GRUPO PLAZA

sólo están en marcha las de reurbanización

Más del 80% de las obras del Cabanyal del plan Confianza están pendientes de licitar

Foto: EVA MÁÑEZ.
3/07/2017 - 

VALÈNCIA. Las intenciones son buenas. Las propuestas, muchas. Pero la realidad es más magra. Las obras que se han realizado o están previsto ejecutar, son pocas. Hay buenas razones, pero pocos amores. En estos momentos más del 80% de los proyectos del Ayuntamiento de València para el Cabanyal del plan Confianza están pendientes de licitar, según la documentación que manejan los representantes de Ciudadanos en el consistorio.

El atasco fue confirmado por fuentes municipales, que lo atribuyeron a un problema burocrático interno que afecta especialmente a la concejalía de Patrimonio de María Oliver. Este retraso indeseado por todas las partes se ha traducido en que de los 13 proyectos analizados por la formación naranja, sólo dos se encuentran en fase de ejecución. En concreto se trata de la reurbanización de las calles paralelas al mar y de la reurbanización de la travesía al mar.

Las dos obras que están en marcha se aprobaron en el pleno de noviembre y juntas suman un presupuesto superior a los 1,85 millones de euros. La reurbanización de las calles paralelas al mar la está realizando BECSA, y cuenta con un presupuesto de 1,18 millones de euros. Con un plazo de 10 meses, servirá para renovar las infraestructuras viarias y aportará, entre otras cosas, pavimento fonoabsorbente para las calles Barraca, Reina, y el tramo de Dr. Lluch que hay entre Pescadores y Tarongers.

La segunda obra parte con un coste estimado de 680.820,59 euros y afecta a la avenida Mediterráneo y las calles Columbretes, Mijares, Progreso, José Benlliure, Los Ángeles y Padre Luis Navarro. La realiza el Grupo Bertolín.

Los tiempos de la administración

De las otras 11, ninguna está en fase avanzada, si atendemos a los tiempos de la administración. Los proyectos públicos deben ser aprobados por el pleno y después deben ser licitados. Primero se licitan los proyectos y se adjudican. Después las obras. Y, finalmente, se ejecutan. En estos momentos, excepción hecha de los proyectos de reurbanización que están en marcha, el resto de las obras del Plan Confianza sólo cuentan con el visto bueno del pleno y poco más.

Así, por ejemplo, ocho de los 13 trabajos programados, más de la mitad, tienen adjudicado el proyecto pero no se ha licitado la obra. Es el caso de la restauración de viviendas para alquiler en cinco números de la calle Sant Pere, y en sendos números de la calle José Benlliure, Plaza de la Mare de Déu de la Vallivana y Escalante. En total se han presupuestado para todas estas obras 1,57 millones de euros.

Otro tanto pasa con la oficina del Plan Cabanyal, que se ubicará en el número 4 de la calle Amparo Guillem y que sólo se ha licitado el destapiado, pero que no está ni ejecutado. Este previo es una obra menor que incluirá la limpieza y el vaciado. Se ha presupuestado por 5.100 euros. La obra completa tiene un presupuesto de 450.400 euros.

Se da la circunstancia que las ocho viviendas y la oficina del Plan Cabanyal también fueron aprobadas en el pleno de noviembre pasado, como las obras de reurbanización.

Lo más necesario

Desde Ciudadanos hicieron ver que son las propuestas más relevantes para el día a día del barrio las que están en la fase más primigenia, ya que ni siquiera se han licitado los proyectos. Se trata del centro de día para jóvenes de la Plaza del Doctor Lorenzo de la Flor y del centro de Servicios Sociales que se ubicará en la calle la Reina. Ambas son las dos iniciativas más caras tras las obras de reurbanización. Para el centro de Servicios Sociales se han presupuestado 795.000 euros, mientras que para el centro de día de jóvenes se han reservado 1,6 millones de euros.

Desde la formación recordaron que una de las reclamaciones de los vecinos del Cabanyal fue que las actuaciones urbanísticas fueran acompañadas de otras más sociales. De este modo, en el último pleno celebrado este jueves pasado, el portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Fernando Giner, interpeló al alcalde, Joan Ribó, y le recriminó: “Usted me habla de ladrillos cuando nosotros le hablamos de personas”.

Igualmente queda pendiente de licitar el proyecto para el Archivo histórico en el Matadero, que el consistorio quiere que sea un centro para la interpretación de la historia del barrio. Para el mismo se han reservado 616.000 euros y es uno de los más complejos de todo este plan, ya que su ejecución durará 30 meses, la más larga de todas las obras programadas. La fase previa de limpieza sí está licitada pero no ejecutada. Por 3.948 euros, la empresa Si Vareser 96 será la encargada de demoler los restos del incendio, y gestionar el fibrocemento que se encuentra en la construcción. No hay nada más en cartera. 

Estos tres últimos proyectos se aprobaron en el pleno de diciembre, hace ahora siete meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email