X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ILUSTRES VERANEANTES

Mª José Català, del Perellonet a Asturias pasando por El Hierro

4/08/2019 - 

VALÈNCIA. La actual líder del Partido Popular en el ayuntamiento de Valencia, mantiene su vínculo con el Perellonet y disfruta viajando con amigos. En su etapa de Consellera halló la paz en El Hierro. En su agenda de verano siempre hay algún festival de música.

-¿Cómo recuerdas los veranos de tu infancia?

-Mis padres siempre han tenido apartamento en el Pouet, una urbanización entre el Perellonet y las Palmeras y siempre han sido muy de playa. También solíamos hacer escapadas al norte: Galicia, Asturias, Bilbao a visitar amigos y a buscar ese contraste con nuestro clima cálido, te vas con ilusión y vuelves con ganas de playa y sol mediterráneo, el fresco del norte era un paréntesis en nuestros veranos.

-Formas parte de la generación de Verano Azul, ¿cómo eran los veranos?

-Totalmente, había muchísimo ambiente en el Perelló, mucha vida nocturna. A la playa también íbamos mucha gente joven, pero por la noche en la calle de los pubs en el Perelló había muchos locales y fue un punto de encuentro muy popular. En mi juventud fui monitora de scouts y muchos veranos fuimos a Canfranc, donde realizábamos multitud de actividades, recuerdo que dormíamos bajo las estrellas y los niños disfrutaban del cambio total que suponía respecto a su rutina. Los campamentos de verano son muy recomendables y formativos tanto para los niños como los monitores, porque además de ser divertidos son muy constructivos.

-La etapa universitaria suele ser más movida en cuanto a los veranos…

-Sin duda, con mis amigas del colegio, que lo siguen siendo, hacíamos viajes. Recuerdo especialmente uno a Formentera, una isla maravillosa con mucha vida diurna y unos atardeceres de ensueño, recuerdo que coleccionaba los CDs de Café del Mar, donde pasé momentos inolvidables, por cierto, yo era la conductora oficial del grupo, no bebía, asumía gustosamente la responsabilidad de llevar a mis amigas. He de reconocer que la política ha influido mucho en mi sentido de la responsabilidad desde muy joven, ten en cuenta que con veintiséis años asumí la alcaldía de Torrent.

-Realmente asumes la alcaldía de Torrent muy joven, ¿cómo cambia tu vida y también tus vacaciones?

-Cambia muchísimo, apenas 15 días de desconexión, al principio me costaba delegar, luego poco a poco vas gestionando mejor la responsabilidad. Mis vacaciones eran viajar por ciudades europeas, Lisboa, Berlín, uno de los viajes más bonitos que recuerdo fue a Talín, de ahí a Estocolmo y a Helsinki, me gustó muchísimo. Otro país que siempre recomiendo es Polonia, me parece un pueblo muy voluntarioso y tenaz, trabajadores y luchadores. Su historia y sus lugares me conquistaron absolutamente.

-¿Alguna anécdota de verano que recuerdes?

-Un verano me fui a Berlín huyendo del calor mediterráneo y me tocó una gran ola de calor allí, luego fui a Cracovia que me pareció un sitio muy recomendable, especialmente las minas de sal. Otro año hicimos un intercambio entre estudiantes españoles y polacos y una noche hicimos gastronomía patria y se sorprendían por la riqueza y suntuosidad de nuestras recetas, desde la tortilla de patata al uso de la fruta para nuestras bebidas refrescantes veraniegas, como el agua de valencia o la sangría. 

-Has sido Consellera de Educación en el gobierno autonómico, ¿cómo recuerdas esos veranos dirigiendo una cartera tan compleja?

-Fue una etapa muy dura y convulsa, tuvimos que aplicar medidas excepcionales, cuando llegaba el verano necesitaba mucha paz y tranquilidad y ahí descubrí un lugar increíble, El Hierro, en las Islas Canarias. Es una isla que es reserva de la biosfera, un lugar muy tranquilo, con piscinas naturales, donde no te encuentras absolutamente a nadie. En ese período tan intenso necesitaba esa calma para recargar pilas, buscaba huir de la gente, fueron veranos un poco ascéticos.

-Cuando abandonas los cargos de responsabilidad, imagino que los veranos serán más tranquilos, ¿estableces un lugar fijo de veraneo o sigues viajando?

-Un poco mezcla, lógicamente después de tener cargos de tanta responsabilidad los veranos son más tranquilos y también más sociales, estoy unos días en la playa con mis padres en el Perellonet, siempre hago algún viaje con amigos y el sitio que nunca falla en mi agenda estival es Asturias, me relaja mucho visitar sus pueblos y descansar en sus casas rurales, además me encuentro a muchos valencianos. 

-¿Algún plan para este verano?

-Casi todos los veranos intento ir a festivales y conciertos. Por ejemplo, me encanta Bon Jovi aunque por desgracia este año me lo he perdido, actuó en Madrid hace unas semanas. Pero todos los años voy al festival de teatro romano de Sagunto y recomiendo mucho que la gente vaya. Este verano también quiero ver a Love of Lesbian en Taverners y no me perdí a Crystal Fighters que estuvieron en la Gran Feria de julio en Valencia.

-¿Cuál es tu imagen cuando piensas en el verano?

-La imagen que está en mi retina y memoria en cuanto a sensaciones, a foto fija son los arrozales de la Albufera, y ahora que estoy viendo la serie El embarcadero rememoro la tranquilidad que sentía cuando recorría esos caminos en bicicleta, hacíamos una ruta que llega hasta la Montañeta dels Sants y volvías a casa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email