GRUPO PLAZA

Los cogeneradores, entre ellos Ascer, piden a Bruselas acción "urgente" e igualdad con los ciclos combinados

11/07/2022 - 

CASTELLÓ. Los cogeneradores han pedido amparo y una acción urgente a la Comisión Europea. Así lo hace la asociación de cogeneradores Acogen, en la que se integra la patronal azulejera Ascer, que reclama una acción urgente a la Comisión Europea y al Gobierno para no seguir siendo discriminados frente a los ciclos combinados. 

Lanzan esta demanda, señalan, mientras la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, reconoció días atrás en el Parlamento la gravedad de la situación y anunció reformas en la cogeneración para este mes de julio. En este sentido, en un comunicado, la asociación pide que se les reconozcan los mismos precios de gas establecidos en el mecanismo de topado para los ciclos combinados mientras dure la medida.

El pasado mes de junio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico propuso reconocer a los cogeneradores un precio de gas de 50 euros el megavatio hora, mientras ha reconocido a los ciclos combinados 112 €/MWh (en cuanto al precio al que le compran el gas). De esta manera, un ciclo combinado ha ingresado en junio con el mecanismo un 64% más que una cogeneración que no puede cubrir sus costes pese a estar garantizados por ley y se las aboca al paro.

En este inicio de julio el precio de gas se ha disparado y alcanzado un promedio de 132 €/MWh reconocidos a los ciclos combinados mientras el Ministerio no ha propuesto precio alguno a los cogeneradores y las perspectivas para el invierno apuntan a precios de más de 150 €/MWh que pueden empeorar por los cortes de suministro ruso a Europa.

Coyuntura "gravísima"

La situación es gravísima y cientos de industrias están solicitando a los presidentes de sus comunidades autónomas mediación y apoyo ante el Gobierno central. Los cogeneradores piden cubrir sus costes de gas; los ciclos los siguen cubriendo mientras ellos no pueden competir en condiciones de igualdad como establece la Ley.

Los cogeneradores aclaran a la Comisión Europea que no se oponen al mecanismo de excepción ibérica y coinciden en su conveniencia para rebajar el precio de la electricidad en España, pero consideran que la regulación no es compatible con el derecho europeo en relación a la cogeneración y piden una solución justa y equilibrada sin recurrir a mayores litigios.

Como consecuencia: más consumo

Han pasado 20 días desde que el Gobierno empezara a aplicar el topado del gas para frenar los precios de la electricidad, tras el visto bueno de la Unión Europea. Desde entonces, la producción de electricidad de cogeneración se ha desplomado más de un 50%- hasta un 100% en algunos sectores-, dejando de generar el equivalente al 5% de la electricidad nacional.

Al funcionar en pérdidas, todas las cogeneraciones deberían parar, pero un 45% siguen funcionando y acumulando pérdidas porque las industrias asociadas no tienen un back up térmico o sustituto al calor producido por la cogeneración; así que si se para la cogeneración, se para la industria.

Despilfarro nacional de energía y emisiones

La cogeneración es un 30% más eficiente que un ciclo combinado, lo que hace que la Unión Europea la promueva, y que se aplique en todo el mundo. La parada de la cogeneración ha incrementado un 20% la producción con ciclos combinados, que consumen un 30% más de gas, tensionando los precios y los mercados gasistas y eléctricos y perjudicando la eficiencia energética y las emisiones, negativo para la industria y para los consumidores.

Parar la mitad de las cogeneraciones ha incrementado un 3% el consumo de gas de España, que será el 6% si paran todas. El precio actual, mayor a 130 €/MWh, supone despilfarrar más de 2.000 millones de euros al año en la factura energética, que acabarán pagando los consumidores. El perjuicio a la competitividad de la industria y el empleo es ya enorme así como el incremento de las emisiones nacionales de CO2 en más de 3 millones de toneladas, unos 250 millones de euros adicionales.  

En esta grave crisis energética, la prioridad de cualquier país es mantener en funcionamiento sus centrales eléctricas más eficientes y que además están asociadas a su industria. En cambio, el Ministerio de Transición Ecológica está fallando en encontrar una solución rápida y eficiente a la crisis.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme