GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

Nadie es perfecto

3/06/2017 - 

VALÈNCIA. ¿Cómo no creer en el futuro de nuestra ciudad cuando pensamos en los muchos obstáculos, en apariencia insalvables, que ya ha superado, incluso a pesar de sus propios habitantes? Por ejemplo: durante el Francisco, nuestra gazmoñería puritana alcanzó tales cotas, que la educación en las escuelas no creó toda una generación de autómatas reprimidos gracias a que los españoles siempre hemos tenido la calle o los bares como válvula de escape y alternativa a los consultorios radiofónicos.

Ahora cafeterías y bares han recuperado su cátedra, pues son los únicos lugares donde la gente lee el periódico, documento que los camareros y los peluqueros de hoy en día deberían obligatoriamente leer por ley para poder dar conversación.

Nadie es perfecto. Aunque el manejo de las ideas puede refinarse, no se puede enseñar a alguien a ser inteligente. Sin embargo, yo sí puedo comprometerme a enseñar a dar la impresión de ser una persona inteligente. No sólo guardando silencio, sino callarse pensando en qué diría un necio si estuviera en nuestro lugar. Lo que dice el tonto es el ABC de la psicología y por muy abotargado que tengas el sentido de la observación sabes cuáles son sus respuestas favoritas, sus wheather talks inconcluyentes, sus “espero que” y “esperemos que” que son, en nuestra conversación cotidiana, las expresiones más contumaces de la insondable trivialidad humana. Animar a los desilusionados a la esperanza, esa virtud teologal, es el pequeño Prozac gratuito de bolsillo que todos tenemos a mano para no implicarnos en nada.

Si empieza así a hablar distinto empezarás a pensar distinto a los demás: mucha gente existe para decir lo que dice todo el mundo, para repetir en voz alta el refrán de la abuela, para hacer gargarismos con palabras eruditas, usar expresiones de moda como “postureo” y “spoiler” o la socorrida que repiten todos aquellos que no saben hablar inglés “OMG!”.

Si quieres ser una persona de una cierta categoría, evitarás los entrecruzamientos de palabras como “diametralmente opuesto”, “matemáticamente probado”, “óvalo perfecto”, “singladura en solitario”, que constituyen el traje de gala de los candidatos al Premio Nobel de la frase hecha y el lugar común. No seas obvio. Si notas un olor horrendo, no lo pongas en evidencia abanicándote delante de la cara con la mano; recuerda, si tienes edad suficiente, al tigre del desaparecido zoo de Los Viveros: caminaba noblemente por la jaula sin pisar sus propios excrementos y sin perder su aire de majestuoso asesino.

Si te preguntan si quieres té verde o blanco, contesta verde o contesta de blanco, o que no tomas té, pero no digas nunca que te da lo mismo. Ten una opinión contrastada y formada: no le pidas al bioquímico José Miguel Mulet Salort que, por favor, sea ecofriendly o si no dejarás de seguirle en su página de Twitter; mejor aprende un poco de biología.  

No aludas mezquinamente al ciclo de las mujeres sin saber que todos tenemos un ciclo tiroideo que nos reserva, incluso a los que nos creemos “normales”, once días de depresión psíquica, de desconfianza en nosotros mismos, de falta de inspiración, a los que siguen treinta y tres días de satisfactoria carburación y entusiasmo. 

No digas “soybipolar” porque tienes cambios de humor pronunciados, como el resto de los mortales: el trastorno bipolar tiene más que ver con la tiroides y la concentración de litio que con tus caprichos anímicos o con una posible ciclotimia.

Canibaal

Tocando perpendicularmente el tema de la inteligencia y, como a esta capital se le reconoce la capacidad de pintar con color donde sólo hay grisura, el pasado viernes 26 de mayo se presentó en el Colegio Mayor Rector Peset la revista valenciana de arte, literatura y filosofía, Canibaal, que trata en su octavo número la temática de la “Arquitectura y Terror” a través de más de 150 páginas. Un título divertido para una revista que no se puede encontrar en el concurrido Palo Alto Market, pero también existe.

Fotógrafos, artistas plásticos, poetas o escritores son los protagonistas de estas impresiones sobre la arquitectura, el terror o la intersección de ambas temáticas como los campos de refugiados, los espacios vigilados, el barrio del Cabanyal, la estación de Canfranc, la asfixia, la especulación, los muros, el cine, lo bello y lo siniestro.

La presentación tuvo ese encanto de las tranquilamente enloquecedoras reuniones de Woody Allen, en las que cada uno de los personajes expresa su hálito vital en breves frases: Jesús García Cívico, Ximo Rochera, Sara Trujillo, la redactora hispánica Adriana Calvo, Pablo Miravet y Cristina Llamedo estuvieron en primera linea defendiendo el estrado tras el cual se proyectaban, sobre una pantalla, imágenes referenciales de los contenidos.

Inma Coll, autora de la portada de este número, Eduardo Almiñana, Bia Santos, Wences Ventura, José Ramón Alarcón Rivero, Natalia Alarcón, Merche Medina y Lucia Peiró Lloret, de la revista Makma, Greta Verónica, Teresa Picontó, José Luis Falcó, Lula Cortz, Carlos Maiquea, Teresa Trasobares, Pilar Adón, Teresa Juan, María José González Ordovás, Carlos García Delgado, David Yeste, Julia Otxoa, Fernando Rincón, Aristides Rosell, creador de la primera Galería-café de la ciudad de la que es gerente, Imprevisual, la artista y diseñadora de interiores de MAFG-interiores Mari Angeles Fernández Giménez, fueron unos cuantos de los amigos, invitados y colaboradores.

Jose Ramón Alarcón San Martino, de Makma, y un servidor, miembros del Consejo Asesor de la revista, salimos a pronunciar un duelo de aforismos en el barro. De tanto afán filosófico yo me sentí poseído por esa Miss Venezuela que todos llevamos dentro, que me obligó a recitar a Gómez Dávila para conectar con el público a través de la actualidad: “La actitud revolucionaria de la juventud moderna es inequívoca prueba de aptitud para la carrera administrativa. Las revoluciones son perfectas incubadoras de burócratas”, de lo que solo me redimí citando a Vanessa Mendoza, Miss Colombia 2002: “Definitivamente, me gustaría conocer a Lady Di; afortunadamente ya murió”.

València Negra

Todos nosotros sin excepción deseamos vivir una experiencia inolvidable. Ser testigos de algo o al menos ser uno de los que asegura haber estado allí, ya sea el día que Felipe conoció a Leticia o de la matanza de Puerto Urraco. Así nacen de muchos chismorreos: todos queremos ser co-protagonistas y que escuchen nuestras opiniones. Este fenómeno procura curiosamente el aumento de la venta de entradas a determinados espectáculos que están nominados a un premio, como en los óscares, y eso ocurrió el último día que se representó la última función en la Sala Russafa del montaje “Shakespeare en Berlín” de la compañía valenciana Arden. ¿Y si la premian y yo no la he visto?

La obra trata el tema de la amistad puesta en jaque en esas épocas en las que alguien resulta inconveniente. Está localizada temporalmente en el Berlín de antes, durante y después del nazismo. Su final es sorprendente. Nos alegramos unánimemente de que la pieza, que abrió el ciclo de teatro negro en València, haya sido seleccionada para los premios Max 2017 en la categoría Mejor Actor de Reparto que podría llevarse el próximo lunes Chema Cardeña en el Palau de les Arts. De hecho, la obra, en la que actúan también los geniales y Juan Carlos Garés e Iria Márquez, fue preseleccionada para Mejor Espectáculo y Mejor Texto Original, del cual es autor el propio Cardeña. 

Fui con el director de escena Juli Leal, quien ya dirigió en mayo de 1997 a Juan Carlos Garéen la lectura dramatizada Sófocles y Brecht (Talk Show) de Walter Jens, donde los técnicos que la grabaron actuaron de técnicos y el público actuó de público. 

El teatro Ruzafa estaba abarrotado, entre los asistentes, María Minaya y Rafa Alarcón, nuestra regidora y actriz en Los que llegan por la noche”, Patricia Martí Rodríguez, el concejal por Compromís de Comercio, Control Administrativo, Espacio Público y Relaciones con los Medios de Comunicación del Ajuntament, Carles Galiana. 

Vicente Marco, con te de Vicente, el escritor, está imparable con su producción literaria y la semana pasada estrenó en la Fundación Bancaja y en el Aula de Cultura de El Corte Inglés, el espacio que gestiona Pau Pérez Rico, tres de sus micro-historias, interpretadas junto a su actor fetiche, Tonino Guitián.

Como espectador de excepción entre el público cautivo, el artista Pol Coronado. Y, a la salida, nos encontramos con María Ángeles Fayos, que nos recomendó que fuéramos a disfrutar de “Pels Pèls", a ver a Lola Moltó, en el Talía, antes de que se convierta en “Por los Pelos” y no podamos comparar las dos versiones.

Agitados, y algo revueltos

Después de dos años de legislatura, los partidos se reúnen, o deberían, para hacer una introspección acerca de su gestión. Algunos ayuntamientos se pasan el relevo, algunos se jubilan después de haber sido alcaldes, todo se pacta y se discute como en tiempos del rey Salomón. Compromís lo tuvo claro: celebró en el cauce del río Turia una fiesta “abierta a toda la ciudadanía” con almuerzo popular por cinco euros previa reserva. La coalición fletó autobuses desde todas las comarcas para asistir a actuaciones musicales, juegos infantiles y una feria de entidades. 

Lucieron prácticos gorros naranjas Mónica Oltra, Manuel Alcaraz, Joan Ribó, el secretario autonómico de Medio Ambiente, el marido de Mariola Cubells, Julià Álvaro, y el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví. En un estrado lateral a su derecha: Sergi Campillo, Vicent Marzà, Fran Ferri, y mi favorita, Verónica Ruíz, portavoz del equipo de gobierno. Como invitados: el portavoz del PSPV, Manolo Mata, las diputadas socialistas Ana Barceló, Rosa Peris y Concha Andrés, el secretario general de Podemos en la Comunitat, Antonio Estañ, y los parlamentarios Sandra Mínguez y César Jiménez.

Por su parte, el PSPV ha editado un video que promociona las áreas consistoriales con sello de la gestión socialista: Ocupación, Turismo, Urbanismo, Deportes, Hacienda, Promoción Económica, Sanidad y Protección ciudadana. Me encontré, reunidos en La Nau del pacto, a los concejales Vicent Sarrià, Ramón Vilar, Maite Girau, Anaïs Menguzzato y Sandra Gómez, del grupo municipal, quienes aseguraron a los medios que estarán, vocación de servicio, “donde digan los militantes del partido”.

Por amor al arte

El diseñador RicardoAlcaide, casi me olvido, celebró el quintoaniversario de su estudio en la Galería Pepita Lumier bajo el lema “Así que pasen cinco años”, congregando a más de un centenar de personas relacionadas con la profesión como Marisa GallénCarmina Ibáñez o Macdiego

Y ayer viernes irrumpió el historietista, animador y videocreador zaragozano Eduardo PelegríCalpurnio", en la misma sala, con su exposición con obras de “Mundo Plasma”, también del nuevo gran recopilatorio de “El Bueno de Cuttlas” e ilustraciones, collages y pinturas que ha realizado en los últimos meses acerca de la misteriosa figura de “El Golem”.

Ya les contaré cómo fue el vernissage y el Cool Market de la Fashion Night la semana próxima, porque ésta ha estado en València el mítico artista, performer mecatrónico, robótico y calendariodeadvientor (esta me la he inventado yo), Marcel.lí Antúnez Roca, siempre interesado por el calor y el frío del alma humana y cuyo nombre parece que siempre permanecerá vinculado a los inicios de La Fura dels Baus, del que fue, hasta 1989, coordinador artístico, músico y actuante.

Para entender el arte, como para entender la vida, bastaría que nos extrañáramos un poco más de todo y preguntáramos más. En la terraza del local de Intramurs, junto a los artistas Ulises “pistolo” y Javi Jiménez, bajo los auspicios de un patinete electrónico al que se le había aplicado música fallera, Salvia Ferrer y Óscar Mora han estado hablando con Antúnez sobre la posibilidad de llevar a cabo un proyecto artístico suyo en nuestra ciudad. Algo sin duda que dará que hablar a juzgar por los trabajos tan cuidados que ha realizado interesándose por la gente a la que une, retrata, exalta, divierte y hace pensar, como en este pasacalle llamado ALSAXY, una instalación interactiva para todos los públicos, producto de una residencia de Marcel·lí en el barrio de Hautepierrre de Estrasburgo, Francia.

Por de pronto, con la mirada penetrante de un niño, estos días ha estado preguntando a todo el mundo cómo es la sociedad valenciana, a qué aspira, qué le gusta, qué ha hecho, qué le ha marcado, qué problemas le ocupan.

Habrá que esperar a que todo vaya cuajando para que podamos saber en qué se plasmará, pues bien se sabe que la escasez no es precisamente la cuna de la belleza y que nuestros festivales son muchos, la mayoría pobres, pero también honrados.

Yo quedé muy contento: le vendí a Antúnez la historia de mi querido personaje de fray ServandoTeresa de Mier, el sacerdote liberal dominico mexicano que tan fielmente nos retrató a los madrileños, los catalanes y los valencianos a principios del siglo XIX y que, perseguido por la Inquisición, se vengó desde el más allá: cuando su momia natural, durante la supresión de las comunidades monacales, fue sacada del convento de Santo Domingo en Ciudad de México y exhibida como curiosidad pública. 

Corrió el falso rumor de que los frailes habían sido emparedados en vida. Un emprendedor llamado Bernabé de la Parra, dueño de un circo ambulante, compró cuatro de las momias, entre ellas la de fray Servando, y se las llevó a Argentina para su espectáculo “víctimas de los crímenes atroces de la Santa Inquisición”. Fueron vistas por última vez a finales de siglo, en Bélgica. Ni Servando ni Marcel-lí, ni el mejor guionista de la Fiscalía Anticorrupción, se hubieran esperado una sorpresa tan fatalmente irónica como esa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email