Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La Policía Nacional multa a personas sin hogar por "saltarse el confinamiento"

Foto: EVA MÁÑEZ
1/05/2020 - 

VALÈNCIA. Víctor llegó hace siete meses a España huyendo de las maras de su Honduras natal. Allí conducía un taxi, pero "la 18" y la "MS" lo extorsionaban. Si no pagaba en dinero, pagaría con su vida. La historia de Víctor es la de miles de personas en Honduras. Vendió todo para poder pagarse el billete y cuando llegó a España se encontró con la dura realidad de los inmigrantes. Sin papeles no podía encontrar trabajo y acabó durmiendo en la calle.

En esas estaba cuando estalló la crisis del coronavirus, el estado de alarma y el confinamiento total de la población. Pero su casa es la calle. Su confinamiento es al raso. Todos los días va a recoger la comida cerca del antiguo cauce del Turia y, por las noches, coge la cena de la ONG Amigos de la Calle frente al edificio de la antigua delegación de la Agencia Tributaria en la calle Guillem de Castro.

Durante uno de esos trayectos, Víctor acompañaba a un amigo a Extranjería para después ir los dos a por la comida. Ambos se encontraron con una patrulla de la Policía Nacional, que lo denunció por "saltarse el confinamiento". ¿Cómo se puede saltar el confinamiento una persona que no tiene dónde confinarse?, se pregunta todavía.

La denuncia impuesta a Víctor. Foto: EVA MÁÑEZ

No es un caso único. José y María, dos ciudadanos húngaros viven, literalmente, debajo de un puente. Antes del confinamiento sacaban algo de dinero ejerciendo de gorrillas. Desde que se decretó el estado de alarma, su única forma de tener algo de dinero ha sido mendigando. A ambos los denunciaron por ello. "Ahora solo puedo ir con un vaso pidiendo", explica José, quien asegura que antes de acercarse a nadie pregunta primero, guardando las distancias, si le dan una limosna. También nos cuenta que su caso no es único, que otros compañeros han recibido sanciones parecidas a la suya y a la de María. Son sanciones de 601 euros que, obviamente, no pueden pagar.

Policía: "Es un caso excepcional"

Desde la Policía Nacional aseguran que "es un caso excepcional" y que, "obviamente, una persona que no tiene casa no puede saltarse el confinamiento". Explican que las patrullas "se acercan a las personas sin hogar para informarles de que tienen habilitados dos sitios a los que pueden acudir durante el estado de alarma, pero a las personas que deciden quedarse en la calle no se las molesta".

Preguntados por lo sucedido con Víctor y con otras dos personas que viven en la calle cuyos casos ha comprobado Valencia Plaza con la propuesta de sanción, desde el CNP explican que "esas multas no se van a poder tramitar", ya que no pueden pagarlas, y que "es posible que la patrulla las haya puesto porque se rebotaron o no cumplían con las distancias de seguridad, pero es cierto que no se puede multar por saltarse el confinamiento a quien no se puede confinar. Es algo excepcional, no se puede criminalizar a toda la policía porque se hayan puesto unas pocas multas como estas".

Es excepcional pero la casualidad quiso que en solo una tarde este periódico encontrara a tres personas sin hogar a las que la policía ha multado. Desde las ONG que atienden a este colectivo no dan crédito a lo sucedido e informan a estas personas que pueden recurrir la sanción.

Valencia Plaza se puso en contacto con la Delegación del Gobierno de València para saber qué opinan de lo sucedido y, sobre todo, para saber si van a investigarlo y si se va a tomar alguna medida. Desde la delegación justifican lo sucedido porque, aunque aseguran que no tienen constancia de esas multas, también recuerdan: "Estamos en un estado de alarma, todos los municipios han puesto albergues. El estado de alarma es de obligado cumplimiento para todos. Es una cuestión de regular la movilidad".

Sin embargo, añaden que "hay que tener sensibilidad y hacer labor de pedagogía. Son situaciones excepcionales porque se tiene mucha pedagogía porque hay que concienciar a la población, sobre todo a los colectivos más vulnerables".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email