X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

TRAS RESOLVERSE LA ADJUDICACiÓN DEL SERVICIO

Los trabajadores temen que las nuevas empresas de transporte escolar dilapiden cien contratos

Los sindicatos piden subrogar los contratos para garantizar que los trabajadores que operan las rutas sean los mismos, independientemente de la firma adjudicataria

3/04/2017 - 

VALÈNCIA. Cuando la Generalitat ya ha resuelto la adjudicación del servicio de transporte escolar en la Comunitat de manera equitativa para los empresarios, ahora son los empleados los que plantean sus reticencias. Los representantes sindicales alertan de que el cambio de empresas que operan determinadas rutas, concretamente las de Alicante, puede conllevar la extinción de hasta cien contratos en la provincia. Por este motivo exigen, tanto a las empresas adjudicatarias como a la propia Generalitat, que se garanticen los puestos de trabajo actuales, aunque dicha medida implique la movilidad de una empresa a otra.

En concreto, dentro de la provincia de Alicante, los grupos más beneficiados por la adjudicación del servicio de transporte son la UTE Ángel Mariano Molla (que se queda con los lotes A1, A3, A3, A10) y la UTE Pedro Valdés e Hijos (con la UTE A9, A11 y A12). Es esta última empresa, que con el nuevo acuerdo ha ganado rutas, la que suscita las sospechas de UGT y CCOO. Deslizan que Valdés ha manifestado su intención de no admitir entre sus filas a los antiguos trabajadores, sino que contaría con nuevo personal designado a conveniencia. "Aunque no lo ha dicho oficialmente, sí lo ha dejado caer", afirman fuentes sindicales.

En el resto de provincias no se produce el mismo problema al ser el reparto de servicios coincidente con el actual. Tanto es así que en Castellón prácticamente todos los lotes van para la UTE Castellón Escolar 2016 (C1, C2, C3, C4, C6) y el C5 queda para la UTE Viajes Massabus y Mundobus, mientras que en Valencia todos los lotes se adjudican a UTE Valencia-16 (desde el V1 al V6), liderada por Transvia y que agrupa a la mayoría de los operadores.

LOS TRABAJADORES DEFIENDEN QUE SE MANTENGAN LOS MISMOS CONTRATOS AUNQUE TENGAN QUE CAMBIAR DE EMPRESA

"Nosotros no entramos en a quién se adjudican o no los servicios, porque entendemos que es responsabilidad de la Generalitat. Lo que defendemos es que se blinde a los trabajadores", manifiesta Vicente Moreno, representante de UGT. Su objetivo es que todos los contratos con los trabajadores se mantengan conforme están. Para ello, los sindicatos llevan planteando desde hace tiempo en la Mesa Negociadora la posibilidad de que se subroguen los contratos. Esto es, pese a que se traspasen los contratos de transporte escolar a otras empresas, se deberían mantener los mismos trabajadores e iguales condiciones a las fijadas en su día.

Ya a finales del año pasado, cuando todavía no se conocía la resolución sobre este servicio y había una guerra abierta de recursos entre las empresas aspirantes, los trabajadores orquestaron una huelga por los mismos motivos. Aseguraban que estaban en riesgo un millar de puestos de trabajo, aunque ahora se reducen a poco más de un centenar por afectar solo a Alicante. La Generalitat respondió que los pliegos del concurso ya habían sido promulgados sin incluir ese punto, además de que ya era tarde para recurrir la redacción de las bases. Es por ello que a partir de entonces todo ha tenido que dirmirse mediante negociación. 

Los sindicatos principales, que son UGT y CCOO, están pendientes de que el Consell les dé una respuesta a lo largo de la próxima semana. De no ser así, y si es que las empresas restringen los contratos actuales, no descartan plantear una demanda. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email