Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

en caja alta

Niña prodigio Jessica Walsh

Ha pasado más de la mitad de su vida en contacto con el diseño profesional, y a sus 31 años es un referente internacional como diseñadora y directora de arte

21/03/2018 - 

VALÈNCIA.- Nacida en 1986 en Nueva York (los que más la admiramos ya llevábamos unos años en este mundo), Jessica Victoria Walsh estaba obsesionada con las manualidades ya de niña, algo que a día de hoy caracteriza su trabajo, junto con una energía e intensidad que también se destilan de los proyectos que dirige.

Es esa determinación por hacer cosas, y hacer más, lo que probablemente la haya llevado hasta donde está, con una meteórica carrera llena de aciertos que son fáciles de averiguar ahora, uniendo los puntos hacia atrás. Y es que a los once años estaba diseñando el logo para la empresa de software de sus padres, y descubrió que eso podía ser más que un hobby, ya que a partir de trastear con el diseño web se le cruzó en el camino un goloso contrato con una empresa de desarrollo online que prefirió pasar por alto para formarse como tocaba. Así es cómo en 2008 se graduó en la Rhode Island School of Design, y tras rechazar otra más que destacable oportunidad (tuvo una oferta para incorporarse como diseñadora gráfica en Apple) prefirió entrar de prácticas en Pentagram bajo la tutorización de Paula Scher.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Walsh recuerda aquella encrucijada como una cuestión en la que basó su decisión en preferir seguir aprendiendo de los mejores y seguir la carrera de las marcas y el branding, aunque tras un año en la agencia neoyorquina no hubo vacante para quedarse y la propia Scher la recomendó para el puesto de directora de arte de la revista Print, que compaginó como diseñadora e ilustradora de portadas para The New York Times, una época en la que prácticamente definió el estilo que terminó siendo tendencia a nivel global y marcando una era del diseño gráfico contemporáneo.

(Lea el artículo completo en el número de marzo de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email