X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Reacciones a la investigación judicial

No es el 'Ritagate', es el 'PPgate'

Todos los partidos políticos municipales piden acabar con la corrupción, señalan al PP como partido como responsable de la financiación ilegal y muestran su indignación por las informaciones reveladas por 'Valencia Plaza'

22/12/2016 - 

VALENCIA. Durante el pleno ordinario del Ayuntamiento de Valencia este jueves se aludió a las noticias publicadas a lo largo de la semana por Valencia Plaza sobre la financiación de las campañas electorales del PP. Muy especialmente se hizo mención a la última revelación, la de que la candidatura de la difunta Rita Barberá había contado con dinero de las arcas municipales. Las diferentes noticias  que se han ido desgranando cayeron como una bomba en el cap i casal, hasta el punto que fue un tema de conversación recurrente.

Ya el alcalde Joan Ribó hizo mención a ellas durante la discusión sobre una moción presentada por el PP. Desde el grupo popular se quería dejar sin efecto el acuerdo por el cual cuatro de los cinco grupos municipales instaban a la ex alcaldesa para que dejara su acta de senadora. Ribó mencionó las informaciones y señaló: “No podemos aceptarla. Debe separarse el respeto a las personas de la acción política. Nos reafirmamos en el acuerdo unánime. Quiero manifestar que me he dirigido a la familia para que dispongan de un retrato como alcaldesa. No mezclemos las cosas por respeto también a la propia Barberá”, comentó.

Y es que entre los grupos de la oposición se quiere ir más allá de la crítica a una persona, ya fallecida, y apuntar a la raíz del problema, al PP como partido. Porque, y ésa es una idea que compartían los representantes del equipo de Gobierno municipal, lo que se ha confirmado esta semana es un funcionamiento institucionalizado de corrupción que sólo ahora comienza a vislumbrarse.   

JOAN RIBÓ (Compromís): “Aunque el asunto está bajo secreto judicial, y debemos guardar la cautela oportuna al respecto, lo bien cierto es que en Compromís ya denunciamos desde el minuto 1 las sospechas que teníamos por la supuesta desviación de fondos públicos mediante Laterne y Trasgos, como denunciamos ante la Fiscalía Anticorrupción. No nos sorprende, por tanto, la información que estos días podemos leer y escuchar en diversos medios de comunicación.

Conmigo como alcalde va a haber una colaboración absoluta con la justicia, con dos objetivos fundamentales: en primer lugar, que se asuman las responsabilidades de un caso gravísimo que afecta a la imagen pública de toda una institución y que arrastra mediáticamente a la ciudad. Y en segundo lugar: que se devuelva uno a uno hasta el último euro a los valencianos.

Si se confirma la información aparecida, estaríamos ante la constatación de un dopaje político: el PP habría estado concurriendo a las elecciones haciendo trampas y llenando la ciudad de propaganda, al estilo totalitario. Pero además, asistimos, una vez más, a la confusión entre lo público y lo partidista. Es decir, presumiblemente, los recursos procedentes de las arcas públicas podrían haber servido para alimentar los gastos desmesurados de las campañas electorales del Partido Popular. ¿De qué manzana podrida quieren convencernos, cuando la justicia investiga presuntas prácticas corruptas generalizadas en el Partido Popular?”

SANDRA GÓMEZ (PSPV): “Si se confirman las informaciones, se ve que el PP se aprovechó de una Fundación que recibía el 99% de las aportaciones de los fondos municipales. Habrían utilizado dinero público para su campaña. Es una situación muy grave, una locura, una vergüenza, el súmmum del doble robo. Ya no es que vayan dopados a las elecciones, que se financien irregularmente, que blanqueen capitales, que sobrepasen los límites del Tribunal de Cuentas, es que utilizaban capitales públicos para financiarse las campañas.

Es el PPGate. Ayer [por el miércoles] lo comentábamos en nuestro partido. Hay un problema estructural en el PP que afecta a toda la estructura de todo el partido. Hace poco, en el caso Taula, veíamos como estas mismas prácticas se siguieron en la campaña de 2015. Es una manera de funcionar intrínseca que se proyectaba en todos sus niveles. Famoso es el caso Gürtel, la pieza de la campaña autonómica de Francisco CampsEl Partido Popular nunca ha respetado las reglas del juego.

No podemos reescribir la historia pero que al menos quede constancia que sus victorias electorales, con mayorías aplastantes que tanto les gusta poner en valor, habría que ver cómo habrían resultado si hubieran concurrido a las elecciones con los presupuestos que les tocaba”.

JORDI PERIS (Valencia en Comú): “La única valoración posible es que hay que llegar hasta el fondo del asunto y aclarar cualquier irregularidad. La información que hay hasta el momento es muy alarmante.

Habrá que confirmar toda la información, pero hacia lo que apunta, si se confirma, es que la hegemonía del PP durante tantos años ha sido fruto de las trampas y la ilegalidad. El PP habría concitado el respaldo popular a costa del dinero público, de la malversación y del delito electoral.

Habrá que confirmar y llegar hasta el final y, por lo que vamos sabiendo, se hizo a costa del patrimonio municipal histórico, de la fundación para el Turismo y de fundaciones relacionadas con la Innovación.

FERNANDO GINER (Ciudadanos): “Estamos hablando siempre desde la presunción, pero hemos pedido desde el primer momento romper con esta situación de que Valencia esté siempre en primera línea por casos de corrupción. Lo que ha sucedido no debe volver a ocurrir en el futuro. Hay que regenerar para que los ciudadanos vuelvan a tener confianza en sus instituciones.

Tenemos que trabajar mirando al futuro para conseguir esa regeneración. Impulsamos la comisión Taula y lo hicimos con ese propósito, averiguar cuál es ese agujero negro que existe entre la Administración y la Política, donde pasan cosas que sólo se acaban conociendo a partir de que alguien realiza una denuncia y que el propio sistema no es capaz de reconocerlo.

Necesitamos más transparencia y nos parece fundamental objetivar los criterios de contratación. Tenemos que ser más rigurosos para que la gente vuelva a confiar”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email