GRUPO PLAZA

Lo que le espera a la naranja sudafricana: un viaje de 16 días por debajo de cero grados... y más costes

2/02/2022 - 

CASTELLÓ. En su próxima campaña citrícola, que arranca hacia el mes de mayo, Sudáfrica deberá aplicar el tratamiento en frío a la naranja que exporte a la Unión Europea. Para que esto sea una realidad, tan solo restan dos pasos, prácticamente dos trámites: la aprobación de esta propuesta en el seno del Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (Scopaff, en sus siglas en inglés) y la publicación de la norma en el Diario Oficial de la Unión Europea. 

El primer eslabón se superará el 22 o 23 de febrero, cuando el Scopaff celebrará, según recoge su calendario provisional, la próxima reunión sobre sanidad vegetal. Y la postura favorable a la tesis española es tan abrumadora que desde el sector y la Generalitat ya dan el acuerdo por hecho. A ello seguirá el trámite del DOUE, que no debe prolongarse en demasía, señalan desde Bruselas. 

Con ello entrará en vigor el nuevo requisito fitosanitario para el envío de naranja desde todos los países que hospedan a la Thaumatotibia Leucotreta, la denominada falsa polilla. Solo hay una excepción: Israel. La propuesta debatida en el Scopaff recoge una moratoria a este país por el "bajo riesgo" que representa, al no haberse producido prácticamente interceptaciones de la plaga en sus envíos. 

Viaje entre 0 y -1ºC

Una vez entre en vigor, la reforma de la normativa continental obligará a aplicar el tratamiento en frío a las importaciones de naranja desde todo el continente africano durante 16 días. Esto se suele realizar durante el envío en barco de la fruta. Así, esta viajará a una temperatura de entre 0 y 1 grado negativo. Esta es una exigencia ligeramente inferior a la impuesta desde Estados Unidos (22 días y -0,55°C), concretan desde la Conselleria de Agricultura. 

Pero pese a ello, con su decisión Bruselas se alineará con lo que sucede en muchos de los principales países productores, que exigen este tratamiento en frío a la fruta sudafricana, como el propio EEUU, Japón, Australia, India o China, el mayor productor mundial. 

Muerte de los huevos, difíciles de detectar

Con ello se trata de garantizar que los huevos de falsa polilla no puedan llegar a Europa en condiciones de eclosionar, toda vez que estos abortan a temperaturas inferiores a 1ºC, destacan desde la empresa dedicada  al control de plagas Biblion Ibérica. Se evita así el peligro, pues una vez que la Thaumatotibia Leucotreta coloniza los cítricos es muy difícil de detectar en los controles aduaneros, ya que la infección suele estar oculta en el interior del fruto. 

"Las revisiones a contenedor levantado, pues, no suelen ser útiles, y naranjas, limones, pomelos y otras frutas contaminadas procedentes de países no comunitarios logran colarse en el nuestro con señales apenas perceptibles en la piel y el huésped dentro", señalan desde la compañía.

Evitar la llegada de la plaga, decretada prioritaria por la propia Unión Europea, y de la que desde 2009 se han interceptado 67 envíos de cítricos en puertos españoles y 562 en toda la Unión Europea procedentes de Sudáfrica, Suazilandia y Zimbabue, recuerdan desde la conselleria, es el objetivo fundamental.

Competencia desleal

Pero el tratamiento en frío puede ser un aliado en otro sentido. Y es que supondrá, de forma inevitable, un incremento de costes para los exportadores sudafricanos. Y esto, y más tras una campaña como la actual, desastrosa para la naranja y sin duda claramente marcada por la llegada de fruta del hemisferio sur, puede ser fundamental para que la fruta valenciana compita en igualdad de condiciones con la sudafricana. De hecho, la propia patronal de aquel país, a través de los importadores europeos, ya recogían este mismo argumento económico en la carta que remitieron a la Comisión Europea a finales del año pasado para tratar de influir en ella.  

Con todo ello, y con la amenaza que la falsa polilla supone para más de 70 especies vegetales, entre ellos una veintena de cultivos con amplio arraigo en el territorio valenciano, queda por avanzar en la implementación de este tratamiento en frío también para los limones, pomelos y mandarinas. No en vano, es en este último segmento en el que más están creciendo los exportadores sudafricanos... y esto se va a acelerar en los próximos años. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme