X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID / OPINIÓN

Los indecisos

Foto: MANUEL BRUQUE/EFE

Ya estamos en campaña oficial, porque la real ya la venimos padeciendo o disfrutando según se mire. Y hasta el 26 de Mayo vamos a seguir en el bucle con la segunda cita electoral de municipales, autonómicas,-menos en la Comunidad Valenciana- y europeas. El caso es que en estos momentos el partido que cuenta con más apoyos es el de “los indecisos”, nada menos que un 41,6% según el CIS

12/04/2019 - 

La foto del indeciso. La instantánea que recoge el CIS no dista mucho de lo ocurrido en la campaña electoral de las generales del 2015. Mismo porcentaje de indecisión. Traducido a electores, cerca de dos millones y medio de votantes. La cifra es lo suficientemente importante para que los partidos políticos vayan “con todo” en esta campaña. Pero ¿Quiénes son los indecisos? No nos podemos quedar con la simplicidad de que son ciudadanos que no tienen criterio y decisión electoral. Se juntan el hambre con las ganas de comer. Un indeciso puede ser alguien que simplemente no quiere decir a quien va a votar o que aún no ha descubierto que siente afinidad por un candidato que todavía no ha interiorizado. O también puede ser el que duda entre distintas opciones. Otra posibilidad es aquel elector que sabe muy bien a quien no quiere votar y le cuesta escoger a quien sí va a elegir. Los candidatos y partidos políticos tienen que esforzarse y conquistar este espacio vacío o pretendidamente vacío. Y no hablamos del agujero negro que por fin se ha fotografiado,-ay si Einstein levantará la cabeza´-. Los indecisos son el nuevo nicho por el que luchar. Los sociólogos aseguran que el mismo día de la votación hasta un millón de electores deciden el voto cuando se enfrentan a la urna. Así que sorpresas puede haber para todos. Esta nueva raza por investigar de los indecisos dará mucho que hablar como la nueva especie humana descubierta en Filipinas “Homo luzonensis”. No hay nada similar con sus antecesores si lo comparas de manera general, pero si se hace de manera individual aparecen rasgos comunes. ¡Ay la ciencia que nos desvela los comportamientos humanos igual que en la política!

La abstención como opción. Y llegado el caso muchos pueden decantarse por la abstención que también es una manera de votar/no votar y elegir. En este punto cobra importancia el porcentaje de los que no acuden a votar. Se dice que una participación por encima del 70% supondrá la victoria y posible gobierno de Pedro Sánchez si es que supera el 30% de apoyos. Por debajo del 70% de votación habrá mayores dificultades para un gobierno encabezado por el actual presidente. De momento todo son cábalas y carreras por conquistar el espacio de los indecisos. Entran en juego la duda, el sentimiento, el voto oculto,-aquel que no se aprecia en las encuestas y que luego provoca las sorpresas inesperadas-, o el voto ocultado, -el que no se manifiesta o sí pero al contrario del sentido real; ocultación y engaño se dan de la mano en este caso-, así que la incertidumbre es total. De momento ganan los indecisos en sus distintas versiones. Y no olvidemos sumar a los españoles en el extranjero. Solo el 8% de los residentes en el exterior han solicitado el voto.

El rey de los sondeos: el CIS. Como es sabido la encuesta pública realiza una consulta potente con más de 16.800 entrevistas y la mayoría de las circunscripciones electorales. Se le da o se le daba cierta fiabilidad. El resumen de los datos es contundente, el PSOE casi puede elegir con quién pacta, Podemos, Ciudadanos o independentistas. Las derechas no suman,-el PP sufre un varapalo histórico, Ciudadanos sube pero no lo que quisiera y la sorpresa relativa de la entrada de Vox, aunque si nos atenemos a los bloques estaríamos en un empate técnico al 43%. En los últimos tiempos todos critican al CIS desde la llegada del inefable, José Félix Tezanos, porque no cocina o porque se pasa en la cocina. En esta ocasión la evaluación corresponde a la primera quincena de marzo, que casi ya la tenemos en el olvido, porque desde entonces a aquí han pasado muchas cosas: declaraciones sorpresivas, meteduras de pata sonoras, vídeos estrafalarios, comparecencias en medios amables de los candidatos para su lucimiento, unos cuantos mítines, otros tantos decretos sociales en el Consejo de Ministros, unas cloacas policiales que vuelven a la palestra, un sinfín de acontecimientos que pueden hacer cambiar esa foto fija. Tezanos en este sondeo ha aplicado la tan cacareada cocina. No sé si se le ha ido la sal, las especias, el guiso o lo que sea. El mismo no sé con qué objetivo, dice que no se cree el resultado tan malo del PP y asegura que Vox está infravalorado y el PSOE minimizado y que incluso “las derechas pueden dar una mayoría”. No deja de ser curioso que estas cuentas del CIS sí se asemejen ahora a los resultados de otros institutos demoscópicos. Pero también es sorprendente lo de establecer horquillas muy amplias de hasta diez escaños. Es aquello de no querer pillarse las manos. Esta proyección demoscópica puede verse alterada por la campaña. Entre los factores a tener en cuenta, recordemos que estaremos en plena Semana Santa y Semana de Pascua y el puente de San Vicente en el caso valenciano. Y que además los políticos sacaran a pasear lo mejor o peor de sí mismos. Cualquier acierto u error puede mover el tablero que apunta el CIS y asimilados y cambiar el escenario.

Foto: EFE

El Tablero 

El que tiene boca se equivoca y de qué manera. Y las rectificaciones propias, ajenas o autoimpuestas son todo un ejemplo. Así que en esta campaña vamos a tener de todo. Los previos han sido espectaculares. Y volveremos a las medidas efectivas que los gurús, estrategas, jefes de campañas y demás sesudos asesores del marketing que empujarán a los candidatos al escenario. Ya veremos con qué éxito. De repente a todos les ha entrado el interés por las provincias pequeñas con 3 y 4 escaños, o sea que sí existen. Los restos de la ley D’Hont hacen estragos en la planificación de las campañas. Por cierto que todos salvo Pablo Iglesias harán doble cierre el último día de campaña en València y Madrid. 

  • PSOE: Sánchez tan contento con el CIS. Al menos en apariencia porque muchos fontaneros del partido y Moncloa están preocupados no vaya a ser que mueran de éxito y la abstención les juegue una mala pasada. Lo de que tengan tantas opciones de pacto les sitúa en una encrucijada. Recordando los tiempos de Tancredo Rajoy aquello de no hacer o de parecer que no se hace para hacer y esperar al error del vecino se ve como buena táctica, dada la locuacidad desmedida del contrario. El PSOE tiene que convencer a los suyos y ajenos de que hay que ir a votar porque son necesarios, sino las cuentas no salen. Para evitar la ocasión se rechaza el cara a cara con Casado y se duda sobre la utilidad de la presencia de Sánchez en los debates. Es más se analiza si con Vox o sin los de Santiago Abascal. Sánchez hasta ahora ofrece entrevistas sin riesgo, con un interlocutor en las grandes cadenas televisivas y en prensa internacional. No hace canutazos sobre asuntos de actualidad y tampoco acude a programas más amables y distendidos como el Hormiguero, Ana Rosa, Susana Griso,…ni por supuesto Bertín Osborne. Aunque sí ha aparecido en el diario de mayor tirada del país, Marca que con tanto deleite lee Mariano Rajoy. La genérica que se transmite desde su entorno es que “tienen más que perder que ganar”. A ver si con tanto resguardarse desvían la intención del voto. 
  • PP: Pablo Casado sube la intensidad y se pasa de frenada. Si seguimos con la presencia deportiva, Casado ha estado con José Ramón de la Morena, pero también ha charlado con Bertín y hablado mucho y ya se sabe… Se ha tenido que automatizar, autorectificar y no sé cuantos epítetos más. Sobre el salario mínimo, los impuestos, la política de familia/aborto,…y no solo con su locuacidad también con la de sus congéneres, Adolfo Suárez Illana, Isabel Díaz Ayuso,…. Que queda mucha campaña y alguna más vamos a ver no solo de los populares. Lo del CIS se lo han tomado a risa no sé si nerviosa. Aseguran que esos resultados les movilizan. Nervios y pendientes por el rabillo del ojo de lo que hacen en Ciudadanos e intentando desmarcarse de Vox para reconquistar terreno. Confían en los indecisos de la derecha y en el voto oculto u ocultado.
  • UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias dureza a la antigua usanza. Cuando se decía que Podemos representaba a la nueva política alguien tuvo un rapto. Iglesias y compañía, la poca que le queda tras sus escisiones, han adoptado el estilo bronco, duro y tradicional. Intenta, el de momento líder de Podemos, tensar su relación con los empresarios, la banca, los medios de comunicación y su futurible socio Pedro Sánchez. Lo de las cloacas policiales se ha convertido en un mantra para dejar en evidencia no solo al PP sino también al PSOE. Y por supuesto otra vez la petición de vicepresidencias, ministerios, y demás prebendas. No escarmienta. Esto ya lo hemos vivido y salió como salió. Y también han hecho su gracia con la connivencia de la Alcaldesa de Madrid, su antigua amiga, ahora enemiga, Manuela Carmena. La travesura del vídeo con los papeles de Bárcenas en la Casa de la Panadería en plena Plaza Mayor de Madrid ha sido eso, una triquiñuela mediática como le gustan. Igual que la entrevista con el youtuber Fortfast con su más de un millón de suscriptores. Como siempre está en el candelabdro. ¡Ese ego desmedido!.
  • CIUDADANOS: Albert Rivera no se lo explica, con tanto fichaje mediático y no crece lo que quiere. Lo de Ciudadanos es un caso paradigmático. El CIS y compañía le dan una cierta subida no la que quieren, pero da la sensación como siempre les ha ocurrido que se desinflan conforme nos acercamos a la fecha electoral. Ahora movidos por su lucha con PP y Vox están desconcertados. Las encuestas atisban la posibilidad del pacto con PSOE pero lo niegan y vuelven a negar que eso vaya ocurrir. Ya que estamos próximos a la Semana Santa, recordemos aquello de las tres negaciones de Pedro. Tanto decir no y a ver que deciden al final si llega el caso y se visualiza la opción del pacto con el PSOE. Ciudadanos tiene un problema. No le creen ni los propios ni los ajenos. Tienen un pasado muy reciente como claros ejemplos de decir una cosa y hacer la contraria. Y además los fichajes de todo tipo y condición ideológica no los rentabilizan. Demasiada estrella mediática.
Foto: EFE

Las frases de la semana

Pablo Casado, Presidente del PP: “Pedro Sánchez prefiere las manos manchadas de sangre a las manos pintadas de blanco” ¡Con la dureza no se consiguen votos. Tanto el PSOE como el PP sufrieron en sus filas el dolor y la muerte a manos de ETA!

Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno sobre futuribles indultos a los políticos juzgados en el Procés: “El poder político tendrá que posicionarse” ¡¿Qué nos está anunciando? ¿Los pactos que se avecinan por sí son necesarios los independentista?!

Albert Rivera, Presidente de Ciudadanos: “Mi problema con Sánchez no es personal, es por su proyecto político que es antagónico al mío” ¡Nadie le cree. Tiene un pasado!

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos: “Me gustaría ser padre de mis hijos sin tener que estar todo el puto día en la televisión” ¡Qué tendrán que ver los niños ¿O es que si no le gustara estar en la televisión no estaría? Hablar por no callar!

Manuel Valls, candidato independiente con el apoyo de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona: “El 155 no se habla, se hace” ¡Desubicado e incómodo, no entiende a Ciudadanos!

Juan Mata, ex del Valencia y jugador del Manchester United: “El fútbol me ha hecho llorar, sobre todo de frustración. Tienes miedo a fallar” ¡Se le echa de menos por su calidad y su cabeza bien amueblada!

Boris Becker, ex tenista alemán que fue número uno en el ranking mundial: “David Ferrer tiene el corazón de un león. Es un ejemplo de cómo ser profesional” ¡Generosidad de Becker y reconocimiento al gran Ferrer!

Noticias relacionadas

Foto: KIKE TABERNER
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Aún no lo hemos visto todo

Es sabido que la canícula veraniega recalienta las meninges a más de uno. Lo tórrido de la estación no disculpa a los políticos. Más de un ciudadano se pregunta para qué va a las urnas si luego sus representantes no se ponen de acuerdo para gobernar. Y ya no vale que estemos en tiempo de tanteo y de juegos más o menos florentinos. Aún no lo hemos visto todo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email