GRUPO PLAZA

Las ganaderías de Torás afectadas por el incendio de Bejís: "Fue un infierno"

23/08/2022 - 

CASTELLÓ. Ganaderías y cultivos del término municipal de Torás se han visto afectadas por el fuego del incendio de Bejís que ha calcinado más de 20.000 hectáreas y que permanece estabilizado desde el pasado domingo. Uno de los ganaderos, que ha perdido seis terneras, relata que fue "un infierno" que no les permitió trasladar a algunos de los animales. Aún así, afirma que han tenido "suerte" porque la mayoría se ha salvado. Granjas de vacuno, cerdo y pollos así como cultivos arbóreos que "tardaremos mucho tiempo en recuperar" han sido los afectado, según ha señalado el alcalde, Carlos del Río, en declaraciones a Europa Press Televisión.

Según del Río, el incendio en esta zona "ha arrasado la totalidad de este término municipal" y el núcleo urbano se vio "rodeado por las llamas" porque el fuego llegó desde Bejís "como una exhalación". Ahora se encuentran inmersos en las labores de reconstrucción para "arreglarlo todo". "Por desgracia este incendio ha sido algo que no olvidaremos", ha manifestado del Río quien ha lamentado la "herencia perdida" por este incendio forestal: "Una labor de muchos años que iniciaron nuestros bisabuelos y que ha pasado de generación en generación, y esa herencia se ha quemado".

Un sentimiento de impotencia que también comparte el ganadero Manolo Raimundo Martí, quien ha narrado el "infierno" que vivieron en su granja a causa del incendio que no les permitió trasladar a algunas de las vacas de su ganado debido a la rápida propagación del fuego. "Fueron unas horas muy difíciles y de muchos nervios. Era como una bola de fuego que iba rápido por el viento", ha señalado este vecino de Torás quien ha admitido que han tenido suerte porque solo han tenido que lamentar la pérdida de seis terneros.

"Cargamos diez vacas mansas en un camión pero, al tener todos los accesos cortados, nos tuvimos que ir y dejar el camión porque si nos quedábamos todos íbamos a perder la vida", ha relatado.

"Lo dábamos todo por perdido"

En la granja de Manolo este martes todavía son visibles los efectos de un incendio que ha calcinado buena parte de sus instalaciones como los cercados, un establo, los pastos para las vacas y un almacén que ha quedado reducido a cenizas. Cuando pudieron regresar a su granja junto a los bomberos se encontraron con una imagen "desoladora" e "imborrable" con todo el entorno natural arrasado por las llamas. "Lo dábamos todo por perdido pero, al final, la gran parte de los animales estaban bien, hemos tenido suerte porque lo normal es que hubiera desaparecido todo", ha asegurado.

En esta ganadería intentan volver a la normalidad y agradecen la ayuda de compañeros de otras explotaciones ganaderas de localidades vecinas y de la provincia de Teruel que les han permitido alimentar a los más de 80 animales que conforman su ganado. No obstante, lamentan los daños que se han producido en el entorno natural porque "ya nunca lo veremos tan bonito como estaba, ya no lo veremos nosotros", ha asegurado este ganadero que considera que este incendio ha evidenciado que el bosque sigue "muy perdido". "Se tiene que limpiar, la ganadería ya no va, la gente no puede coger su leña y al final el monte lo pierdes", ha manifestado.

Pese a esta situación de angustia que vivieron, Manolo ha afirmado que el fuego no podrá con su granja, por la que siente un gran arraigo, y ha admitido que seguirá luchando por la ganadería porque "es mi oficio y mi ilusión".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme