X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de enero y se habla de inmobiliario hangry vtc REALITY SHOW MINISO retail
GRUPO PLAZA

opinión

Los mercados (y la Casa Blanca) celebran la reforma fiscal en EE UU

El director de gestión de Unicorp Patrimonio (Grupo Unicaja) considera que la victoria de Donald Trump animará todavía más a la renta variable

30/11/2017 - 

MÁLAGA. Esta semana puede ser clave para cerrar un extraordinario año en los mercados en las bolsas. Parte de las subidas del año se deben a la buena situación macro pero gran parte también es un adelanto de que la economía, sobre todo la norteamericana, seguirá radiante a pesar de que el actual ciclo económico positivo comenzó en el 2009 y está siendo de los más largos de la últimas décadas. Y gran parte de la euforia de los mercados depende de que llegue a buen puerto la reforma fiscal.

Antes de ayer el presidente Donald Trump logró convencer a los senadores republicanos contrarios a la reforma y La Comisión de Presupuestos del Senado votó 12-11 a favor de la medida. Tras muchas dudas, los dos republicanos del panel que habían expresado la posibilidad de votar en contra de la propuesta -Bob Corker, de Tennessee, y Ron Johnson, de Wisconsin- otorgaron su respaldo. 

Aún se necesita el voto en el senado a esta reforma, por lo que se mantiene la incertidumbre. En principio la votación está pensada para este jueves. Si finalmente esta reforma sale adelante, la ruptura que vimos antes de ayer al alza de las bolsas de Estados Unidos tendría continuidad a corto plazo y beneficiaría directamente a todos los activos de riesgo.

Quizás la reacción de las 'small caps' de Estados Unidos y el sector bancario fueron los activos que reaccionaron de forma más clara. El Russell 2000, indicador de las primeras, ofrecía dudas en las últimas sesiones al enfrentarse a máximos de septiembre. Tras la noticia, rompió la resistencia de forma clara, cerrando la sesión en máximos del día.


El sector bancario del S&P500 subió algo más de un 3%. El motivo no sólo está detrás de la reforma fiscal, sino por declaraciones de la FED (su próximo presidente Powell) apostando por una menor regulación. 

Además, en el contexto de rebaja de impuesto de sociedades, la mayoría de analistas apuestan que a corto plazo tendremos incremento salarial y mayor consumo, por lo que será una presión al alza de los precios. Esto haría más factible las tres subidas de tipos proyectadas por la FED para 2018 y que el mercado aún no termina de creer (los futuros de la FED sólo otorgan un 18% de probabilidad). En el siguiente grafico podemos ver la reacción alcista del sector bancario del S&P500.


Aunque el dólar reaccionó, no lo hizo de forma tan contundente como las bolsas. Sin embargo, las bolsas de la Eurozona también se están dejando llevar por el optimismo y vemos que el Eurostoxx 50 (con dividendos) está superando máximos de las últimas semanas y está justo al borde de la resistencia de máximos de mayo y septiembre.


Posiblemente nos mantengamos en niveles actuales a la espera de la aprobación definitiva de la reforma, pero si esta se produce es bastante probable que la resistencia comentada se supere al alza y las bolsas europeas aún desplieguen un tramo al alza antes de cerrar el ejercicio 2018.

Si miramos el gráfico, observamos que la zona en la que se está produciendo el rebote esta semana es la base del canal alcista iniciado el año pasado, por lo que podría tener bastante recorrido el rebote que parece estar generándose. En cuanto al Ibex 35, al igual que el resto de plazas europeas se contagia del optimismo y esta semana está rebotando en la base del canal alcista iniciado el año pasado (velas semanales), así como la media de 200 semanas.


Un cierre semanal por encima de los niveles actuales podría ser la confirmación necesaria para dejar atrás la tendencia bajista iniciada en mayo (desde el punto de vista técnico). Así pues, tal y como comentábamos ayer, podemos estar ante una semana clave para el devenir de los mercados de renta variable a corto plazo. 

La predisposición es claramente alcista y sólo falta que el Senado de Estados Unidos termine de poner la guinda al pastel. Ya sabemos que había muchísimos inversores apostando a que las bolsas tendrían que hundirse, por lo que si continúa la ruptura alcista estos mismos podrían acelerar el movimiento puesto que les pillaría totalmente en contra del mercado.

Miguel Ángel Paz es director deGestión de Unicorp Patrimonio (Grupo Unicaja)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email