GRUPO PLAZA

plan de estabilización

Las oposiciones de enfermería se saldan con solo un 16,5% de aprobados

Foto: EP
16/06/2021 - 

VALÈNCIA. Los resultados de los exámenes de las Ofertas de Empleo Público de la Generalitat siguen siendo un destrozo sin matices. Especialmente en las convocatorias del plan de estabilidad para el personal interino de la Generalitat que busca en última instancia reducir la temporalidad en la Administración, como ya informó este diario

La última muestra de cómo se están resolviendo estos procesos selectivos llegó este martes con la publicación de las notas del cuerpo A2 de administración sociosanitaria (enfermería) en la convocatoria de turno libre de 2018. Un examen en el que el porcentaje de aspirantes aprobados apenas alcanza el 16,5%, lo que sitúa a esta categoría cerca de la media de suspensos del grueso de convocatorias que forman parte de este plan de estabilización. 

De un total de 206 aspirantes que se presentaron para las 40 plazas ofertadas por la Generalitat, tan solo 34 personas han logrado superar las pruebas, según informó UGT este martes. Una circunstancia que desde el propio sindicato ven especialmente con preocupación por tratarse del colectivo que se trata en las circunstancias actuales; en mitad de una pandemia. "Nos encontramos con un porcentaje bajísimo de aprobados y plazas desiertas nada más comenzar... Esperemos que la Generalitat pueda sacar sus propias conclusiones", advierten. 

Tal y como ya informó Valencia Plaza, los primeros exámenes de las OPE de 2017, 2018 y 2019 se está saldando con un alto índice de suspensos. La media se encuentra actualmente en un 85% de suspensos en convocatorias de grupos A1, A2 y C1. En este último caso, la prueba solo consta de una fase y el suspenso por tanto significa directamente quedarse fuera del proceso selectivo, mientras que en los dos anteriores, el suspenso implica no solo eso sino no tener la opción de formar parte de las bolsas que se constituyan por la nueva Ley de Función Pública. 


El quid de la cuestión, según denuncian sindicatos como CSIF, se centra básicamente en que los exámenes son difíciles, pues recuerdan que ya advirtieron a la Generalitat que las convocatorias debían tener menos temario y que este debía adaptarse a las funciones que realmente se realizasen en cada uno de los puestos de trabajo que se pretendía cubrir con funcionarios. Dos cuestiones que, no obstante, garantizan que no se han tenido en cuenta a la hora de plantear las pruebas. "Lejos de reducirse se ha visto incrementada", explican en relación a la cantidad de materia. 

Conviene matizar que estas convocatorias, aunque están enmarcadas dentro de un proceso de estabilización, el proceso se encuentra abierto a cualquier aspirante que quiera probar suerte. Es decir, que no está limitado al personal interino, si bien este tiene mayor facilidad para obtener una plaza en caso de aprobar el examen porque en la fase de concurso es el colectivo que más puntos puede sumar por los meses de experiencia laboral que tienen en la Administración. 

Sin embargo, el grueso de interinos que no superan la primera prueba está siendo elevado porque, explican, también pueden dedicar menos tiempo a la preparación de los exámenes al compaginarlo con el trabajo que ya desempeñan en la Generalitat. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email