Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

PETICIÓN DE COMPARECENCIA 

Los concertados llevarán a Bruselas sus quejas contra Marzà ante la “escasa interlocución”

26/10/2016 - 

VALENCIA. La Mesa por la Educación en Libertad, que está conformada por distintas asociaciones educativas de carácter concertado y religioso, está preparando un escrito para denunciar ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo la posible supresión de los conciertos de Bachillerato y FP en la Comunitat. El organismo adopta esta decisión tras una reunión en la que distintos miembros han lamentado la “escasa interlocución” con la Administración valenciana y la “poca atención a sus demandas”.

“En concreto, con el tema de los conciertos de Bachiller, entendemos que se impide un acceso igualitario al uso de recursos públicos”, asegura el actual portavoz del colectivo y presidente de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (Fcapa), Vicente Morro. La Conselleria de Vicent Marzà ha manifestado en repetidas ocasiones su intención de “renovar conciertos solo allá donde sea necesario”, por lo que el colectivo teme varias cancelaciones el curso que viene. Cada cuatro años se produce una revisión de los mismos, que ahora está prevista para el próximo mes de enero.

Por todo ello, esperan que la Unión Europea respalde su postura, en tanto que puede suponer una “llamada de atención” a la política del conseller. “Quién dice que esta nueva norma no confronte con el derecho, como ya ha pasado con otras anteriores, que han sido cuestionadas por el Consell Jurídic Consultiu (CJC)”, manifiesta Moro. En este sentido, exige “medidas no discriminatorias” para las familias que apuesta por la educación concertada.

Relación en tensión

La queja más reiterada desde la Mesa por la Educación en Libertad es que el conseller no atiende a sus reclamaciones. “No hay contestación, no hay voluntad de diálogo, y por eso hemos dado un paso más”, asegura Morro. Hace referencia a asuntos como la concesión de las becas en universidades privadas o el decreto de plurilingüismo, por los que han mantenido crudos enfrentamientos y no han llegado a ningún entendimiento.

Si bien la presidenta de Escuelas Católicas, Vicenta Rodríguez, mantuvo una reunión con el propio Marzà y el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, a principios de mes, protestan por no haber sido “tenidos en cuenta” como colectivo conjunto. De hecho, afirman que, como Mesa, solo han sido recibido una vez por Vicent Marzà, el pasado mes de febrero, y ninguna por el president de la Generalitat, Ximo Puig. “Pese a solicitar una reunión en junio, no hubo respuesta”, asegura Morro, quien confía en el pronunciamiento de Bruselas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email