GRUPO PLAZA

hablemos de europa

Nofuentes: “El covid-19 puso en serio peligro la continuidad de la Unión Europea”

7/07/2020 - 

VALÈNCIA. El Covid-19 ha hecho tambalear los cimientos de La Unión Europea. Tal y como dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, Europa se enfrenta al momento de la verdad. Se juega su futuro, económico y político. Pero los cimientos europeos parecen sólidos y las negociaciones y presiones han conseguido apaciguar, por el momento, las tiranteces entre los países del norte, liderados por Alemania y Holanda, y los del Sur, mucho más afectados por la pandemia. La Unión Europea se endeuda por primera vez en su historia para combatir el coronavirus y mitigar sus efectos socioeconómicos destinando unos fondos que incluso triplican a los del Plan Marshall. Pero… ¿a cambio de qué?

Bartolomé Nofuentes, responsable de relaciones con Europa de varias instituciones que cuentan con sede permanente en Bruselas y teniente alcalde del Ayuntamiento de Quart de Poblet, ha analizado en el programa de Plaza Radio, “Hablamos de Europa”, qué es lo que se cuece en los pasillos de Bruselas.

Ha reconocido que el Covid-19 puso en peligro la continuidad de la Unión Europea. En un momento en que todo el mundo esperaba una respuesta conjunta que frenase los efectos de la crisis, las discrepancias entre los países del norte y del sur volvieron a surgir como si se tratase de los inicios del Mercado Común. Algunos estados miembros se negaron a ser solidarios con sus vecinos del sur y creían que los efectos de la pandemia no les afectaría. Solo el Banco Central Europeo “fue valiente y actuó rápido”. Sin embargo, el también responsable de las Relaciones con Europa de la Mancomunidad de l’Horta Sud, confía en que la solidaridad se imponga definitivamente y todos los países remen en la misma dirección. De momento, Alemania ya ha cambiado de postura y es Holanda quien lidera la postura más dura.

Muchas de las ayudas que se están aprobando son a fondo perdido pero otras se deben devolver. “Partimos de una gran ventaja respecto a la crisis de 2008. Se ha demostrado que no hay problema en devolver la deuda a largo plazo. No se debe plantear que, en cinco o siete años, se exijan ajustes para llegar a un determinado nivel de deuda impuesto por Europa. Se deben de hacer los ajustes necesarios para devolver la deuda pero siendo flexibles, convirtiéndonos en un chicle económico. El potencial de la Unión Europea lo permite”.

Subida de impuestos no lineal ni generalizada

Lo que Nofuentes no duda es de la necesidad del aumento de los impuestos: “El incremento debe ser proporcionado y las grandes multinacionales dedicadas las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) no pueden escapar a la presión fiscal. Hay que valorar el impacto económico de sus beneficios y cuál debe de ser su tributación. Hay proteger a los más débiles porque, de lo contrario, no saldremos de la crisis”.

Por otra parte, el concejal de Economía y Hacienda, opina que el IVA debe reducirse en los productos asociados a la pandemia, como las mascarillas, pero subirse en otros casos. “El incremento de los impuestos no debe ser generalizado ni lineal”, apunta.

Otra de las formas en las que la Unión Europea puede recuperar el dinero es crear una partida en el Marco Financiero Plurianual 2021-2027, es decir, en los presupuestos de la Unión Europea, que vaya destinada a devolver la deuda. Algunas partidas se podrían ver reducidas pero, en su opinión, no de forma significativa.

Bartolomé Nofuentes es optimista respecto a la recuperación de la economía española. Pero para que sea rápida “no hay que frenar la protección y estímulo a las empresas, a los emprendedores”.

Teletrabajo, ventajas e inconvenientes

La digitalización de la economía y la inteligencia artificial va a irrumpir de forma clave. Pero la brecha digital hay que reducirla y solucionar la dificultad que tienen algunos sectores o zonas de la población para acceder a la transformación tecnológica.

Otro de los aspectos que han llegado para quedarse es la del teletrabajo. Aunque tiene muchas ventajas hay que estudiar con detalle cómo se va a implantar ya que, por ejemplo, no es lo mismo quien tiene un despacho en casa que el que lo hace desde la cocina porque no dispone de otro espacio.

También habría que analizar cómo se aplica la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: “¿Si se produce un accidente durante el horario de trabajo en casa quien lo cubre?. Además, si no existe obligación de acudir a la oficina nada impide a un empresario contratar a alguien que haga el trabajo desde Shanghái. ¿Qué convenio se debe de aplicar?: el que se negocie con el trabajador, el de China o el de España”, se pregunta Nofuentes quien añade que “todo es muy complejo pero es una oportunidad que cambia el modo de entender el trabajo”.

El riesgo de la deslocalización

 La principal estrategia empresarial de los últimos años ha estado basada en una competitividad de bajos costes de producción. Bartolomé Nofuentes recuerda que industrias tradicionales como el calzado o el juguete, que eran un símbolo de identidad en la Comunidad Valenciana han desaparecido de nuestro territorio. Lo mismo ocurre con los medicamentos o productos de uso sanitario que, como hemos podido ver en los últimos meses, no se deberían de deslocalizar por, entre otras cosas, el riesgo de desabastecimiento. “La Unión Europea y los gobiernos regionales deberían de replantearse un modelo basado en el valor añadido de los productos basado en la calidad y apostar por la localización. No solo hay que tener en cuenta el coste”.

Liderar en Bruselas

En estos meses de confinamiento Bartolomé Nofuentes no ha parado de teletrabajar. Ha fortalecido un grupo de posicionamiento estratégico en la capital europea liderado desde la Comunidad Valenciana. “Es importantísimo la presencia en Bruselas”.

Han redactado y presentado ocho proyectos y algunos de ellos ya tienen el visto bueno de la Unión Europea. Uno en concreto cuenta con un presupuesto de doce millones de euros y agrupa a cuarenta organizaciones, estamentos o administraciones públicas de toda Europa. En octubre empiezan el desarrollo del proyecto que plantea “un nuevo modelo organizativo y revolucionario de la agricultura. Tras revisar todo el proceso, desde que el producto está en el campo hasta que llega al consumidor, se establecerán los mecanismos del propio mercado para que sea más justo y se ponga más en valor la agricultura valenciana. Quart de Poblet es el coordinador de la mitad de los proyectos presentados.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email