GRUPO PLAZA

miles de menores de 14 llenan los parques de valència el primer día de desconfinamiento

Los niños no saben de normas... y muchos padres tampoco

26/04/2020 - 

VALÈNCIA. A las once de la mañana, el antiguo cauce del Turia era un hervidero de niños y padres aprovechando la hora que el gobierno les ha dado para que los más pequeños de la casa, hasta los 14 años, puedan salir y desfogarse después de 45 días de confinamiento. Pero lo que tenía que ser un paseo de un adulto con hasta tres niños para que lo pequeños jueguen, se convirtió en una salida de las de antes del confinamiento, con la exposición al virus que eso conlleva.

Así, mientras que muchos padres cumplían la normativa al bajar un solo progenitor a jugar con sus hijos, otros muchos padres decidieron que las normas no van con ellos. Valencia Plaza comprobó cómo había grupos de niños de familias diferentes jugando entre ellos sin mantener las distancias de seguridad, sin mascarillas ni guantes, que no eran obligatorios.

La irresponsabilidad llegó al punto de estar los niños jugando sin respetar la distancia de dos metros entre ellos mientras los padres hacían lo propio reunidos para conversar. En Benimàmet, en una zona de juegos, seis niños disputaban un partido de fútbol mientras sus padres conversaban alegremente.

En el río, que un helicóptero de la Policía sobrevolaba de arriba a abajo recordando por megafonía las normas, se pudo ver a niños compartiendo espacio jugando a la pelota, a correr, a todo tipo de juegos sin que sus padres dijeran o hicieran nada. Una exposición al virus que podría salir muy cara en unos días.

Mientras cientos de personas se mezclaban desoyendo las recomendaciones del Gobierno, la presencia policial en la zona donde este periódico recorrió durante más de una hora se limitaba al paso de patrullas de la Policía Local recomendaciones en un luminoso y el esporádico paso del helicóptero de la Policía Nacional que, mediante un altavoz, pedía a los ciudadanos que cumplieran con las normas establecidas. Un contraste con los miles de agentes que poblaban las calles al principio de ser decretado el estado de alarma.

"Tenemos una almohada de gritar"

No obstante, otros muchos padres sí salieron a la calle de acuerdo con las normas establecidas por el Gobierno. Ese es el caso de Inma, que paseaba con sus hijas Sara, de diez años, y Marina, de seis. Inma explicaba: "Ha sido complicado compaginar el teletrabajo y las clases de las niñas". Las pequeñas estaban locas por salir un rato, así lo decía Marina, a quien esta primera salida se le quedó corta porque ella quería "salir al parque y jugar con mis amigas". "Todo llegará" le decía su madre.

En otra punta de cauce estaba Ana formando un círculo con otras madres: Lucía, Fátima, Irene y Bea, mientras sus hijos corrían por el río. Todas ellas aseguraban que estar 45 días encerradas con los críos no ha sido fácil. "En casa tenemos una almohada de gritar para cuando no podemos más", comentaba Ana entre risas.

En el barrio de Benicalap paseaban Laura y Lucía. La pequeña tiene movilidad reducida y este domingo es el primer día que salía a la calle pese a que podía haberlo hecho antes. Su madre salió con ella a pasear a primera hora para cumplir las normas y, además, para tratar de no encontrarse aglomeraciones. Laura asevera: "No saldremos todos los días".

Joel, de trece años, y Liam, de diez, son hermanos. Jugaban al balón entre ellos. Como otros muchos niños de su edad han descubierto que hay vida más allá de la PlayStation. "Hemos hecho cosas que nunca antes habíamos hecho, como jugar a juegos de mesa en familia", nos explicaban mientras le daban patadas al balón. También decían que han descubierto que "hay más cosas además de salir a la calle", y aseguraban que ellos no quieren bajar todos los días, sino cada tres días para desfogarse un poco.

Su actitud y la de su madre contrasta con la de otros muchos padres que no hacen caso de las normas. ¿Habrá un repunte de los contagios de coronavirus? ¿La Policía tomará cartas en el asunto? Muchas preguntas surgen después de comprobar que el civismo no va con muchos de los padres que este domingo han sacado a la calle a sus hijos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email