X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la compañía terminó el año sin cerrar ninguna liquidación

Marina Salud, gestora del Hospital de Dénia, cerró 2018 con beneficios de 1,67 millones

28/11/2019 - 

VALÈNCIA. Marina Salud, empresa gestora del Hospital de Dénia, cerró 2018 con un beneficio de 1,67 millones, un 50% menos que en 2017, año en el que finalizó con 3,3 millones de resultado positivo. Así consta en las cuentas presentadas por la sociedad en el Registro Mercantil, donde se apunta a una cifra de negocio de 124,2 millones de euros, un 6,5% más que el año anterior. Según la distribución de la cifra de negocio de la compañía, 118 millones corresponden a la Generalitat Valenciana, 1,5 millones a compañías de seguro, 905.881 euros a pacientes privados, 372.334 euros a otros clientes y 23,4 millones a ingresos financieros.
 

La sociedad, gestionada en un 65% por DKV y un 35% por Ribera Salud, ha incluido en sus cuentas estimaciones sobre el efecto económico de las transacciones realizadas entre 2009 y 2018 con la Conselleria de Sanitat, al no haber recibido las liquidaciones definitivas. "Ambas partes se han comprometido con la mayor celeridad posible a cerrar el importe definitivo de las liquidaciones pendientes e iniciar los procedimientos administrativos conducentes a obtener los acuerdos y resoluciones correspondientes para su posterior liquidación, aunque el plazo para ello no está determinado", recoge el informe de gestión.

Cabe destacar el colapso en el cálculo definitivo de las liquidaciones en plena nebulosa de recuperar por parte de la administración pública la gestión del departamento. Y es que la Conselleria de Sanidad volvía a dejar sin presupuesto la compra de la compañía gestora para 2020 al no incluirlo en el presupuesto, un objetivo que tampoco fue recogido en el Seminari de Montanejos ni en los Acuerdos del Botànic II. 

Marina Salud esperaba cobrar durante el primer ejercicio de 2019 20,1 millones de la cápita. De hecho, según consta en las cuentas, la concesión reclamó ante Sanidad en 2018, por la ley de Contratos del Sector Público, los intereses de demora sobre las facturas de la cápita emitidas en ejercicios anteriores. De esta cantidad, parte está cobrada y parte está en proceso de litigio. En 2019 el Consell aprobó un ingreso a la empresa gestora de un total de 47,7 millones a través de enriquecimiento injusto, un montante que cubre conceptos como el pago de fármacos abonados por la concesionaria, asistencias prestadas a población no protegida, servicios de hemodiálisis o la actividad concertada para aligerar listas de espera asumida por la concesionaria. 

Según el Plan Económico Financiero, la sociedad tiene previstas diversas actuaciones sobre la infraestructura como la conservación, reposición y mejora de las mismas a lo largo del periodo concesional y cuyo importe aproximado asciende en el ejercicio 2018 y 2017 a un total de 38 y 44 millones de euros, respectivamente. Asimismo, las actuaciones sobre la infraestructura realizadas en el ejercicio 2018 y 2017 han ascendido a 5,5 millones y 5,6 millones, respectivamente. 


La propuesta de distribución del resultado de 2018 a presentar a la Junta General de Accionistas consistió en distribuir la totalidad del resultado obtenido en el ejercicio a reservas voluntarias. El balance a 31 de diciembre de 2018 presentó un fondo de maniobra negativo de 30 millones euros. Según apunta la compañía en el apartado de acuerdos de concesión, el derecho de cobro al finalizar el ejercicio era de 50,6 millones de euros. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email