GRUPO PLAZA

La inflación deja desierta la obra del museo de la cerámica en la Real Fábrica de l'Alcora

25/07/2022 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de l'Alcora se ha visto obligado a declarar desierta la adjudicación de las obras de rehabilitación de la Real Fábrica de Loza y Porcelana del Conde de Aranda para su conversión en Museo de la Cerámica. El consistorio ofrecía casi 2 millones de euros (1.936.440, exactamente) por los trabajos, pero el aumento de los costes de las materias primas y del material de obra por la inflación ha provocado que ninguna empresa haya presentado oferta al entender que el importe económico es insuficiente, aseguran fuentes municipales.

En consecuencia, la segunda fase del proyecto de conversión del antiguo complejo industrial en espacio museístico, centrada en la zona fundacional de la Real Fábrica, deberá esperar varios meses más para su ejecución. Y ello a pesar de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya ha comprometido el pago de una subvención de 1,4 millones de euros con cargo al programa del 1,5% cultural.

Nueva licitación

En esta tesitura, lo más probable es que el consistorio que dirige el socialista Samuel Falomir licite de nuevo las obras por un importe económico superior y asuma ese sobrecoste, admiten las citadas fuentes municipales. De hecho, este lunes el alcalde alcorense se reunirá con los técnicos municipales para valorar las distintas opciones para ejecutar las obras de la Real Fábrica. En este sentido, el sobrecoste que se deba aplicar al contrato lo debería asumir el Ayuntamiento, ya que la subvención del Gobierno ya está aprobada.


La rehabilitación en ciernes dará continuidad a los 16 sondeos estratigráficos que fueron realizados entre abril y junio del año pasado para conocer el estado de conservación de los elementos cerámicos originales y para analizar las pinturas murales y el estado arquitectónico de la fachada principal de la Real Fábrica, recayente a la avenida Castelló. Esos sondeos confirmaron la existencia de una planta sótano en la zona fundacional, pavimento cerámico en el área de la escalera, así como el hallazgo del acceso original al complejo fabril por la avenida Castelló.

La zona fundacional de la Real Fábrica albergará, tras su rehabilitación, el futuro Museo de la Cerámica, un viejo anhelo de l'Alcora. La superficie de esta zona expositiva será de 1.725 metros cuadrados repartidos en dos alturas y sótano, más otros 429 metros de patios y espacios exteriores.

Casi año y medio de obras

Las obras de rehabilitación, de momento en compás de espera, se prolongarán durante 16 meses y arrancarán con la retirada del amianto y la recuperación de las pinturas y del pavimento original. También se saneará la madera de las cubiertas y se reconstruirá la fachada principal. La nave de la zona fundacional de la Real Fábrica será diáfana y mantendrá en su estado original elementos interiores como los soportes de ladrillo. Por último, se sacará a la luz el sótano cerrado existente bajo la nave fundacional.

El único elemento arquitectónico de nueva construcción será el módulo que albergará los aseos del futuro Museo de la Cerámica. En el exterior, el proyecto de rehabilitación aboga por ampliar la acera de la Real Fábrica y reducir el tráfico y las plazas de aparcamiento en la avenida Castelló y la calle Fábrica.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme