GRUPO PLAZA

pese a ENCADENAR 'NÚMEROS ROJOS' el fondo de maniobra es amplio

La Española baja un 4,5% la facturación hasta 71,3 millones en la pandemia y mantiene las pérdidas

21/01/2022 - 

ALCOY. La pandemia y el confinamiento tras el Estado de Alarma en 2020 llevó a que, durante meses, los aperitivos en casa suplieran a las salidas a las terrazas y establecimientos hosteleros. La demanda de productos como las conservas de aceitunas en supermercados disparó el negocio de empresas de la provincia de Alicante como la de la marca alcoyana Aceitunas Serpis o Aceitunas Cazorla. Otra de las compañías emblemáticas en conservas de olivas, La Española, con sede en Alcoy acaba de hacer público el resultado de su ejercicio de 2020. Así, encadena su quinto año en pérdidas, si bien su resultado a la baja solo dista en un 0,78% al de 2019. Según las cuentas de en el año de la pandemia, la firma alimentaria sigue ahondando en 'números rojos', aunque en cifras prácticamente similares a las del año anterior. Esos números alcanzan los 2,57 millones de euros (2,55 millones de pérdidas en el último año prepandémico).

Ese año, precisamente, la empresa reducía en un 10% las pérdidas frente al año 2018 y la tendencia parece haberse estancado. No obstante, la familia Alberola, propietaria de la empresa, muestra en su informe de gestión que "la sociedad sigue mostrando una situación financiera saneada debido a su alto componente de fondos propios y un fondo de maniobra muy positivo que le permite tener liquidez para los próximos ejercicios". De hecho, al igual que el año anterior, confían en las medidas de eficiencia adoptadas en los últimos ejercicios para volver a la senda del beneficio a corto plazo.

Las pérdidas de la firma alcoyana se reducían en 2019 en un 10% hasta los 2,55 millones después de rozar los los 3 millones de euros dos años antes, de forma que, a pesar de que en 2020 la cifra fue un 0,78% mayor, la contención del resultado negativo se mantiene. Ya van cinco años desde que La Española no cierra con beneficio. El año 2015 la compañía alcoyana ganó más de 4 millones de euros y después viró, tras el aumento en los costes de la materia prima. Desde ese momento, la compañía ha realizado medidas comerciales y de producción para recuperar la tendencia al alza.

En 2020, además, hubo un retroceso en el volumen de negocio, y las ventas de la empresa aceitunera cayeron un 4,5% desde los 74,7 millones de euros que ingresó en 2019 hasta los 71,3 millones de euros con los que cerró el último ejercicio. En 2017, la cifra de ventas era la mayor, con 83,3 millones de euros. El ajuste de precios desde hace varios ejercicios lleva a reducir ese volumen de negocio. 

Desde la empresa aseguran en su informe de gestión que mantiene "un alto porcentaje de su cifra de negocio en un solo cliente. Los acuerdos con este cliente influyen de forma significativa en la actividad de la sociedad, por lo que su facturación y resultados futuros podrían verse afectados por esta circunstancia". De este modo, apuntan desde la empresa alcoyana que "los resultados del ejercicio no han sido los esperados debido a la bajada en la cifra de negocio y a que el margen bruto sigue siendo bajo, lo que ha provocado nuevas pérdidas en este ejercicio". La Española vende casi totalmente en el mercado nacional, fundamentalmente a supermercados y grandes superficies (fabrica la marca propia de Mercadona), y destina una parte testimonial a exportaciones.

Previsión de aumento

En el mismo documento en el que la compañía reflejan los pormenores del ejercicio de 2020, desde la Española prevén "un aumento del resultado en el próximo ejercicio debido a la puesta en marcha de medidas como subidas de precios de venta, bajada en los costes de materias primas y mejoras de la productividad en el proceso de fabricación enfocadas a reducir costes y subir el margen bruto".

La firma, que empleó de media a 174 personas (105 hombres y 69 mujeres, seis menos que en 2019). El gasto de personal bajó desde los 6 millones de 2019 hasta los 5,8 millones de euros en 2020. La Española, como otras firmas del sector agroalimentario, fue considerada actividad esencial.

En concreto, el 42% de las compras de la empresa se efectúa a Andalucía, el 35% se adquiere en la Comunitat Valenciana, en el resto de España el 16%, y el resto del mundo un 7%. La sociedad, en su balance a 31 de diciembre de 2020 presentó unas existencias de materias primas y otros aprovisionamientos por importe de 7,5 millones de euros, en su mayoría aceituna.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email