Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

PIDEN ADELGAZAR lOS NIVELES

Las universidades cuestionan hasta 7 puntos del Decreto de Plurilingüismo

Los expertos en Filología de la UV y la UA, que ya contribuyeron a la redacción del borrador legislativo, proponen suprimir los niveles básicos y las exenciones territoriales

28/10/2016 - 

VALENCIA. Tras haber colaborado estrechamente con el conseller Vicent Marzà para redactar el Decreto de Plurilingüismo, el Instituto Interuniversitario de Filología Valenciana (IIFV), mediante las unidades de las Universidad de Alicante (UA) y de Valencia (UV), ha elaborado un informe con una serie de “propuestas de mejora”. En concreto, el texto académico cuestiona siete puntos del borrador oficial, entre los que se recomienda la eliminación de los niveles básicos y de las exenciones territoriales.

En líneas generales nos parece un decreto aceptable y realista, pero matizable”, asegura Miquel Nicolás, filólogo de la UV y coordinador de dicho informe. Mantiene un tono conciliador con respecto al texto de Marzà, en tanto que constituye “un avance con respecto a lo que teníamos”, pero considera que debería haber sido “más contundente” en la implantación del valenciano. Aunque desde las universidades asumen la dificultad de modificar el texto final, ya abordado en Mesa Negociadora, querían “dar su opinión” tras haberse involucrado tan activamente en la génesis, pese a asumir “que están en todo su derecho de prescindir de nuestras aportaciones”.

“En su momento hicimos un informe, en gran parte respetado, pero que no se corresponde con nuestra arquitectura de niveles”

Cabe recordar que la Conselleria de Marzà contó con la participación de expertos en Filología de los campus de Alicante, Valencia y Castellón (UJI) para la redacción de dicho decreto. Con ellos se reunieron personalmente el director de Política Lingüística y Gestión del Multilingüismo, Rubén Trenzano, y el director de Política Educativa, Jaume Fullana. Ahora son los filólogos consultados quienes plantean dudas. “En su momento hicimos un informe, en gran parte respetado por el Consell, pero que no se corresponde con nuestra propuesta en lo referente a la arquitectura de niveles”, manifiesta Nicolás. Incide en “la necesidad de una estructura más simplificada”.

Dicho informe hace un recorrido por la política lingüística de los últimos años en la Comunitat para, a continuación, enumerar hasta siete “puntos débiles” que podrían ser susceptibles de mejora. El primero de ellos es la escala de niveles, de la que directamente eliminaría los más bajos: Básico I y II. “La Llei d’ús i ensenyament del valencià (LUEV) establece que los niños deben tener un dominio equiparable en ambas lenguas, pero creemos que esto se consiguen partiendo de los niveles intermedios”, explica el coordinador. Por ello, su sugerencia es una escala simple de tres alturas: Básico, Intermedio y Avanzado.

Apelan a la misma LUEV para referirse a las exenciones territoriales, sobre todo en los niveles de Bachillerato, por cuanto pueda afectar a las pruebas universitarias. “Irán reduciéndose en el tiempo”, valora el experto, quien sin embargo admite que la ley impide hacerlo ya. "Ha quedado envejecida y habría que hacer una nueva", argumenta. “Mientras no dispongamos de un nuevo marco legal y no se haga un enorme esfuerzo de pedagogía, aún habrá valencianos que seguirán manteniendo actitudes de desafección contra el valenciano, que e debería percibir como patrimonio compartido sin excepción”, dice el texto.

Mapa de multilingüismo

Asimismo se insta a que todos los centros con capacidad para asumir el nivel Avanzado lo hagan, de modo que el 50% de la población a escolarizar se forme en el mismo. Y aunque se destaca que el decreto otorgue “mayor capacidad de decisión a los centros”, también se propone que la Conselleria pueda revocar la decisión adoptada “cuando entre en conflicto directo con los informes de la asesoría de lenguas y la inspección educativa”.

El quinto punto fundamental pasa por reducir el calendario de implantación del modelo de multilingüismo, previsto para abarcar todos los niveles a siete años vista, algo que las universidades querrían reducir a cuatro. Esto significaría que el modelo estaría operando por completo en 2020.  También se busca “incrementar el papel que deberían tener las segundas lenguas extranjeras en un diseño auténticamente plurilingüe”, algo que conecta finalmente con la elaboración de un mapa total del multilingüismo a cargo de expertos.

"Todo esto evitaría movernos en el terreno de la especulación, intercambiando conjeturas y refutaciones”, reza el texto. El portavoz de la UV destaca “la voluntad de escucharnos por parte de la Generalitat” y entiende “la dificultad que tiene poner de acuerdo e involucrar a toda la sociedad valenciana”, con la diversidad lingüística y las reclamaciones cruzadas que comporta. “Consideramos positivo que hayan dejado este tiempo de reflexión e insistimos en que la arquitectura nos parece adecuada, solo hacemos propuestas de mejora", concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email