GRUPO PLAZA

NUEVO ‘PROGRAMA DE PLURILINGÜISMO DINÁMICO’

Marzà termina con la educación por líneas e implanta seis niveles lingüísticos “de libre elección”

El alumnado de la Comunitat que satisfaga con éxito sus estudios obtendrá un certificado, de mayor o menor rango, sin necesidad de acudir a la JQCV ni a las EOI

21/09/2016 - 

VALENCIA. Ha habido tantas especulaciones en torno a la regulación lingüística en los centros educativos que al final nadie ha acertado. Adiós a los programas por líneas implantados por la anterior Administración, ya sea únicas, dobles o triples. La nueva propuesta del conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deportes de la Generalitat, Vicent Marzà, es un "Programa de Plurilingüismo Dinámico” con seis niveles de intensidad. Cada centro podrá escoger a cuál adherirse, pero eso determinará el certificado de castellano, inglés y valenciano que se otorgará a su alumnado una vez finalizados los estudios.

El discurso del conseller pasa por un lema: “No vamos a  imponer nada”. Una consigna varias veces repetida en el encuentro que mantuvo ayer con la prensa, donde en todo momento estuvo acompañado por el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miguel Soler, y otros miembros de su gabinete. Supo regular bien el anuncio del borrador del decreto, pero eso no evitó las numerosas preguntas ante un modelo inesperado. Porque si bien el nuevo planteamiento ni “obliga” ni “prohíbe”, como poco invita a los centros al mayor grado de plurilingüismo si quieren estar a la vanguardia del escenario educativo.

En concreto se establecen seis niveles lingüísticos, inspirados por el Marco Común Europeo: Básico 1 y 2; Intermedio 1 y 2; y Avanzado 1 y 2. Es cuestión de cada centro decidir en cuál quiere estar y tomar las medidas oportunas para adaptarse a sus requisitos. El Consejo Escolar tiene la responsabilidad de concretarlo año a año el Proyecto Lingüístico de Centro, siempre contando con el respaldo de dos tercios de sus miembros y sabiendo que debe aplicarse la misma opción para todos los cursos. La Conselleria se encargará de revisar las solicitudes dentro del marco institucional y, si no está de acuerdo, instará a modificarlas. 

Todos los centros públicos de la Comunitat, en los que aún sigue vigente el sistema por líneas diseñado por el Gobierno del PP, parten de entrada del nivel Básico. “Digamos que este sistema equivale al mínimo. Creemos que es insuficiente para tener buena competencia en valenciano y en inglés, pero lo dejamos a elección de cada cual”, valoró el conseller, quien sin embargo añadió: “Lo que está claro es que este modelo no ha funcionado Seguimos teniendo un bajo nivel de inglés y de valenciano, además de haber generado una segregación entre el alumnado que acude a la línea de castellano y el de valenciano”, ha argumentado, para luego confirmar su futura eliminación y la consecuente derogación de la ley del PP.

Marzà asume que no ha sido fácil llegar a este planteamiento, “uno de los retos más grandes” a los que se enfrentaba como conseller. Habla de un proceso largo y costoso, que arrancó cuando su departamento encargó informes a las Unidades de Educación Multilingüe de las diferentes universidades de Valencia, Alicante y Castellón. Con los resultados en la mano, se mantuvieron reuniones con asociaciones de padres, sindicatos de profesores y hasta grupos parlamentarios. “Todos estábamos de acuerdo en algo: el punto al que queríamos llegar. Nos gustaría que los alumnos se desenvolvieran con igual competencia en castellano, valenciano e inglés”, afirmaba. En base a este objetivo, se diseñó el programa plurilingüe con distintos niveles de concreción “que pretende adaptarse a las diferentes realidades".

Según explicó ayer Marzà, la Conselleria tiene unas tablas de equivalencia de dónde está cada centro (ver imagen 1) y qué debería hacer para ascender (ver imagen 2). El único modo de subir es fomentar el dominio de las tres lenguas de manera paralela, nunca una por encima de otras. Los itinerarios concretos vienen definidos en el decreto, pero en general, pasan por impartir más horas vehiculares en otras lenguas en asignaturas no lingüísticas y por la adecuada formación del profesorado en cada área. Además, habrá una asignatura de Competencia Comunicativa Oral, tanto en valenciano como en inglés, que será obligatoria en cualquiera de los niveles y se contempla dentro del horario lectivo. El objetivo de esta enseñanza será aumentar la comprensión y expresión de ideas a partir de herramientas como debates y y dramatizaciones para fomentar la expresión del alumnado.

La implantación pretende hacerse “de manera gradual”. Esto quiere decir que, aunque se opte por inscribirse en el Avanzado, el refuerzo arrancará en Infantil (2017/18), para luego pasar a 1º y 2º de Primaria (2018/19), 3º y 4º (2019/20), y así sucesivamente. Esto quiere decir que el inglés empezaría a aumentar a partir de los cuatro años, y siempre en las áreas donde no pueda suponer una dificultad añadida, como es el caso de las Matemáticas. La legislación afectará también a los niveles de Bachillerato, FP y Educación para Adultos, además de hacer recomendaciones a las Universidades. En el caso de los centros de titularidad concertada, se seguirá igual procedimiento en todo lo anterior, mientras que para los privados será opcional acogerse a cualquiera de las modalidades.

Lo mismo sucederá en el caso del profesorado. Si bien la Conselleria anunció el retraso de la capacitación lingüística para la enseñanza en inglés al curso 2017/18, también pondrá a disposición de los docentes nuevas herramientas de formación. Se crearán seis centros Cefire para necesidades formativas, entre los que destaca el de Alzira, y se ofrecerán cursos específicos dentro de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI). Si llegado el caso un profesor de una determinada área todavía no está listo, habrá “flexibilidad” y se incorporará un módulo de inglés técnico “al estilo FP” a cargo del profesor de inglés del centro.

Por último, tanto el conseller como el secretario autonómico incidieron en que este programa va “más allá del aula” y trasciende “a nivel social”. Atendiendo a esto, además de hablar de metodologías de aula y de intercambios con el extranjero, avanzaron que habrá acuerdos y convenios con el futuro ente de RTVV para impulsar contenidos en valenciano y en inglés. 

Aprobar Bachiller con un B1

La acreditación lingüística constituye la otra gran novedad. A partir de ahora, a los alumnos de la Comunitat que satisfagan con éxito sus estudios se les entregará un certificado de su nivel lingüístico en castellano, inglés y valenciano, algo que hasta la fecha no se hacía. Si bien algunos colegios incorporaban la posibilidad de pasar un examen, no dejaban de ser pruebas adscritas a organismos externos, en algunos casos sin validez administrativa.

A partir de ahora, al acabar la ESO, los alumnos tendrán un diploma que acredite entre un B1 y un B2 de valenciano y castellano, además de entre un A1 y un A2 de una lengua extranjera. En caso de acabar Bachiller o FP, este nivel se verá ampliado entre el B2 y el C1 de castellano y valenciano, ademas de entre un A2 y B1 del inglés y homólogas. La gradación del mismo dependerá de la modalidad a la que se haya acogido su centro (Básico, Intermedio, Avanzado). Esto quiere decir, por ejemplo, que un alumno que complete el Bachiller en un programa de Avanzado, tendrá un diploma B1 de inglés de forma automática (lo que actualmente equivaldría al PET del Cambridge Institute).

El proceso se prevé complejo, porque podría conllevar cambios en las zonas escolares. Los padres tendrán que decidir en qué programa les interesa matricular a sus hijos, lo que derivará en movimientos de manera inevitable. Además, se generará competencia entre los colegios, si es que quieren ofrecer los máximos niveles a su próximo alumnado. En cuanto a los centros donde se mantiene la exención lingüística, podrán escoger si quieren quedarse en el Básico o ascender, pero en cualquier caso se "fomentará" su escalada.

En el borrador del decreto también se menciona une evaluación del modelo lingüístico, que tendrá como objetivo comprobar el grado de cumplimiento a través de comisiones constituidas especialmente para tal fin. Así, se hará una evaluación global por parte del centro cada cuatro años, y Conselleria podrá intervenir cuando lo considere oportuno. La norma definitiva prevé estar lista para diciembre, pero no entrará en vigor hasta el próximo curso 2017/18, en los niveles de Infantil de tres años y las aulas experimentales de dos años, por lo que tiene previsto culminar su implantación con el Bachillerato de 2023. 

Las primeras críticas

Tras reunirse con los medios de comunicación, el secretario autonómico, Miguel Soler, y los directores generales de Política Educativa, Jaume Fullana, y Política Lingüística, Rubén Trenzano, también mantuvieron un encuentro con los sindicatos para presentar las líneas del borrador de decreto de plurilingüismo. Como era de esperar, enseguida afloraron las primeras críticas, especialmente provenientes del Stepv. Para ellos, la propuesta de Conselleria “no cumple con los objetivos esperados de situar el valenciano como lengua vehicular de la enseñanza” y, por tanto, “defrauda las expectativas esperadas del nuevo Gobierno”, al que se presuponía una apuesta decidida por esta materia.

Además, se mantiene la exención del valenciano, algo que Stepv considera “especialmente grave” y atribuye a “la falta de valentía”. “La Administración ha optado per incentivar al alumnado con acreditaciones en valenciano e inglés si eligen los niveles Intermedio y Avanzado, pero no hay ningún mecanismo que garantice la adopción de estos programas por parte de los centros, ni tan solo después de las evaluaciones llevadas a cabo cada cuatro años”, reivindican. Es por ello que instan a Marzà y a su equipo a ser “más ambiciosos”, porque esta norma tiene “un perfil  muy bajo” para lo que ellos esperaban.

El decreto, no obstante, comenzará a negociarse en Mesa Sectorial el jueves que viene.  A partir de ahora, la Conselleria se reunirá con los diferentes agentes educativos para concretar cuestiones como la movilidad o las exenciones, antes de redactar el texto definitivo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email