GRUPO PLAZA

LOS JURISTAS NOGUEIRA Y BOIX HAN ELABORADO UN INFORME SOBRE SU IDONEIDAD AMBIENTAL

La ventaja del suelo industrial ya disponible: la vía de Valpark para captar fondos Next Generation

14/10/2021 - 

VALÈNCIA. La reactivación del parque industrial y logístico de Valpark, ubicado en el municipio de Vallada, es uno de los principales objetivos que persigue el ayuntamiento. Se trata de una actuación destacada, ya que actualmente, el consistorio se encuentra entre los más endeudados de España como consecuencia de la deuda que arrastra tras la gestión fallida de esta zona industrial paralizada desde 2009. Para ello, apuestan por la llegada de fondos europeos para cambiar el panorama: de proyecto fracasado, a macropolígono industrial con capacidad para relanzar la comarca de la Costera.

Con este objetivo el consistorio y la empresa Gobernanza Industrial trabajan en un Plan de Resiliencia con el que optar a los fondos europeos y poner en funcionamiento un millón metros cuadrados que, hasta ahora, solo han aglutinado una deuda que asciende a casi 29 millones de euros. Como parte de la defensa de este plan como revulsivo en la comarca, los juristas Alba Nogueira y Andrés Boix han elaborado un informe, solicitado por la administración local, sobre las ventajas del uso de suelo industrial ya disponible, como es el caso de Valpark.

Cabe recordar que el parque industrial de Vallada se encuentra urbanizado al 35% y no se ha realizado por fases, por lo que no hay ninguna parte lista para su uso. En este momento, esta área no dispone aún de agente urbanizador para ser completado, por ello desde la administración local reclaman la utilización de los Next Generation para finalizar la urbanización del parque con el objetivo de su puesta en marcha.

En este sentido, desde el ayuntamiento destacan que numerosas empresas se han interesado por esta ubicación. Su ubicación entre la autovía A-35 y la línea de ferrocarril Valencia-La Encina, un tramo considerado como prioritario por la estrategia europea, o la disponibilidad de parcelas de gran tamaño, sol algunos de los baluartes de este proyecto. A ello se suma que se trata de unos terrenos aptos jurídicamente y estructuralmente transformados. "Se trata de un suelo que puede considerarse a efectos ambientales como transformado, aunque los usos industriales no se hayan establecido en ningún momento por no haberse completado la urbanización", señalan en el informe

Así, el documento elaborado por Nogueira y Boix pone sobre la mesa la tesis de que, en caso de que las administraciones públicas necesiten suelo industrial, utilicen aquel que y esté listo jurídicamente y físicamente. De este modo, frente a otras alternativas equivalentes con la misma finalizad y en una zona similar, defienden el aprovechamiento de aquellos suelos industriales que ya estén en proceso de estar desarrollados, ya que supondría una ventaja "a la luz del marco jurídico vigente en materia de evaluación de impacto ambiental". "El informe plantea es si esto que es de sentido común también es una obligación jurídica, y la conclusión es que sí. A día de hoy cualquier proyecto mínimamente ambicioso de transformación de suelo requiere una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y, poco a poco, estas DIA y la evaluación de alternativas son más exigentes", argumenta Boix.

Entre las cuestiones que harían más sostenible el uso de suelo ya disponible frente a otras opciones equivalentes sin desarrollar físicamente y jurídicamente, se encuentra el hecho de que se trata de un recurso no renovable. "Cualquier plan o proyecto que deba someterse, respectivamente, a evaluación ambiental estratégica o evaluación de impacto ambiental deberá tomar en consideración como un factor central de los estudios y las declaraciones de evaluación ambiental estratégica o de impacto ambiental su impacto en el suelo", explican en el documento. Así como en la necesidad de un estudio de las alternativas "efectivo, real y completo": "la omisión de un estudio real de alternativas y de la valoración de la alternativa cero puede provocar la nulidad del proyecto", recuerdan.

La sostenibilidad, clave en los fondos europeos

A esta primera conclusión, la importancia de tener en cuenta el uso del suelo para la declaración de impacto ambiental del proyecto, el informe jurídico hace hincapié en una segunda cuestión: la importancia de la sostenibilidad en la estrategia de valenciana de recuperación a través de los fondos europeos. "En el marco de los Next Generation, aún es más exigible que, antes de empezar nuevos proyectos que consuman suelo y territorio, se aprovechen los que ya están siendo transformados", analiza el profesor Boix.

Estas conclusiones acerca del uso de suelo industrial y el aprovechamiento de los fondos europeos de recuperación se corresponden, según el documento, con la situación de Valpark. "Si las administraciones consideran que hace falta suelo industrial en ese radio de acción en el que se encuentra Valpark, es evidente, que los fondos europeos deben id primero a acabar ese proyecto que ya está, que no a crear proyectos que puedan servir para la misma finalidad y demanda", sugiere Boix. Eso sí, puntualiza que esto ocurriría en el caso de que no haya otro elemento adicional que no se encuentre en la opción del parque logístico de Vallada.

Foto: KIKE TABERNER

Entre las principales cuestiones que destacan los juristas sobre el caso de Valpark se encuentra, no solo la ubicación y la disponibilidad de parcelas, sino la posibilidad de cumplir con los plazos para poder optar a los Next Generation. "El hecho de que su situación jurídica permita su desarrollo inmediato y rápido convierte este suelo industrial en particularmente apto para la ejecución de proyectos de esta índole, que tienen la agilidad y búsqueda de plazos de ejecución cortos como uno de los elementos estructurales que determinan la priorización de inversiones", argumentan. 

Así, se trataría de un proyecto que "desde una perspectiva estratégica de optimizar la posibilidad de utilizar fondos europeos, es muy interesante", señala Boix, frente a propuestas equivalentes que todavía deberían transformar la zona y cambiar su uso para poder acoger empresas.

El documento también se pronuncia sobre las posibilidades que tendrían otros proyectos similares frente a la vía de Valpark: "en caso de que se trate de una oferta de suelo industrial que sustancialmente se superponga, no superaría fácilmente una evaluación ambiental como la exigible jurídicamente en estos momentos", destacan. "En caso de localizaciones alternativas que totalmente o en lo sustancial, por su localización y acceso a vías de transporte, se superpongan o solapen en cuanto a la oferta de suelo industrial, la existencia de más de medio millón de metros cuadrados efectivamente disponibles que se podrían emplear como alternativa viable inmediata directamente impediría una evaluación ambiental positiva de esos posibles proyectos concurrentes, salvo si pudieran aportar algún otro condicionante o beneficio ambiental o de localización diferenciada que permitiera compensar este elemento", añaden.

Boix va más allá e incluso apuesta por aplicar esta lógica, a partir de este ejemplo, al uso de los recursos por parte de las administraciones: "se trata de un proyecto donde visualiza muy claramente que habría que apostar por este suelo, pero como precedente puede ser muy interesante para otros casos no tan evidentes, para introducir esta lógica en la utilización de los recursos por parte de la administración", asegura. Por el momento, el Plan de Resiliencia para el Parque Logístico y Empresarial de Vallada continúa persiguiendo su objetivo de captar parte de los fondos Next Generation, tras celebrar una nueva reunión con el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España en el mes de septiembre.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme