GRUPO PLAZA

arriesgar en los arreglos

Marc Sarrià, el teclista valenciano que se atreve a fusionar a Nathy Peluso con Chopin 

25/08/2022 - 

VALÈNCIA. ¿Qué une a Nathy Peluso con Chopin? ¿y a la rapera Snow Tha Product con Beethoven?.... Todos ellos han convivido en el teclado de Marc Sarrià, un pianista profesional valenciano que ha encontrado la fórmula del éxito a través de sus arriesgados arreglos musicales. A día de hoy cuenta en redes con más de 4000 oyentes que esperan impacientes a sus próximas combinaciones musicales, de las cuales no han podido escapar artistas actuales como Bizarrap o clásicos como Michael Jackson. Su clave es mezclar canciones reconocibles de la música clásica con “temazos”, vaya. Así es como elabora un producto que se funciona (y se fusiona) perfectamente entre sus seguidores.

Foto: ORBIS VACUI

Dar en la tecla

Todo comenzó a subir como la espuma hace dos años, en plena pandemia. Sarrià decidió hacer un arreglo musical para el tema de Viejos ciegos de Kase.O , se grabó y lo publicó en redes. Cuando lo hizo sus seguidores empezaron a mencionar al artista, quien finalmente vió el vídeo y lo compartió en su perfil. Ese empujón atrajo a la cuenta de Marc a cientos de curiosos que quedaron fascinados por sus arriesgadas combinaciones, nacidas como idea idea para matar el aburrimiento en la cuarentena, y que dieron lugar poco más tarde a su “producto estrella”: “Vi que la fórmula funcionaba y que a la gente le gustaba, me parecía que era algo que podía explotar y tener potencia. Poco a poco pude mejorar la calidad audiovisual y a partir de ahí fue todo sobre ruedas”, comenta el pianista.

Tras ello vinieron todo tipo de versiones: Michael Jackson, Earth Wind & Fire, Eric Clapton… Todas ellas surgieron por la intención de ir más allá de las “canciones de pop facilonas”, aunque realmente lo que daba en la clave era combinar los opuestos absolutos, con artistas de todo tipo que navegaban desde la música clásica hasta el jazz: “Mis arreglos son arriesgados, lo admito. Yo no soy muy técnico ni virtuoso, pero quería encontrar una forma de expresión en la que me sintiera satisfecho”. Esa forma de expresión nace en parte de su trayectoria, ya que la idea germen se originó cuando entró en la orquesta Top Zero: “Estuve con ellos tres años, hacíamos versiones exactas de canciones de todo tipo, cuando me lo dejé seguía teniendo ese mono creativo y fue así como surgió todo esto”.


Del grupo al individuo

Marc no se anda con romanticismos, lo suyo con el piano empezó porque era el instrumento que tenía por casa cuando era pequeña. Poco a poco su virtuosismo comenzó a llamar la atención, por lo que le apuntaron a los estudios profesionales de piano clásico en el conservatorio profesional de València, con apenas 8 años. Poco más tarde obtuvo el grado profesional y elemental en Velluters, y a partir de ahí ya comenzó a construir su futuro como productor y teclista profesional: “Todo empezó porque mi abuelo era pianista, y teníamos el piano por casa. A día de hoy no puedo sentirme más contento de haberlo elegido. Es un instrumento precioso que extrañamente escasea en el panorama, por lo que quienes les dedicamos horas estamos muy demandados”.

De esa demanda surge una nueva exploración, la de Marc dentro del grupo, y comienza a formar parte de Kakao y Ayax: “En las bandas descubres mucho de ti como persona e instrumento. Si quieres aprender cosas sobre el ritmo que mejor que ver a un batería, si quieres aprender melodía fíjate en el saxo. Al final aprendes a escuchar y dejar espacio, es algo apasionante”. Entre sus estudios y su inclusión en las bandas comienza a responder cada vez más a la demanda de nuevas claves musicales: “Las producciones cada vez más van necesitando arreglos únicos, el teclado es clave para ello ya que puede emular cualquier sonido y adaptarse a todo”. Su nuevo reto ahora le espera en Amsterdam, donde va a comenzar sus estudios en música pop en uno de los mejores conservatorios del país: "Voy a Amsterdam para encontrarme. Me encanta tocar, no solo crear, y me gusta mucho el perfil de musico de sesión", confiesa el teclista, "este año he empezado a crear por mi cuenta y quiero encontrar mi voz en el inmenso lenguaje que es la musica".

Foto: MARÍA VARO

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme