X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la rectora no descarta un cambio en el protocolo para que se pueda actuar de oficio

La UV constituye una asesoría confidencial para investigar al profesor denunciado por acoso verbal a alumnas

30/11/2018 - 

VALÈNCIA (EP). La Universitat de València ha constituido una asesoría confidencial, integrada por cinco expertos en igualdad, para investigar al profesor de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación denunciado públicamente por alumnas por acoso verbal en las aulas.

La rectora de la UV, Mavi Mestre, tras inaugurar una jornada sobre intervención en violencia de género, ha explicado que la creación de esta comisión, en aplicación del protocolo de la Universidad, surge tras la denuncia presentada por la vicerrectora de Igualdad, Elena Martínez, autorizada y ratificada por las alumnas que hicieron público el caso.

El protocolo contra el acoso de la Universitat, que ya se ha activado en otras ocasiones, establece que para abrir un procedimiento debe haber una denuncia de la afectada o de su representante legal o de cualquier miembro de la comunidad universitaria siempre que cuente con la autorización de la afectada.

Mestre ha aclarado que el equipo rectoral ha esperado hasta este viernes a que las alumnas decidieran presentar ellas mismas la denuncia y, al no querer hacerlo, lo que "hay que respetar porque así se sienten más cómodas", ha sido la vicerrectora de Igualdad la que la ha interpuesto con su autorización. "Si no lo hubiera hecho la propia rectora", ha señalado.

En ese sentido, no ha cerrado la puerta a un cambio en el protocolo para que la Universitat pueda actuar de oficio al tener conocimiento de un caso de acoso. "Las normas de las que nos dotamos no se hacen para toda la vida sino que al ponerlas en práctica y la experiencia nos pueden ayudar a mejorar ese protocolo", ha apuntado.

Precisamente, la directora general del Instituto Valenciano de la Mujer, María Such, durante su intervención en el acto ha reivindicado "un cambio de mirada" en la violencia contra la mujer para "descargar a la víctima de la responsabilidad de tener que poner la denuncia".

 

Plazo máximo de 45 días

Al respecto, Mestre ha recalcado que la Universitat tras "la denuncia verbal" pública de las alumnas "no puede mirar a otro lado" porque "no se puede tolerar este tipo de comportamientos" y "nuestro deber como sociedad es contribuir a un mundo libre en una sociedad inclusiva donde todos nos respetemos como seres humanos".

Ahora la comisión tiene un plazo máximo de 45 días para presentar un informe y, en función de su conclusión, se adoptarán las medidas disciplinarias pertinentes contra el profesor denunciado, con el pronunciamiento de la asesoría jurídica, aunque Mestre no ha concretado cuáles pueden ser hasta que no se conozca el resultado.

Mestre, en su intervención, ha recalcado que la Universitat de València es "una universidad de todas las personas con independencia de su género, procedencia y preferencias" y ha recalcado al respecto que el comportamiento de este profesor es "inaceptable" y que este tipo de expresiones "no tienen cabida" en esta institución.

"Indignación y vergüenza"

En ese sentido, ha mostrado su "indignación y vergüenza" como "profesora, psicóloga, mujer y rectora" y ha insistido en que la UV tendrá "tolerancia cero" con "cualquier comportamiento sexista de cualquier tipo" incluida "una manifestación verbal ofensiva".

Además, ha recalcado que esta actitud es aún más "inadmisible" ya que se produce en el ejercicio de la docencia donde "no hay una igualdad ni equilibrio de fuerzas" sino "una superioridad" del profesor frente a las alumnas, que son "las más vulnerables" de toda la comunidad universitaria "ante un abuso de poder".

Por su parte, la directora general del Instituto Valenciano de las Mujeres y por la Igualdad de Género, María Such, ha recordado que solo el 2% de las denuncias por violencia de género son presentadas por el entorno de la víctima.

Por ello, ha recalcado que "hay que cambiar la mirada" para "descargar a la víctima de la responsabilidad de ser ella quien realice la denuncia". "Una broma no puede suponer un acoso para las estudiantes de la Universitat de València", ha advertido.

En ese sentido, ha reclamado comenzar a trabajar con los hombres porque se trata de un problema de los hombres que afecta a las mujeres, pero que "trasciende a las mujeres y afecta a toda la sociedad".

Por su parte, la catedrática Marisol Lila, directora del programa Contexto, ha resaltado que se trata de un programa pionero en Europa al realizar intervención y también investigación sobre los agresores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email