GRUPO PLAZA

Luis Salom pone en tela de juicio el trabajo de la secretaria judicial del 'caso Taula'

Foto: EVA MÁÑEZ

El asesor del Grupo Popular Municipal solicita que se perite el mecanismo por el que la secretaria judicial dio fe de un documento aportado a la causa

20/02/2018 - 

VALÈNCIA. El asesor del Partido Popular de València Luis Salom, imputado en el caso Taula como presunto autor de un delito de blanqueo de capitales, ha enviado dos escritos al juzgado que instruye la causa. En el primero de ellos, pone en tela de juicio el trabajo de la letrada de la Administración de Justicia (secretaria judicial), tal y como han explicado a Valencia Plaza varias fuentes cercanas al caso consultadas.

Esta funcionaria tiene entre sus tareas la de fedataria pública y Salom pone en tela de juicio su trabajo al solicitar que se proceda a "la exhibición del documento o archivo original en el que se contiene la carta supuestamente confeccionada el 26 de marzo de 2015" por una de las testigos de Taula, "a los efectos de poder entender o alcanzar conocimiento acerca de cuál ha sido el mecanismo por el cual se ha validado y comprobado, por parte del letrado de Justicia, que la fecha de confección del documento o archivo original exhibido es la que consta en autos y no una posterior".

El letrado de Salom considera la práctica de esta diligencia como "fundamental para el derecho de defensa" de su cliente. Una diligencia que pone en entredicho el buen hacer de la letrada, pues como fedataria pública se supone que ha comprobado que todo es correcto antes de incorporarlo al sumario.

Mensajes

En un segundo escrito, el abogado pide que se incorpore a la causa un acta notarial y una serie de documentación. Dichos documentos son las conversaciones mantenidas a través del teléfono móvil vía mensajes entre Luis Salom y la testigo P. I. fechadas entre el 21 de marzo de 2015 y el 23 de junio de ese mismo años. Esta testigo fue la que declaró, junto a otro de los testigos, haber visto a Salom con billetes de 500 euros en la calle que presuntamente procedían del blanqueo investigado.

Según el abogado, el contenido de los mensajes "choca frontalmente con las manifestaciones realizadas por la testigo acerca del 'miedo' que tenía a mi defendido y al resto de investigados, así como desvirtúan lo manifestado en su declaración acerca de que era una persona que "está en contra de una organización que lleva décadas gobernando" en su carta presuntamente de fecha marzo de 2015.

El escrito presentado hace un uso torticero e interesado tanto de las declaraciones, como de las afirmaciones que la testigo plasmó en una carta, pues ésta en ningún momento dijo que tuviera miedo ni a Salom ni al resto de investigados, salvo a una, la secretaria del grupo municipal, Mari Carmen García-Fuster. Sobre ella sí que declaró que "sufrió amenazas por parte de la señora Fuster" y que se sintió "coaccionada por ella". Es más, preguntada en concreto por Luis Salom, la testigo dijo que no le tiene animadversión y que tanto Salom como los otros asesores para ella "son víctimas".

Y en referencia a la parte de la carta, en la que el letrado de Salom afirma que ponía: "soy una persona que está en contra de una organización que lleva décadas gobernando", omite que el párrafo es mucho más largo y explicativo sobre la situación de acoso y derribo a la que fue sometida la testigo, y que no acusa a toda la organización pues no sabe quién está detrás. El párrafo original es el siguiente, según consta en el sumario:

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email