X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

A TRAVÉS DE LA GASTRONOMÍA Y LA INNOVACIÓN

Nace 'Gastro Genius Lab', una escuela de verano para potenciar el espíritu emprendedor de los niños 

6/06/2019 - 

VALÈNCIA. KM Zero, el hub de innovación abierta dedicado a generar productos y soluciones alimentarias, ha impulsado junto a Chiquiemprendedores la primera edición del ‘Gastro Genius Lab’. Esta escuela de verano urbana fomentará el espíritu emprendedor de niños y niñas de 6 a 12 años a través de la innovación, la tecnología y la gastronomía. Al mismo tiempo, les enseñará la importancia de llevar a cabo una alimentación saludable, empoderándoles así en el rol que deben asumir frente a la comida.

El lab, que tendrá lugar en Valencia del 1 al 5 de julio de 2019, cuenta con la colaboración de empresas como Too Good To Go, Optimus Garden, Localea, Spacefit, Insectfit y Koroko, entre otras. Este programa se enmarca en uno de los ejes estratégicos de KM Zero, que apuesta por apoyar formas disruptivas de educación que doten a las nuevas generaciones de las herramientas necesarias para afrontar con éxito el futuro.

A través del know-how de KM Zero y el programa Chiquiemprendedores, la iniciativa permitirá potenciar la creatividad  y el trabajo en equipo de los niños a través de retos relacionados con la alimentación, donde los participantes también desarrollarán habilidades clave como el liderazgo y la resistencia al fracaso.

Simulando la realidad

El programa se estructura en 3 fases para diseñar, prototipar y presentar un proyecto de innovación profesional que resuelva una inquietud social relacionada con la alimentación: thinking, making i pitching.

A través del primer paso, thinking, los participantes idearán la iniciativa a desarrollar mediante dinámicas en equipo que les permitirán descubrir hasta dónde llega su creatividad. Esta es una técnica que utilizan las empresas para innovar, centrada en analizar problemas y buscar posibles soluciones. En esta primera fase, los niños también conocerán historias reales de superación que les servirán de ejemplo. 

A continuación, en el making, podrán prototipar el proyecto ideado, haciendo tangible su ingenio. Por último, en el pitching, aprenderán a comunicar sus ideas en público, ya que deberán presentar sus trabajos en un show final con premios. Además, los participantes elaborarán su propia comida a diario.

Todo el proceso lo supervisará y guiará un grupo de expertos que serán los mentores de los participantes, desde profesionales del sector empresarial a profesionales del ámbito de la comunicación. Los equipos competirán entre sí para llegar al final del lab con la máxima puntuación.

Los retadores, claves para potenciar el talento

Para hacerlo posible, distintas instituciones y empresas de reconocido prestigio como Salsas Choví y Dulcesol ya se han unido al proyecto como retadores. Se trata de compañías que apuestan por la innovación educativa y que operan en distintos ámbitos de la cadena de valor alimentaria como la producción, manipulación y transformación, energía y transporte, distribución o consumo. Su labor consistirá en lanzar desafíos reales relacionados con su actividad, que los participantes deberán resolver. Los retadores compartirán, así, su experiencia y motivarán a los equipos en el desarrollo de proyectos prácticos. El proceso para seguir sumando retadores que quieran potenciar el talento de las futuras generaciones todavía sigue abierto.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email