GRUPO PLAZA

La 'proptech' Libeen trae a València su modelo para comprar un piso con el pago del alquiler 

27/05/2021 - 

VALÈNCIA. El acceso a la vivienda se ha convertido en una misión imposible para muchas personas, especialmente para los jóvenes. Los salarios y la inestabilidad laboral dificultan la capacidad de ahorro, y por ende, la entrada inicial del 20% necesario para la adquisición de un piso. Con el fin de "democratizar" la compra de un inmueble y poder hacer frente a ese desembolso nacía hace unos años la proptech Libeen, cuyo modelo permite al cliente comprar una casa usando el alquiler mensual. Ahora, la firma desembarca en València con más de 60 pisos disponibles en pleno centro de la ciudad.

La compañía fundada en 2019 por José Manuel Cartes y Sofía Iturbe, ofrece a sus inquilinos la posibilidad de elegir una propiedad y, pagando la mensualidad del alquiler y una entrada inicial del 5%, hacerse con el inmueble. Los precios fijados para ese alquiler son de mercado y el plazo de tiempo de pago de 3, 5 ó 7 años en función de las necesidades de cada cliente. "Libeen es un producto creado para solucionar el problema de acceso a la vivienda en España que se extiende a un target desde los 25 hasta los 45 años", explica su CEO y fundador José Manuel Cartes.

"Se trata, por tanto, de un alquiler con opción a compra adaptado", puntualiza. De este modo, con la aportación de esa entrada inicial del 5% y el alquiler mensual, la firma asegura que consigue ahorrar el 20% necesario para entrar en la hipoteca. Ni las cuotas ni el precio final aumentan con el paso del tiempo."Para una vivienda de unos 300.000 euros se necesitarían unos 90.000 euros de entrada y hoy en día casi nadie tiene eso ahorrado. Por eso, nosotros ofrecemos diferentes plazos y mejores condiciones de financiación a los clientes por los acuerdos que tenemos con las entidades bancarias", destaca.

Precisamente fue esta dificultad y varios años de alquiler lo que impulsaron a este emprendedor a montar la compañía. "Llevo años viviendo de alquiler y haciendo cálculos me di cuenta de que podría haber tenido casi la casa entera pagada. Y, en base a eso, pensé en un modelo que facilitara el acceso a un piso porque hoy por hoy es un problema social y estructural en España", comenta.

De hecho, la flexibilidad es uno de sus valores añadido y, por eso, cuenta con diferentes plazos de compra del inmueble con el fin de adaptarse a la realidad de cada cliente. Así, en el tercer año el inquilino decide si quiere seguir adelante con la compra o no. En caso de no ser así, los pagos serían como el alquiler normal. En las siguientes años la compra sí sería obligada aunque si surgiera cualquier problema "siempre se podría extender el plazo, renegociar con los bancos o incluso permitir que se alquile a un tercero. Nosotros siempre vamos a querer ayudar al cliente en todo lo que podamos", recalca. 

Marketplace de pisos

Así, Libeen, actualmente en el programa de Lanzadera, cuenta con una cartera propia de activos amueblados y reformados para que la persona pueda elegir. En sus comienzos invirtieron unos dos millones de euros en hacer las adquisiciones, ahora les buscan los particulares para ofrecer  en su marketplace las propiedades. De hecho, cuentan con 15.000 usuarios registrados y un tráfico de 30.000 visitas mensuales en su web.  Hasta el momento operaban únicamente en Madrid, pero ahora dan el salto al 'cap i casal'.

De cara al futuro, sus planes pasan por ampliar su cartera en València y llegar en un mes a los 100 inmuebles. Pero, además, confían en que la reactivación del mercado para mantener su crecimiento actual. Por tanto, su intención es acabar 2021 con presencia en 10 ciudades españolas y consolidar su modelo. "Vamos a muy buen ritmo", destaca Cartes.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email