GRUPO PLAZA

el tintero / OPINIÓN

Nos merecemos carbón

1/01/2020 - 

Hace años que no escribo, al menos físicamente, la Carta a los Reyes Magos, aunque todos tenemos deseos y bienes que ansiamos pedir a alguien. Y este año empecé a plantearme seriamente que debería escribir de nuevo la carta y por supuesto con bolígrafo y papel. Como dice mi buen amigo, Agustín Peralt, mentor de grandes directivos, creador del método FASE y autor del libro Lidérate, “lo que no está escrito, no existe”, sobre todo cuando de buenos propósitos y de cumplir proyectos se refiere. Así que servirá este tintero de primeros de año como carta realista a Sus Altezas los Reyes Magos de Oriente. 

Este año que acaba de terminar ha sido para los españoles un año de elecciones, para no perder las buenas costumbres, y en ese ejercicio democrático de elegir a nuestros gobernantes, hemos vuelto a mostrar un dispar criterio que no favorece ni la gobernabilidad, ni la estabilidad. Es cierto que suena muy bien aquello de que el multipartidismo es la muestra de la pluralidad del pueblo, pero a efectos prácticos chocan de frente con ese parlamento arcoíris donde a este paso habrá un representante por cada municipio de España. 

En estos días mandamos y recibimos multitud de mensajes deseando un feliz y próspero año nuevo, es una sana tradición y un noble deseo, pero todos sabemos que tanto la anunciada crisis económica como la fragilidad de un gobierno que echará a andar en unos días con los aliados más siniestros posibles, hacen que no podamos esperar lo mejor para este año que comienza. Nuestro futuro será consecuencia de nuestros hechos, y muchas de las cosas que sucederán y enfadarán a millones de españoles en este 2020, son en gran medida responsabilidad nuestra. 

La tradición cristiana nos permite tras festejar el año nuevo y brindar por los buenos momentos que anhelamos compartir, pedir a los Reyes Magos que nos traigan regalos, pero como toda sabia tradición también ofrece la recompensa que merecemos, de ahí que a los que no se han portado bien se les traiga carbón como señal de una mala actitud y de no haber cumplido debidamente sus obligaciones. 

Cuantas veces hemos oído eso de que “tenemos los gobernantes que nos merecemos”, y quizá es cierto, por ello y siendo coherente, en este tintero carta a los Reyes creo que los españoles nos merecemos carbón, negro y no dulce. Porque sabiendo el delicado momento en el que nos encontramos, hemos vuelto a elegir entre las opciones que más problemas pueden generarnos. 

El nuevo gobierno nace tocado y casi hundido, puesto que es una contradicción total que quienes desean destruir la nación y sus instituciones, sean los apoyos que elija el presidente. Ojalá se produzca un milagro, y esta triste carta huérfana de esperanza, sea transformada en un año lleno de bellos momentos. Quien firma les desea de corazón, todo lo mejor.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email