X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

OBRAS EN EL EDIFICIO HISTÓRICO

Los funcionarios del TSJCV que no quepan en el Impiva irán a la Cigüeña

4/05/2017 - 

VALÈNCIA. Cuando la Conselleria de Justicia y Administración Pública anunció que los trabajadores del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) serían distribuidos entre diferentes sedes de València para acometer ña reforma del edificio histórico, también alertó de las altas necesidades de espacio. Tanto es así que ha sido preciso incorporar un nuevo edificio a la lista ya prevista. A la Ciudad de la Justicia y a la antigua sede del Instituto Valenciano de la Pequeña y Mediana Empresa (Impiva), se suma ahora el edificio de La Cigüeña, situada en el Paseo de la Alameda de la ciudad.

El antiguo hospital maternal, que históricamente ha acogido diferentes departamentos públicos, y donde actualmente está ubicada la Conselleria de Transparencia, recibirá en sus instalaciones a parte del personal funcionarial del organismo judicial. En concreto, los miembros de la Sala de lo Civil y lo Penal, así como la secretaría de Gobierno y la Fiscalía del TSJCV, serán reinstalados en la Ciudad de la Justicia, mientras que las Salas de lo Contencioso-Administrativo y lo Social pasarán a la vieja sede del Impiva y a la Cigüeña. Todavía está por determinar cuál de ellas irá a cada uno de los centros.

El edificio de la Cigüeña, característico por su particular fachada en chaflán, es una antigua clínica de maternidad. Debe su nombre a la escultura que hay en su parte delantera, dada su consideración de hospital maternal. También tiene una leyenda de misterio muy marcada, vinculada a supuestos fenómenos paranormales acaecidos en su interior. Su aspecto actual se debe a la reforma de 1951, aunque es obra del arquitecto Antonio Gómez Davó.

En lo referente al TSJCV, la rehabilitación del edificio histórico tiene una duración estimada de tres años, en los cuales la plantilla funcionarial permanecerá desplazada. En el momento de presentar la obra ya se habló de que la sede tradicional, con 14.000 m2, adolecía de seguridad por “graves carencias” y paralelamente se aprovechará para “una mejora de la eficiencia energética”. Todo esto forma parte del anunciando plan de infraestructuras judiciales, que fue uno de los compromisos de la Generalitat en el último Seminari.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email