Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 8 de marzo y se habla de corrupción covid-19 PAI Benimaclet 8m
GRUPO PLAZA

tribuna de opinión

Las ventajas que ofrecen los fondos de inversión

El experto del Observatorio Inverco recomienda una serie de pautas para poder canalizar el ahorro en este vehículo de inversión apto para todos los perfiles de riesgos

17/03/2016 - 

MADRID. En términos financieros, ahorrar significa guardar dinero como previsión para necesidades futuras. Requiere un importante esfuerzo al tener que reservar una parte de los ingresos ordinarios y genera estabilidad financiera personal y también mental. Dada su importancia, la gestión del ahorro requiere tiempo y dedicación y el uso de productos financieros sencillos y flexibles, con un amplio abanico de posibilidades y ventajas.

Todas estas son cualidades que cumplen los fondos de inversión, cuya oferta disponible está diferenciada por activos financieros (fondos de renta fija, renta variable, mixtos, etc.), diversas y variadas estrategias explicadas en la política de inversiones de su folleto (fondos garantizados, direccionales, de rentabilidad absoluta, etc.), diferentes niveles de riesgo indicado en un sencillo gráfico (perfil de riesgo y remuneración) y, finalmente, por diversos plazos de inversión, según las estrategias y el horizonte de la inversión.

La obligada diversificación de las carteras de los fondos de inversión es un aspecto fundamental que reduce su volatilidad y, por lo tanto, el riesgo final de la inversión. Todos los fondos de inversión están sujetos a un estricto y continuo control de riesgos, tanto por los equipos de control independientes en las propias gestoras como por el supervisor (la CNMV en el caso de España). Otra ventaja menos conocida, pero de máxima relevancia, es que los fondos de inversión están fuera del balance de los bancos y, por lo tanto, no están sujetos a sus posibles riesgos.

Una vez analizadas las características de los fondos constatamos que son una vía muy interesante y eficiente para canalizar nuestro ahorro. Pero para optimizar su uso, y nuestra inversión, hay una serie de aspectos importantes que debemos tener en cuenta.

Ante la amplia oferta de fondos de inversión que tenemos disponible debemos conocer de antemano nuestro perfil inversor, para seleccionar un producto que cubra nuestras necesidades de inversión, desde el punto de vista del binomio rentabilidad/riesgo.  Un buen asesoramiento se basará en la perfilación del inversor para analizar la situación de rentas, el grado de aversión al riesgo, el horizonte de inversión y, en su conjunto, la diversificación de la cartera global para que las inversiones se adecuen al perfil de riesgo del inversor y así sus expectativas de rentabilidad. 

El aspecto del plazo al que vamos a realizar la inversión es muy relevante. Todos los fondos especifican claramente en su DFI (documento de datos fundamentales para el inversor) el  plazo indicativo o recomendado de la inversión. Cuando los mercados entran en una fase de mayor volatilidad, y cuanto mayor es el indicador de riesgo del fondo en cuestión, es absolutamente fundamental cumplir ese plazo de inversión para que las expectativas de rentabilidad se puedan conseguir. Por tanto, e independientemente del perfil inversor y para tener margen temporal, nuestro horizonte de inversión debe ser igual o superior al plazo indicativo de la inversión.

También la propia operativa de los fondos de inversión presenta una ventaja al ofrecer una herramienta que resulta muy cómoda y flexible, como son las suscripciones periódicas automáticas. Podemos establecer una cuantía y una frecuencia para realizar suscripciones de forma automática, lo que facilita mucho la generación y gestión continuada del ahorro. 

Por último, y no menos importante, cabe destacar la atractiva fiscalidad de los fondos de inversión. Es un producto que se puede movilizar o traspasar a otro, sin obligación de tributar por las plusvalías generadas hasta que no se reembolsa el fondo. Esta característica nos permite ir gestionando el capital  a medio plazo y capitalizando las plusvalías, de acuerdo a los ciclos económico-financieros sin implicar cargas fiscales anuales. 

En definitiva, los fondos de inversión se convierten en una magnífica alternativa para los ahorradores particulares. Su diversidad, flexibilidad y atractivas ventajas nos facilitan y optimizan la gestión de nuestro ahorro. 

César Martínezes miembro del Observatorio Inverco

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email