X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la compañía cambia el ceo

Neinor rebaja sus entregas de viviendas para los próximos años por retrasos de construcción

8/04/2019 - 

VALÈNCIA (EP). Neinor Homes ha rebajado el número de viviendas que entregará a los clientes en los tres próximos años, en su mayor parte ya prevendidas, por los retrasos que está acumulando en su construcción, según anunció la inmobiliaria, una de las nuevas firmas del sector constituidas tras la crisis.

La compañía prevé así entregar entre 1.200 y 1.700 viviendas en 2019, frente al objetivo inicial de dar las llaves de 2.000 viviendas, toda vez que en 2018 sí que cumplió el de entregrar 1.000 pisos. Para 2020, Neinor calcula que entregará a sus compradores entre 1.700 y 2.400 casas, si bien el objetivo inicial era dar 4.000 anuales en ese año y sucesivos.

No obstante, en 2021, el nuevo calendario establece que concluirán y darán entre 2.400 y 2.750 pisos. A partir de esa fecha prevé situarse en una 'velocidad de crucero' en cuanto a entregas de entre 2.500 y 3.000 viviendas al año. Neinor Homes atribuye la necesidad de retrasar parte de las entregas a los retrasos que está acumulando la construcción de los pisos, una demora que achaca a los plazos de obtención de licencias de obra y a la "presión" de los costes de construcción, ante la "limitada capacidad" de la industria constructora.

"Hasta que el sector se estabilice, los plazos de ejecución se han alargado y el ciclo promotor se ha extendido más allá de lo esperado", asegura la compañía participada por el fondo israelí Adar Capital. Según la empresa, se trata de un nuevo plan de entregas "conservador" que "protege los beneficios y a los clientes", si bien el descenso en el número de entregas se reflejará en los resultados dado que las promotoras facturan las ventas de viviendas a su entrega.

Así, para 2019 Neinor prevé un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 70 millones de euros, alrededor de la mitad de los 150 millones inicialmente estimado. La inmobiliaria tiene una cartera de 2.750 viviendas prevendidas que corresponden al 81% de las entregas inicialmente programadas para 2019 y al 30% de las fijadas para 2020 y años sucesivos, según indicó la empresa la pasada semana con ocasión de su junta de accionistas.

Nueva 'hoja de ruta'

A partir de estos ajustes, Neinor Homes ha diseñado un plan de negocio a medio plazo, cinco años (2019-2023) con el que busca "volver a arrancar desde una base operacional excelente".

El nuevo plan establece una nuevo ritmo en promoción de viviendas, de entre 2.500 y 3.000 pisos anuales, y apuesta por seguir invirtiendo en compras de suelo, a las que destinará un total de 500 millones de euros en el conjunto del periodo.

Además, la compañía que preside Ricardo Fluxá, a pesar del ajuste a la baja en las entrega de pisos y su consiguiente impacto en su facturación, anuncia que empezará a pagar dividendo a los accionistas en 2020.

Juan Velayos deja el cargo de CEO

No obstante, la gestión de los retrasos en las entregas y de la nueva 'hoja de ruta' corresponderá a un nuevo equipo directivo, toda vez que el actual consejero delegado, Juan Velayos, haya "acordado" con el consejo dejar el cargo.

 Neinor ha nombrado nuevo consejero delegado a Borja García-Egotxeaga, actual director de Operaciones. Además, la inmobiliaria contará con un consejero delegado adjunto, cargo que ostentará Jordi Argemí, quien lo compatibilizará con el de director financiero, y el consejero dominical Jorge Pepa será nombrado vicepresidente ejecutivo.

Estos tres ejecutivos reemplarazán a Velayos, quien ha estado al frente de la promotora desde su constitución en 2015 por parte del fondo Lone Star y a partir de los activos inmobiliarios que compró a Kutxabank. En marzo de 2017 Neinor Homes se convirtió en la primera promotora inmobiliaria en salir a Bolsa desde que en 2008 estalló la crisis. La firma, que debutó a 16,46 euros por título, actualmente cotiza en el entorno de los 10,80 euros.

Durante la segunda mitad de ese año, Lone Star salió de su capital y fue reemplazado como socio de referencia por el fondo israelí Adar Capital, que actualmente controla un 28,6% de la firma. El resto de accionistas son todos inversores institucionales extranjeros como Bank of Montreal, Invesco o Julius Baer.

 Según los datos que Velayos expuso la pasada semana con ocasión de la junta general de accionistas, Neinor figura como una de las mayores inmobiliarias de entre las que se constituyeron tras la crisis. En la actualidad cuenta con "5.000 viviendas con grúas", esto es, en construcción, y otras 3.300 "a punto de iniciar las obras". Además, dispone de un banco de suelo equivalente a 13.000 viviendas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email