X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

GRAND PLACE / OPINIÓN

Mercados con nombre y apellidos

6/03/2018 - 

No es el mercado, amigo. Se lo digo a Rodrigo Rato, que negaba el saqueo durante la crisis afirmando que es la fluctuación de los mercados la que decide si un empresa cae o un banco se levanta, si un Estado es solvente o si nos califican como bono-basura. ¿Oyen esto? ¡Basura! Los mercados y las agencias de calificación de riesgos, que están pagadas por los bancos de inversiones y otros “mercados” han estado metiéndonos el miedo en el cuerpo por si nos calificaban como bono-basura o nos bajaban de la triple A. Qué mal suena todo. Y qué mal huele. Sobre todo, cuando un político condenado por apropiación indebida como el ex ministro Rodrigo Rato se atreve a decir en el seno del Parlamento español que no ha sido un saqueo. “Esto es el mercado, amigo”, dijo ante la comisión de investigación sobre la gestión de la crisis financiera y los rescates bancarios.

Pues mire, señor Rato, los mercados no son una entelequia. Mercado es el del Cabañal o, si se me apura, Mercadona. El resto tienen nombres y apellidos. Por ejemplo, el mercado del alquiler. ¿Pero qué está pasando? Pues que siguen repartiéndose el pastel. Y siempre son los mismos. Dijo Rato, “las crisis cuestan muchos millones”. No señor. Error. ¡NOS cuestan mucho millones¡ Y por si fuera poco con el rescate bancario o el de las radiales o con las ventas de acciones de inmobiliarias en manos de bancos y cajas, alguien dijo, ¿qué queda? Mira…, pues todos estos edificios con inquilinos que nos hemos quedado por una miseria porque Bruselas le daba prisas al FROB para que se deshiciera de todo… ¡A por ellos!

¿Y quién lo dijo? Pues quien se lo había quedado, por ejemplo, Goldman Sachs. Sí, el mismo que hizo caer a Grecia con la venta de swaps —no intenten entenderlo, es un producto financiero complejo, como su nombre indica—. El mismo que causó la crisis financiera mundial junto a otros tres bancos estadounidenses. El mismo que engañó a todos con las subprime, con la burbuja del ladrillo… Bueno, pues no contento con ello, ahora va a por los despojos, cual hiena hambrienta en el desierto. Porque eso es lo que nos han dejado, un desierto.

Sigo con el ejemplo. Lo hicieron en Madrid en plena crisis con vivienda del IVIMA, es decir, vivienda pública y de alquiler social, y en Majadahonda y… Pero voy a centrarme con el atraco más reciente, el de los 150 vecinos de Sant Joan Despí. El fondo inversor Goldman Sachs amenaza con desahuciarles si no aceptan un incremento del alquiler de hasta un 100%, que iría de 1.100 y 1.350 euros. Propietario de un bloque de viviendas del barrio de Les Planes, tras quedarse los despojos bancarios a través del FROB y la SAREB -el banco malo- a precios ridículos, ahora Goldman Sachs va a por el mercado del alquiler, creando artificialmente otra burbuja. El objetivo: ¿Saquear? No, eso ya lo han hecho. Sólo les queda chuparnos la sangre.

Pero, como decía, tienen nombre y apellidos. Goldman Sachs no es sólo una gran torre de acero y cristal en el centro de Nueva York. En cada país tiene su sede. Y sus brokers. Con nombre y apellidos. Veamos los ideólogos de los despojos de Sant Joan Despí, perdón, de los desahucios: Guillaume Marinacce, Marielle Stijger y Ana Estrada López por Goldman Sachs. Hay otros en el otro lado, pero eso da para otro capítulo. Todos están interconectados a través de empresas interpuestas que llevan directamente hacia Goldman Sachs en España y en Luxemburgo.

Guillaume Marinacce es un hombre joven, casado y con hijos, que aparece sonriente en su Facebook con un polo rosa jugando al golf y con gafas de sol junto a un mar muy azul. Y poco más. La gente ha aprendido a moverse en las redes en modo privado. O, tal vez, puede que se avergüence de su elevado ritmo de vida… ¿Puede? En Linkedin, la red profesional por excelencia, aparece con traje y corbata luciendo ojos azules, como Managing Director de Goldman Sachs en Madrid, donde lleva tan sólo tres años y medio. Viene de Archon Group, una filial o “socio en el negocio” de Goldman Sachs. No sabemos qué estudió, pero suponemos que mucho.

Por orden de aparición, Marielle Stijger es la Directora General de Goldman Sachs en Luxemburgo. Sin complejos, esta mujer de mediana edad aparece en la foto de su perfil profesional en Linkedin con una amplia sonrisa mientras se apresta a comerse unos deliciosos espaguetis coronados de queso que rebosan en su plato. Con una más dilatada experiencia en el campo legal y financiero que su colega en Madrid, Stijger estudio derecho en la Universidad de Maastritch con un año en Dublín.

A continuación, Ana Estrada López es una mujer joven y triunfadora que con 34 años llego a la dirección de Goldman Sachs en Barcelona. Brillante estudiante de economía en la Pompeu Fabra, fue captada por Goldman Sachs cuando realizaba una práctica de tres meses en Londres. Volvió al IESE de Barcelona, becada pro un MBA por la Fundación Rafael del Pino y aquí ya dio el salto definitivo a Goldman Sachs. Ésta ha sido su escuela. Su misión, hacer acopio de todas las viviendas protegidas, de promoción publica y privada, de las carteras de crédito de promotores impagados que estaban en manos de bancos rescatados como Bankia, Caixabank… No olvidemos que el FROB eligió a Goldman Sachs para diseñar la privatización de Bankia. ¿Información privilegiada? Ana Estrada fue la artífice de la compra de 3.000 viviendas del Instituto de la Vivienda Madrileño (Ivima), en plena crisis, y que que la Fiscalía investiga por malversación y prevaricación. Discretísima, Ana Estrada no tiene foto ni en Linkedin y apenas información. Incluso en unas jornadas inmobiliarias del prestigioso despacho de abogados Gómez-Acebo & Pombo, es la única participante que aparece sin foto. No obstante, hemos encontrado una de sus años en el Reino Unido.

Es verdad que el Reino de España y la Comisión Europea suscribieron el denominado Term Sheet Case SA:35253 Restructuring of BFA/BANKIA, adjunto a la decisión de la CEC (2012) 8764 final, de fecha 28 de noviembre de 2012. Este acuerdo determinó una fecha límite para que Bankia se deshiciese de todos sus activos inmobiliarios, con el resto de promociones impagadas en propiedad de las entidades financieras rescatadas. El FROB tenía orden de vender. Y así lo hizo, sin mirar a quién… Lo que no dijo la Unión Europea es que siguiera la fiesta de la especulación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email