GRUPO PLAZA

La variante sur de Pedralba genera un conflicto institucional dentro de Compromís

21/07/2021 - 

VALÈNCIA. La variante sur de Pedralba sigue generando problemas entre las instituciones implicadas. En esta ocasión, ha sido la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, quien ha mostrado su malestar a sus propios compañeros de partido en la Diputación de Valencia por la "inacción" a la hora de reivindicar que la obra debería pasar por otros terrenos más alejados del río Túria. Así, la variante ha abierto una nueva brecha, esta vez dentro de Compromís, que divide al equipo en la corporación provincial que lidera la vicepresidenta Maria Josep Amigó, de Més Compromís -antiguo Bloc- y a la conselleria que capitanea Mollà, de Iniciativa, otra pata de la coalición valencianista.

De esta manera, fue la propia consellera la que el pasado viernes expuso una visión crítica en el grupo de Whatsapp de la coalición, recalcando que desde su órgano de gobierno ya se había hecho "todo lo que era posible" para alejar la carretera del parque natural del Túria. Una larga lista de acciones que van desde la elaboración del nuevo Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Túria hasta enviar una carta al presidente de la Diputación, el socialista Toni Gaspar, para pedirle que estudie otros trazados. 

Aun así, la obra todavía se ajusta a día de hoy a los mandatos legales, por lo que es prácticamente imposible que la conselleria pueda luchar por impedir la construcción, teniendo en cuenta que la competencia es de la Diputación. Ni siquiera la aprobación del PORN, que calificaría como protegidos los terrenos proyectados, podría tener capacidad para frenar la carretera, puesto que su autorización es muy anterior a la entrada en vigor del nuevo documento ambiental.

Una de las rotondas proyectadas en la variante sur, cercana al cauce del río. Fuente. DIPUTACIÓ DE VALÈNCIA

En este sentido, Mollà calificó la situación de "insostenible" y dio por agotada la vía técnica, además de exigir a sus compañeros de la Diputación que despertaran "la vía política". Un camino que ya inició la propia secretaria autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón, cuando envió una carta a la Diputación para pedir que abandonasen el proyecto actual y buscasen uno nuevo, a pesar de que reconocía que la obra era legal. Con todo esto, la conselleria echa en falta el apoyo de sus compañeros de partido en el ente provincial, a quienes afea su "falta de movimiento". 

Algo que no ha sentado especialmente bien a los diputados provinciales de Compromís, quienes consideran que el "malestar" de Mollà debería estar dirigido al PSPV, partido que mantiene las competencias de Carreteras en la Diputación de la mano de Rafa García. En este sentido, fuentes del grupo, aseguraron a este diario "entender el enfado" de la consellera, pero insistieron en su poca capacidad de maniobra en esta situación además de lamentar, no obstante, la dureza de la crítica de su compañera.

Un reproche que, según fuentes próximas a Amigó, debería estar dirigido a los socialistas o al propio Ayuntamiento de Pedralba, gobernado por el Partido Popular, que ha "presionado" a lo largo de muchos años para que la carretera se construya tal y como está proyectada. 

En la otra orilla, el punto de vista desde la conselleria es bien distinto, e incluso amplían la crítica a otras situaciones que han tenido lugar últimamente como el proceso de disolución de Divalterra, o la reciente sentencia sobre las depuradoras de Egevasa que anula la concesión de una treintena de convenios, en la que a su juicio, Compromís no ha tenido una voz destacada. "Saben hacerse bien los muertos", concluyeron fuentes próximas a Mollà, que reivindican mayor acción política del grupo de la Diputación.

Pedralba se querella contra Tuzón y Gaspar

El último capítulo de la variante sur de Pedralba se hizo público la semana pasada, cuando trascendió la querella que el Partido Popular del municipio había presentado contra la secretaria autonómica Paula Tuzón y el presidente de la Diputación, Toni Gaspar. Según el consistorio, ambos habrían incurrido en delitos de prevaricación.

Tuzón por haber actuado "por voluntad o intereses particulares", al haber lanzado diversas maniobras para "impedir" la construcción de la carretera tal y como se había proyectado en el inicio. En el caso de Gaspar, la prevaricación sería por omisión, al estar retrasando la Diputación la construcción de la vía a pesar de no existir ningún impedimento legal. 

Por el momento, el juzgado ha abierto diligencias sobre el caso para averiguar qué es lo que ha sucedido, aunque todavía no ha apuntado a ninguna de las dos personas señaladas por el Partido Popular: "No están determinadas las circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido", esgrimía la resolución. Así, la justicia tan solo se ha abierto a investigar las posibles responsabilidades. 

Paula Tuzón y Toni Gaspar

La variante sur de Pedralba se aprobó en el año 2015 con el gobierno del Partido Popular todavía en la Generalitat Valenciana y en la Diputación de Valencia, e incluso recibió una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para poder empezar la obra. Sin embargo, en el año 2016, con la llegada del Botànic, se decretaron medidas cautelares durante tres años porque se iba a redactar el nuevo PORN del Túria, que declararía como protegidos los terrenos donde se iba a construir.

El PORN del Túria, sin embargo, no salió adelante en esos tres años, por lo que las medidas cautelares decayeron y la Diputación se volvió a poner en marcha con la ejecución en 2019. Para ello, pidieron una ampliación de la Declaración de Impacto Ambiental a la Conselleria, que se retrasó más de un año hasta 2020 por un recurso de la Plataforma del Paisaje. Unos hechos que ya en su momento suscitaron amenazas de denuncia por parte del Ayuntamiento de Pedralba, que consideraban todo el proceso una "maniobra de distracción" para seguir posponiendo la carretera sin apoyo legal. 

Aun así, finalmente, la Conselleria se vio legalmente obligada a expedir esta ampliación de la DIA hasta 2022, puesto que no había ningún cambio normativo ni legal que así lo impidiera. En abril de este mismo año, nuevamente, la Plataforma del Paisaje intentó impugnar el documento ante el TSJ, pero la medida fue denegada. 

Todo un via crucis judicial e institucional que ha postergado la construcción de la variante sur de Pedralba durante años. Así, la Diputación de València y concretamente el área de Carreteras que dirige Rafa García no ha podido empezar materialmente la ejecución de la obra, aunque sí que ha llevado a cabo procesos como por ejemplo la expropiación de algunos de los terrenos donde se construirá. Algo que para el Ayuntamiento no es suficiente, por lo que también han incluido a su máximo responsable, Toni Gaspar, en la querella. 

Manifestación del Ayuntamiento para pedir la variante sur ante la Diputació. Foto: EVA MÁÑEZ

Actualmente, la variante sur de Pedralba cuenta con todos los criterios legales para ser construida, incluso a pesar de que saliera adelante el nuevo PORN del Túria. Por ello, agotada la vía técnica, Paula Tuzón envió una carta a Toni Gaspar en la que le pedía que estudiara otros trazados. Un hecho que se presenta complicado, ya que la Diputación ya ha explicado que de los cuatro proyectos que se estudiaron, el actual es el único "viable". Además, también lamentan que perderían alrededor de 400.000 euros ya gastados en expropiaciones y otras cuestiones. Aun así, con todo, la Conselleria parece interesada en seguir explotando la vía política, alentando las acciones de Compromís en la corporación provincial. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email