X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

29, 30 y 31 de julio en benidorm

Low Festival o la renovación de una ciudad a través de la música

8/03/2016 - 

VALENCIA. El Low Festival se presenta este año con un cartel potente que lo distingue como una de las grandes apuestas del veraneo festivalero español. Este festival, muy joven si se compara con otros cercanos (el FIB cumple este año 22 ediciones) ha ido estableciéndose entre el público más joven como una fecha señalada el último fin de semana de julio.

El Low Festival se caracteriza por ser una clara apuesta por el público joven en una ciudad marcada a fuego para los mayores de 65 años: además de ser una fecha para disfrutar de conciertos de algunas de las mejores bandas del panorama del indie rock supone una renovación imprescindible en la imagen de la ciudad de Benidorm. El panorama musical de la ciudad siempre ha sido uno de sus puntos fuertes: el Festival Internacional de la Canción de Benidorm, icónico por lanzar a la fama a Julio Iglesias, dejó de organizarse en 2003. En 2008 nacía el Low Festival en el mismo recinto, el Parc de L’Aigüera, en pleno centro de la ciudad y con una capacidad muy reducida.

Cambios de recinto y cambios de nombre (de Low Cost Festival se redujo a solo Low Festival en el año 2014) y tras años con problemas de sonido y de organización, estos tres últimos años son los que han marcado la línea del festival. Una apuesta clara por la tecnología integrada en el ocio, el uso de vasos reciclables y demás iniciativas para controlar el impacto en el medio y una gastronomía alejada de lo que se puede esperar en un festival de estas características son las principales señas que distinguen al Low Festival. Eso, y que es uno de los pocos festivales de nuestro país que no cuenta con camping.

La ciudad de Benidorm, que ha visto como los últimos tres años la ocupación hotelera en el fin de semana del festival ha rondado el 97%, tiene en este evento una apuesta segura. La falta de camping en el festival y una media de 70.000 asistentes por año hacen que sea una fecha imprescindible para los hoteles de la ciudad. En 2014, un estudio realizado por los organizadores del evento aclaró que el público es mayoritariamente mayor de 25 años, con estudios universitarios y con un poder adquisitivo medio-alto. De media se gastan 75 euros por asistente, por lo que el impacto en la ciudad se cifra en 11 millones de euros. En resumen: la ciudad de Benidorm necesita al festival tanto como el festival necesita a Benidorm. Además de ser un soplo de aire fresco en su imagen y en la concepción que se tiene de la ciudad supone un enorme impacto económico; tanto es así que la ciudad tiene contratadas ediciones del Low Festival hasta 2020.

Ante las perspectivas de crear un festival reconocido a nivel internacional, el Low Festival pasó a tener lugar en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor en 2011 y desde entonces se celebra allí. José Manuel Piñeiro, el director del festival, confirma a Valencia Plaza que van “muy bien de ventas de abonos. Tenemos perspectivas de que la entrada VIP se agote este mes, por lo que vamos mucho mejor que el año pasado”. Los tres últimos años ha sido cuando el festival se ha establecido como una cita obligada en el panorama de los festivales de verano españoles y José Manuel nos confirma que “han pasado los 70.000 abonos, llegando a los 72.000 en 2015”. Además, también nos adelanta el plato fuerte del Low Festival 2016: “aún quedan más de treinta artistas por confirmar, entre nacionales e internacionales”.

Otra de las características innovadoras de este festival es el uso que hacen de las redes sociales. Su director nos confirma que “como mínimo son un equipo de tres personas y ofrecen la mejor atención al cliente que hay”. Se trata de un equipo propio que trabaja todo el año para aclarar dudas en torno al festival pero también comentan programas de televisión o cualquier cita importante para el público millennial a lo largo de todo el año. Un ejemplo más de la clara apuesta por el público joven de este festival y de al fin y al cabo, la ciudad que representa. Ya no hace falta estar jubilado para que Benidorm sea una cita obligada a lo largo del año: ahora los veinteañeros también han sumado Benidorm a su lista de imprescindibles. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email