GRUPO PLAZA

LA RAMPA SE AMPLÍA A PERSONAS CON DIFICULTAD DE ACCESO

Los animales podrán viajar en autobús dentro de un transportín

Los autobuses se detendrán fuera de parada en "situaciones excepcionales", una demanda de colectivos de mujeres

18/10/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). El borrador del reglamento de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) de València contempla la creación de la tarjeta 'EMT Mascota' para que los animales de tamaño pequeño o medio puedan viajar en transportín en toda la red de autobuses. El título será personal e intransferible, con una fotografía de carné del animal y su nombre.

Así lo han explicado este jueves el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y la de Bienestar Animal, Gloria Tello, que han presentado las novedades del borrador del reglamento, pendiente aún de pasar sus respectivos trámites y ser aprobado. Entre otras novedades, incluye también la posibilidad de que los autobuses efectúen paradas dobles o descarguen viajeros fuera de las marquesinas en situaciones excepcionales y por motivos de seguridad.

El borrador establece que los animales tendrán que permanecer en todo momento dentro de un transportín que no supere los 45 centímetros de longitud, 35 de altura y 25 de ancho. Una persona deberá acompañarlas y será responsable del animal en todo momento, además de llevar el receptáculo sobre su regazo o a sus pies.

La edil ha precisado que no se tendrá que pagar por cada viaje, si no que el 'EMT Mascota' será un título con validez de dos años por el que se deberá abonar, en el momento de su expedición, cinco euros. Al usar el autobús, deberá mostrarse y validarse el título

La solicitud y las renovaciones se harán en las oficinas de atención al cliente de la EMT. Los interesados deberán cumplimentar un formulario, presentar la cartilla sanitaria del animal --que acredite que todas las vacunas están en regla-- y aportar una foto de la mascota "donde se la reconozca".

Excluidos los animales exóticos o peligrosos

Este título para mascotas excluye a animales "exóticos, venenosos o potencialmente peligrosos". Viajarán en el mismo autobús un máximo de tres animales y, si un pasajero expresa su incomodidad, podrá cambiarse de asiento al animal y su dueño. Los conductores tienen potestad de decidir que un animal baje del vehículo, "pero tiene que estar justificado", ha subrayado Tello.

Los perros guía viajarán en el autobús como en la actualidad, pero además se amplía este derecho a los animales terapéuticos, que contarán con acreditaciones especiales.

La responsable de Bienestar Animal ha destacado que 'EMT Mascota' es una medida "fruto de un trabajo previo de estudio durante mucho tiempo", en el que se ha analizado el modelo empleado por 18 ciudades que ya han implementado el uso del transporte público por parte de mascotas.

Esta iniciativa pretende poner València "a nivel de las grandes ciudades" y "equiparar los derechos de las personas que tienen animales y los de las que no los tienen". "No es nada que no tenga ya gran parte de la población europea", ha asegurado la edil.

Por otro lado, el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ha enumerado otras novedades que contempla el borrador del Reglamento de Prestación del Servicio de Transporte en Autobús de EMT València', y ha insistido en que solo se trata de un borrador que puede estar sujeto a cambios.

Grezzi ha explicado que la normativa incluye la posibilidad de que los autobuses efectúen una "parada doble o paren fuera de las marquesinas en situaciones excepcionales", por motivos de seguridad, siempre dentro de la misma ruta.

Aunque esta medida se refiere a "circunstancias excepcionales en general", el concejal ha remarcado que se trata de una demanda formulada por colectivos de mujeres, para viajeras que "quieren estar más cerca de su residencia" en determinados contextos, sobre todo nocturnos. La administración emprenderá un "trabajo interno" para especificar "cómo se plasma en el día a día" esta medida.

El borrador también incide en que las personas con "dificultad de accesibilidad" o que portan carros de bebé tendrán derecho a hacer uso de la rampa. Al incorporar este aspecto al reglamento, los conductores estarán obligados a cumplirlo. De esta forma, se "amplía las posibilidades para casos excepcionales", "también a otro tipo de circunstancias de movilidad".

En concreto, el borrador señala que "el conductor o conductora accionará el sistema de arrodillamiento y rampa cuando sea necesario para ascender o descender personas en silla de ruedas, carro gemelar, andador o cualquier otra situación en que el acceso al autobús resulte dificultoso; y únicamente el sistema de arrodillamiento cuando sea necesario para ascender o descender personas con muletas, dificultades o edad avanzada".

Asimismo, Grezzi ha indicado que las personas invidentes o con movilidad reducida "no estarán obligadas a pedir la parada" cuando quieran coger el autobús, sino que "los conductores tendrán especial cuidado" y "se pararán para que cojan su autobús". Se trata, ha añadido, de una "petición de la Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe)". "En la antigua normativa, si no se hacía la señal, el autobús no se paraba", ha recordado.

Al respecto, el borrador recoge que entre las obligaciones del conductor está la de detenerse en todas las paradas cuando "aprecie la existencia de un usuario invidente o con movilidad reducida (silla de ruedas, muletas o andador)".

Lenguaje inclusivo y código ético

Otras novedades del documento, ha avanzado Grezzi, son la "introducción de un lenguaje inclusivo en toda la normativa"; que los conductores tengan cerradas las puertas del autobús al final de la línea "por seguridad", una "demanda de los trabajadores" o la regulación del régimen sancionador de las conductas, que será gradual según la reincidencia y la gravedad de las faltas, clasificadas en leves, graves o muy graves.

Grezzi ha señalado que, "antes", en caso de "conductas impropias", "tenía que venir la Policía", pero ahora puede ser un inspector el que tramite un informe sobre las mismas. Por último, el reglamento introduce un código ético en la publicidad de dentro y fuera de los autobuses.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme