X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA ZAS DEL CARMEN UNE A LA HOSTELERÍA

Los hosteleros acorralan a Pilar Soriano y piden retrasar la ZAS definitiva del Carmen

19/12/2018 - 

VALÈNCIA. Dentro del aluvión de mociones, preguntas, propuestas y votaciones presentadas para el pleno municipal de València de este jueves, destaca un punto en concreto: el número 28. Se trata de la aprobación de las medidas definitivas de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) del Carmen, a la que únicamente le falta la ratificación del hemiciclo para ponerse en marcha. Documento que, aunque es de aplicación sólo en el céntrico barrio, se ha convertido en argamasa de múltiples asociaciones de vecinos y hosteleros pertenecientes a zonas declaradas ZAS o donde se ha planteado su declaración.

Aprobado la semana pasada en la comisión de Medio Ambiente, el texto elaborado por la concejalía de Pilar Soriano va más allá de lo que fijaba la ZAS cautelar de 2010. Si hasta ahora la hostelería podía tener sus terrazas abiertas hasta la 1:00 en invierno y hasta la 1:30 en verano, tras la aprobación podrán hacerlo media hora menos. Asimismo, el texto prohíbe la concesión de nuevas licencias de terrazas con el propósito de evitar la saturación.

Esto ha 'levantado en armas' al sector de zonas declaradas ZAS -el Carmen, Juan Llorens, Woody, Xúquer- y de Ruzafa, donde el fantasma ha sobrevolado las calles durante los últimos tiempos, si bien no se han dado pasos para su declaración. Asociaciones conformadas por hosteleros, que también son vecinos de estos núcleos, se movilizaron este martes para decir 'basta' a lo que consideran una vuelta de tuerca más al sector, ya afectado por otras restricciones. A saber: el recorte del tamaño de las terrazas o las nuevas medidas para atajar el ruido contempladas en el borrador de la ordenanza de contaminación acústica, aún amasándose en la delegación de Soriano.


Esto, digamos, ha funcionado de catalizador de la indignación del sector. Hablando en plata: la gota que ha colmado el vaso. Por ello, los hosteleros remitieron al alcalde de la ciudad, Joan Ribó, una misiva para "solicitar su protección" paralizando la tramitación de la ZAS: que se elimine el punto 28 del orden del día en el pleno del jueves. "El debate está abierto", opina uno de los portavoces del colectivo, quien aún confía en que, desde dentro del Govern de la Nau, los socialistas o incluso concejales de Compromís consigan convencer a la edil de postergar el asunto.

Desde el grupo municipal de Compromís, hay quien lo tiene claro: la ZAS no se retrasará. Se votará y se aplicará, "después de ocho años de una sentencia judicial que el Partido Popular no tuvo el valor de aplicar". "Han tenido su periodo de alegaciones", señalan. Así que, salvo sorpresa, habrá ZAS en el Carmen. No sin antes escuchar el último clamor de la hostelería, puesto que sus portavoces han pedido tomar la palabra en el hemiciclo.

La concejala Pilar Soriano. Foto: KIKE TABERNER

Otro de los puntos que ha suscitado elevadas quejas ha sido el que tiene que ver con las llamadas "tiendas de conveniencia": establecimientos de pequeño tamaño, con largos horarios y precios bajos. Hablan especialmente de este tipo de hostelería alimenticia. Para ellos, el horario se amplía, en lugar de reducirse. Si podían abrir hasta las 00:30, ahora lo podrán hacer durante una hora más. Esto, para el resto de hosteleros que han sufrido el recorte de sus horarios en las terrazas, baila en la injusticia y desventaja.

"Si un local tiene a decenas de personas en la puerta, es como si fueran fumadores durante toda la noche", explica Vicente Pizcueta, representante deL Colectivo Russafí. Dice que esta cuestión "ha generado perplejidad incluso entre algunos concejales" y se pregunta por qué "a unos les recortan y a otros les amplían los límites horarios".

"El debate de vecinos contra hosteleros se desmorona"

La carta al alcalde también ha sido suscrita por la Federación de Hostelería de València (FEHV), lo que refleja más si cabe la unión del sector de toda la ciudad en torno a estas reivindicaciones. Pero muchas de las plataformas partícipes de esta movilización, dicen sus portavoces, aúnan a vecinos y hosteleros. Así que se trata de "la primera vez" que ocurre esto, lo que demuestra, para Pizcueta, que "el debate de vecinos contra hosteleros se va desmoronando".

Y es que, ciertamente, han surgido en enclaves estratégicos de la capital asociaciones que abogan por el cumplimiento de las normativas y ordenanzas y por una hostelería responsable. Tratan de eliminar del debate público el conflicto entre vecinos y hosteleros porque, dicen, no es fiel a la realidad. Aunque admiten que puedan existir conflictos puntuales e individuales, creen que la disputa entre un colectivo y otro no es generalizada. Son plataformas como la nueva surgida Convivir Russafa, Al-Balansí, Ciutat Vella i Viva, e incluso una plataforma similar en Xúquer.

Su portavoz, Héctor Nácher, cree que "hay mil medidas" que podrían responder mejor a esta problemática. "El Ayuntamiento debería de tener unas herramientas reales", arguye, para evitar lo que considera "una caza de brujas". "Todos conocemos los locales que se extralimitan y que dan de beber a menores, dice, y pide mayor actuación frente al botellón y "no dejar beber en la calle". "Cada vez somos menos", relata al ser preguntado sobre la situación post-ZAS en Xúquer, "lo que más aguanta es la restauración".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email