Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Coleccionismo

Los puntos cardinales de Yuri Aguilar 

Este valenciano curioso atesora 1.200 películas en 35 mm y una colección de setenta y cuatro grandes proyectores de cine, muchos de ellos fabricados en la Comunitat Valenciana, pertenece a una logia masónica, conduce un Delorean como el de Regreso al Futuro, ha escrito un libro y fue candidato de UPyD 

10/10/2020 - 

VALÈNCIA.-Isidoro, un gato atigrado adornado con una cinta roja al cuello, trepa por mi cuerpo mientras clava sus uñas impunemente en mi antebrazo. Luego, pega su cabeza contra mi piel y se frota mientras Yuri Aguilar habla sin parar como si nada de todo esto estuviera sucediendo. Estamos sentados en una sala de cine casera donde hace un calor espantoso y, por un momento, la escena parece sacada de una película de Woody Allen en vez de una entrevista con un personaje excepcionalmente polivalente como Aguilar, que entraría en la presentación como politólogo, político, escritor, masón, coleccionista... y cinéfilo empedernido.

En el suelo, tumbada sobre la moqueta gris, Noa, una perra mucho menos curiosa, dormita sin prestar atención a nadie. Ni siquiera a su amo, Yuri Aguilar, que tiene treinta y un años y mil caras. Están todos en la casa de Catadau junto al patriarca, quien compró el inmueble cinco años antes de que naciera su hijo. El hombre se sienta al lado, en otra butaca, y mete baza de vez en cuando. Le gusta hablar de la sala de cine que construyó con sus manos, de la familia, de películas... Pero cuando su hijo comienza a conversar sobre política, se levanta y sale por la puerta sin decir adiós.

Yuri Aguilar hace muchas cosas. Un día sale en televisión, otro compra un rollo de película para proyectar en su sala y al siguiente coge el Delorean, arranca y se marcha a dar un garbeo. «No hay otro coche más icónico en la historia del cine. Yo he sido toda mi vida fanático de Regreso al Futuro y me enamoré de ese coche cuando vi la película», afirma.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El deportivo se lo compró a un jubilado de New Jersey hace cuatro años. Yuri aflojó 28.000 dólares y ya fue suyo. Con relativa frecuencia acude al almacén de Catadau donde lo guarda, levanta la puerta hacia arriba y lo arranca. Dar un paseo equivale a exhibirse. En estos tiempos en los que todo el mundo tiene una cámara de fotos en el móvil, conducir un Delorean significa saber que estás siempre en el objetivo. Es un coche muy famoso y no abundan. «Delorean Motor Company cerró en 1982 y la película es de 1985. Gracias a eso, de las 8.800 unidades que se hicieron, se conservan más de siete mil. En España hay treinta y yo soy el feliz propietario de uno».

* Lea el artículo completo en el número de octubre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

Pirotecnia en crisis

Pot començar la mascletà?

Por  - 

El parón global en los espectáculos de fuegos artificiales provocado por la pandemia amenaza con arrasar el know-how acumulado durante décadas en la pirotecnia valenciana, cada vez más débil pese a haber sido una referencia mundial en los ochenta

ya a la venta el número de noviembre

El Casal España Arena de València, portada de Plaza 

Por  - 

En 2023 abrirá sus puertas el nuevo estadio del Valencia Basquet, el Casal España Arena de València. Pero el sueño de Juan Roig es más que una cancha de baloncesto, será una referencia cultural para la ciudad. Además, hablamos de cómo la covid-19 a diezmado el sector pirotécnico, recuperamos la biografía del anarquista Orquín, entrevistamos a Valeria Vegas (guionista de 'Veneno') y mucho más

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email