GRUPO PLAZA

crónicas por los otros / OPINIÓN

Mamás... en acción

Tensión laboral, pérdida de ilusión, esas presiones laborales, crisis económica y de valores, ese sinsentido, ese bloqueo, ese momento en que su cuerpo le dijo 'basta', esa huida con su hija en busca de su abuela, la iglesia de San Nicolás, ese cura, ese niño ingresado en el hospital al que nunca conoció… Todos estos ingredientes fueron necesarios en su día para que hoy podamos hablar de Mamás en Acción.

12/05/2018 - 

Todo esto junto a una gran dosis de inconsciencia e irresponsabilidad y el apoyo de su gente más cercana es lo que le llevó a Majo Gimeno un mes de mayo como este de hace 7 años a fundar Mamás en Acción.

Cuando Majo me dijo que montó Mamas en Acción porque fue una irresponsable y una inconsciente la entendí perfectamente. Me sentí totalmente identificada. Supe de qué estaba hablando. Es duro pero así es.

Los motivos en su vida personal y profesional, que me permitirán que los reservemos, le dan sentido a esta historia final, al desencadenante de montar Mamás en Acción. Como también me permitirán que me ahorre los detalles que hay detrás de cada una de las historias de los niños y niñas ingresados en los hospitales que no tienen a nadie que les acompañe y que son, como pueden imaginar, terribles. Algunas historias son fatalidades de la vida inevitables pero otras podrían haberse evitado. Por ello cobra muchos más sentido el artículo de la semana pasada donde hacía referencia a las malas madres. Existen. Pero hoy vamos a hablar de esta iniciativa que surge de la necesidad y buen hacer de una mamá, de una buena mamá.

A todo este drama se une el fracaso de un sistema que nos lleva a estos niños y niñas. Algunos/as están solos/as por fatalidades de la vida que no se pueden evitar, pero otros y otras, están solos/as porque tienen padres y madres malos y malas.

Haré un ejercicio de generosidad y de amor y me ahorraré los detalles. No hace falta entrar en detalles y en ocasiones es mejor vivir en la ignorancia porque desde que me las contaba Majo no he podido dormir igual, me levanto y pienso en ellos y en ellas. Miro a mi hija, les veo a ellos y a ellas… y muero de pena.

Porque cuando eres mamá temes que cualquier cosa le pase a tu hija y a tu hijo, te pones en la piel de cada de esas criaturas y piensas si fuera la tuya. Y entonces mueres de pena y quieres hacer algo por esos niños o niñas que se ponen malitos y no tienen unos brazos donde agarrarse. Esos niños y niñas que se enfadan y nadie les consuela, esos niños y niñas que sufren las terribles rabietas y nadie les acompaña, o que tienen que ir al médico y no sienten ese calor y ese acompañamiento…

Por estos niños y niñas nace Mamás en Acción y crece de manera vertiginosa. Por la facilidad que ofrecen para ayudar y hacer este mundo un poco mejora a pesar de los problemas administrativos y burocráticos a los que se enfrentan. Hoy te haces socia de la organización y mañana están acompañando a uno de estos niños y niñas en el hospital. El impacto, el feedback directo y el poder abrazar a estos niños y niñas es un reclamo y el enganche que les hace crecer y crecer en número de voluntarios y voluntarias. Y aunque este incremento nos pone contentas, no olvidemos que esta organización solo cubre una pata de este gran problema social.

Aquí fallamos todos. Para llegar a estas situaciones fallamos las personas, falla un sistema y fallan las instituciones públicas que no llegan a cubrir estas necesidades. Unas instituciones públicas que deberían al menos apoyar, facilitar y cubrir la logística y la infraestructura necesaria con técnicos y profesionales aunque el cariño, que no se paga con dinero, lo pongan las Mamás en Acción.

Estas ‘Mamás en Acción' dan cariño y amor a niñas y niños hospitalizados que no tienen a nadie través de su programa ‘Cura Sana’. El objetivo es poder trabajar en red con las Mamás en Acción y los profesionales de la administración pública que aporten la parte más técnica.

Se trata de trabajar en red, trabajar todos juntos en una misma dirección. Asumir que no se dispone de recursos suficientes, no es un fracaso, el fracaso está en tratar de desviar la mirada, en tratar de silenciar y en tratar de tapar una realidad.

Solo espero que el gobierno que tenemos actualmente, que se declara abanderado de unos principios y unos valores determinados, no caiga en estos vicios y en las malas costumbres de la política universal de intentar desviar el foco de atención ante determinados problemas cuando se acercan elecciones. Confío en que así no sea. 

Majo Gimeno me explica que Mamás en Acción nació "de la empatía de madre de una mamá primeriza, que se estrena en su papel de madre y descubre que no todos los niños que estaban malitos tenían a una mamá cerca durante sus estancias hospitalarias. Me di de bruces con la realidad y el deseo de poder colaborar a título personal dedicando ratitos de “madre” en el hospital, me hicieron ponerme en marcha".

Para ella, Mamás en Acción aporta "positivismo, cooperación en nuestra ciudad y en nuestra casa (cuando una mamá en acción vuelve a casa tras un turno de hospital, tu familia te “cuida” especialmente y te miman intentando contribuir indirectamente al impacto que tú has dejado en el hospital), aporta valor, conciencia social. Cariño y esperanza".

En Mamás en Acción trabajan con "niños que no tienen padres o no pueden vivir con ellos y con padres y madres, en situaciones retadoras, con voluntad de progreso".

Su principal apoyo, me cuenta, "viene de dentro, de la respuesta de voluntarios comprometidos que ponen al niño en el centro de todas las cosas y no les importa si es día o noche, laboral o festivo responden rápidos a la llamada y no dejan nunca un turno sin cubrir. Después de ellos, el principal apoyo viene de nuestro gobierno regional y el Hospital La Fe. Mamás en Acción hace un gran trabajo de la mano de la Dirección General de Infancia y Adolescencia, que confía en nuestra labor y nos permite acompañar a los niños y que ha validado que el mejor impacto viene de la profesionalidad de su equipo y el cariño inoculado de Mamás en Acción".

"Desde el 2013 cuando nacimos, hemos prototipado, estructurado y validado el modelo de funcionamiento óptimo de nuestra comunidad y en estos momentos estamos en fase de consolidación para el año que viene poder llegar a las primeras ciudades, de las 19 que tenemos en España, con grupos de más de 20 voluntarios, esperando arrancar nuestra labor allí", añade.

A aquellos que no son mamás y ven con escepticismo esta organización, Majo les recuerda que Mamás en Acción no está formado sólo por mamás. "Mamás en Acción lo formamos hombres y mujeres sin importar si somos madres o padres. No es necesario ser madre para saber dar cariño y justo es eso lo que los niños necesitan. Entiendo que nuestro nombre puede dar lugar a error, pero nuestro nombre hace referencia al papel que desempeñamos y a que nuestra labor surge de un grupo de madres que lo sacan adelante, pero hoy en día estamos muy orgullosos de decir que somos una gran comunidad diversa en la que todos aportamos valor. ¿Eres capaz de dar cariño?: ¡Bienvenido a Mamás en Acción!".

Majo también me revela que cada uno de los miembros de la organización "tiene un motivo para involucrarse y unas causas que le llegan o motivan especialmente. A mí, personalmente, ésta es una de las que más me llaman a la acción: el saber que mis hijos se ponen enfermos y lo primero que les calma es el achuchón de mamá, la protección y seguridad de sentirse arropados e inmediatamente actúa el apiretal, pero no estoy segura de que el apiretal tuviera el mismo efecto si el achuchón no se diera antes".

Para Majo "los niños son especialmente vulnerables y dependen totalmente de los adultos. Mi sueño sería que no hubiera niños enfermos en el mundo y que nunca les viéramos sufrir, pero como eso no está en mi mano, lo que realmente me gustaría conseguir es que si están malitos, jamás estén solos".

Majo asegura que "ahora mismo" necesitan muchas manos. "Necesitamos crecer en voluntarios para llegar a más niños. Mientras te cuento esto estamos en 3 habitaciones diferentes de La Fe con 3 niños al mismo tiempo. De momento no hemos fallado ni a un turno, pero sólo asegurando muchos más voluntarios podemos estar seguros de abrir más puertas. También necesitamos apoyo, como el que tú nos estás dando, para dar a conocer nuestra labor y que la gente sepa que puede contribuir en una causa necesaria e importante, a 0 km de su casa".

"Me gustaría acordarme de todas madres que luchan cada día para dar lo más básico a sus hijos. Para que no les falte el cariño ni el tiempo de calidad con ellos. Ninguna madre debería tener miedo de no poder dar a sus hijos lo que estos necesitan. Y por supuesto felicitar a todos los voluntarios de Mamás en Acción, porque siendo padres reales o no, sacan sus poderes y atrapan monstruos cada día por los pequeños que más los necesitan".

Como ven existen proyectos y proyectos. Me encanta descubrir las historias que hay detrás de cada una de las personas que decide montar un proyecto, emprenderlo y luchar por él. Y más aún si se trata de proyectos y organizaciones sociales. Proyectos que trabajan por lo demás. Proyectos que se dedican a lo niños y niñas. Esas infancias que se truncan y esas mamás que quieren hacer la vida más fácil a otros niños o niñas que no las tienen.

Además ya saben que estoy especialmente sensible con las causas relacionadas con los niños y las niñas y los dramas que por desgracia les envuelve en muchas ocasiones sean en países desarrollados como en desarrollo.

La semana que viene… ¡más!

Noticias relacionadas

crónicas por los otros

Operación Rubik

¿Por qué conviven en el mundo el hambre y la obesidad? ¿Por qué muere tanta gente de enfermedades que tienen cura? ¿Por qué las mujeres siguen ganando menos que los hombres por el mismo trabajo? Para da respuesta a estas preguntas ha nacido la plataforma online 'Operación Rubik'

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email