X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

víctima de la inflación en el país

La valenciana Germaine de Capuccini tiene 7,4 millones de bolívares atrapados en Venezuela

La firma de alta cosmética, que sopesa cerrar su filial en el país "debido a la situación política", aguarda a que mejore el cambio con el dólar para recuperar la cantidad

2/11/2015 - 

VALENCIA. Un total de 7.406.368 bolívares. Esa es la cantidad que tiene atrapada en Venezuela la firma valenciana de alta cosmética Germaine de Capuccini, según consta en las cuentas de la compañía depositadas en el Registro Mercantil. Se trata -a fecha de hoy, puesto que el tipo de cambio puede cambiar en cuestión de horas debido a la inflación que sufre la nación latinoamericana- del equivalente a 1,06 millones de euros.

La empresa radicada en Alcoy atraviesa por un buen momento tras facturar en 2014 un 9,5% más hasta alcanzar los 23,5 millones y multiplicar por cuatro los beneficios, que fueron de 415.900 euros el año pasado. No obstante, la situación política y económica en Venezuela, donde posee una filial, se ha convertido en un importante escollo para la empresa.

Sin datos oficiales disponibles con los que elaborar un análisis fidedigno, los organismos internacionales estiman en un 200% la inflación anual del país, que se halla inmerso en una acusada crisis económica que podría causar un descenso del 10% del PIB en 2016. El principal motivo de este descalabro es la caída del precio del petróleo, cuya explotación y refinación representan la principal actividad económica de la nación.

En este caldo de cultivo la situación para las empresas del país es de lo más incierta, hasta el punto que Germaine de Capuccini sopesa bajar la persiana de su filial Delorme SA. "Debido a la situación política en Venezuela, en 2014 ya no se ha realizado venta alguna. Se está estudiando la posibilidad del cierre de la actividad comercial de la misma", lamenta la firma en sus cuentas.

El problema es que cerrar y sacar el capital del país también se antoja complicado. "A causa de la situación de Venezuela, con su falta de divisas y la consiguiente dificultad para conseguir dólares, la empresa ha decidido mantener el saldo hasta lograr el cambio adecuado bolívar/dólar", responde Germaine de Capuccini a preguntas de Valencia Plaza sobre los 7,4 millones de bolívares atrapados en el país.

El auditor de la mercantil valenciana incluye al respecto una salvedad en su informe, en la que explica que el Banco Exterior de Venezuela no ha respondido a su solicitud de información para corroborar la existencia de esta cantidad. "Por tanto, se desconoce cualquier contingencia que se pudiera derivar de la respuesta obtenida", concluye el auditor.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email