella i Viva o la Asociación Vecinal y Empresarial de Ocio y Cultura Zona Xúquer. Todas ellas, integradas por vecinos, comerciantes y hosteleros y con un objetivo en común: poner en marcha planes de medidas para la protección del entorno económico, urbano y social de sus barrios con iniciativas conjuntas, dejando atrás la confrontación que se ha querido vender por parte de una minoría escasamente representativa.

Carlos Morenilla, adjunto al sindic, que ha representado a la Oficina del Sindic de Greugues, ha manifestado su interés y comprensión por los planteamientos trasladados por los vecinos y hosteleros de Valencia que deberían marcar un punto de inflexión en el debate sobre la lucha contra la contaminación acústica, y particularmente sobre la necesidad de impulsar la sostenibilidad en la actividad turística como parte fundamental del modelo económico en la Comunitat Valenciana.

Como balance de la reunión, la Plataforma se ha comprometido a trasladar al Sindic de Greuges la documentación con todas las propuestas que durante los últimos años han hecho llegar los hosteleros y vecinos al Ayuntamiento de Valencia,  para solucionar los problemas del ruido y evitar los recortes sobre la hostelería y que han sido sistemáticamente ignorados. Para lo cual, todas las asociaciones y colectivos integrados en la plataforma van a poner en marcha una campaña de recogida de firmas  dirigida específicamente al Sindic de Greuges para solicitar su amparo y activar un nuevo debate sobre la lucha contra el ruido en la ciudad.

El fracaso de las ZAS

En la reunión, se ha entregado toda la documentación técnica pertinente que pone de manifiesto que la tramitación de las medidas definitivas del Barrio del Carmen como Zona Acústicamente Saturada se ha llevado a cabo a espaldas de las partes afectadas, y que el proceso técnico resulta arbitrario e inconsistente y no cuenta con el aval científico ni el rigor necesario, siempre según ellos.

En este contexto y tras más de 20 años de ZAS en Valencia que no han resuelto el problema del ruido la plataforma ANTIZAS reclama la superación del modelo de las ZAS y la revisión de todas las zonas saturadas declaradas en la ciudad de Valencia Plaça de Xúquer, Zona Woody, Juan Llorenç y El Carmen en las que, aseguran, no se cumplen las medidas aprobadas por el propio Ayuntamiento ni el calendario de revisión de todas estas medidas, lo que he terminado provocando la degradación de todas estas zonas  y el “ahogamiento” y cierre de pymes ante las constantes acciones restrictivas por parte del Consistorio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email