GRUPO PLAZA

finaliza la v fase de rehabilitación

Museo de Bellas Artes de Valencia: punto y seguido

La urbanización del entorno y el debate sobre la gestión de la pinacoteca, las cuentas pendientes tras la profunda rehabilitación del espacio

13/01/2017 - 

VALENCIA (C.G./AGENCIAS). Fin de la quinta fase de remodelación. Entrega de llaves. Foto. Con una inversión de 10,8 millones de euros por parte del Ministerio de Cultura y un aumento de más de 7.000 metros cuadrados de superficie, el Museo de Bellas Arte de Valencia ha completado su profunda rehabilitación, un proceso formado por hasta cinco fases contempladas en el proyecto del arquitecto Álvaro Gómez Ferrer en colaboración con Manuel Portaceli. La construcción de un nuevo acceso por los Jardines de Viveros, la rehabilitación del edificio claustral o la ampliación de la zona expositiva son algunas de las novedades de la pinacoteca, que ayer celebró la ejecución de los trabajos por todo lo alto. El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo; el conseller de Cultura de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzà; el alcalde de la capital, Joan Ribó; el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y el director del museo, José Ignacio Casar Pinazo, fueron algunos de los muchos asistentes a una convocatoria con la que se cierra un capítulo, para empezar otro.

Si bien Benzo hizo una entrega simbólica de las llaves del museo, de titularidad estatal y gestión autonómica, al gobierno valenciano, la fotografía no es concluyente. La actuación culmina una etapa pero "no es el final", ya que el segundo museo más importante de España, tras El Prado, debe afrontar "nuevos retos en el horizonte", como la realización de un plan museográfico "ambicioso", la adecuación del entorno y el debate sobre el modelo de gestión. "No es el final, es un paso más en este museo, y para que esa importancia se convierta en una realidad en sus medios, instalaciones equipamientos y capacidad expositiva […] Esto es el final de una etapa pero también el principio de otras para los que no tardaremos otros 30 años", expresó el secretario de Estado.

Foto: Kike Taberner.

Junto al nuevo plan, el representante del Ministerio también se mostró dispuesto a hablar del modelo de gestión -la idea de la Generalitat es cambiar la fórmula actual por un consorcio con la participación de diversas administraciones y entidades para ganar autonomía- "con el fin de que el San Pío V se convierta en uno de los museos, no solo pinacoteca ya que la intención es que sea algo más". Por su parte, el conseller Vicent Marzà se mostró convencido de que se podrá hablar del tema del modelo de gestión "con total normalidad" y de que las tres administraciones colaborarán para "que este sea un museo tan potente como debería". Así, también resaltó el "compromiso" del Consell, que este año 2017 "ha aumentado un 50% los recursos presupuestarios hasta llegar a 5,2 millones con una línea especifica". "Estamos trabajando en las mejoras que van a venir; no es un punto final, nosotros somos reivindicativos; hoy es día de agradecer y seguir trabajando", apostilló.

La urbanización del entorno: cuenta pendiente

“Está pendiente la urbanización del entorno del museo. De hecho, me da mucha pena que un día como hoy en el que celebramos el final de unas obras, nos encontremos con solares alrededor del museo que nos indica que queda mucho por hacer, y la Administración del Estado estará junto con las otras administraciones para encontrar una solución que complete la intervención”, manifestó Fernando Benzo. Por su parte, el alcalde de Valencia recordó el compromiso del Ministerio de presentar, en mayo de 2017, el proyecto de ejecución de estas obras, que contemplan el ajardinamiento de la parte trasera del Museo, que linda con la calle Volta del Rossinyol, donde, actualmente, el Ayuntamiento lleva a cabo obras de urbanización y peatonalización. Estos trabajos se completan con la apertura y urbanización de la calle Pintor Genaro Lahuerta, el ajardinamiento del espacio anteriormente ocupado por el Zoo de Viveros y el retranqueo del muro que cierra los jardines, un proyecto que cuenta con un presupuesto de más de 1,5 millones de euros, a cargo del Plan Confianza de la Generalitat, “con el que el Ayuntamiento pretende dignificar el entorno de la segunda pinacoteca más importante del Estado”.

El edificio original, proyectado por el arquitecto barroco valenciano Juan Bautista Pérez Castiel en 1683, contaba con el cuerpo claustral y la iglesia, y sufrió diversas modificaciones a lo largo del tiempo para adecuarlo a nuevas funciones. Así, tras la permuta realizada en el año 1944 entre el Ministerio de la Guerra y el Ministerio de Educación, este edificio se adaptó para Museo de Bellas Artes y Academia de San Carlos. Entre las sucesivas remodelaciones, ampliaciones e intervenciones, las más recientes responden a cuatro fases de actuación desde 1986 a 2003, financiadas por el Ministerio de Cultura y la Generalitat Valenciana, cuyos proyectos corresponden al arquitecto autor del actual proyecto Álvaro Gómez-Ferrer Bayo en colaboración con Manuel Portaceli.

Foto: Kike Taberner.

Entre los trabajos realizados destaca la construcción de un nuevo acceso por los Jardines de Viveros a través de la portada de los duques de Alcudia y Gestalgar; la rehabilitación del edificio claustral, eliminando los balcones añadidos en el siglo XIX y consolidando muros y otros elementos estructurales; la rehabilitación del edificio conocido como Coloseo para su uso como nueva Biblioteca, consiguiendo un espacio donde la luz es la protagonista; la ampliación de la zona expositiva, creándose nuevas salas en las galerías del edificio claustral, en la galería superior de la cúpula y en la primera planta del patio Vich; y la construcción de nuevos almacenes dotados de todos los elementos precisos para garantizar la perfecta conservación de las pinturas.

Por otra parte, también se han mejorado las zonas destinadas a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, origen de las colecciones y del actual museo, mejorando no solo las circulaciones internas de la Academia sino también su independencia respecto al museo; se ha procedido a la mejora de la accesibilidad a las distintas partes del espacio garantizando la movilidad en las nuevas zonas expositivas, y se han restaurado las fachadas, torreones, cubiertas y carpinterías exteriores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email