Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

edición 2018

Nuevos espacios, más creadoras y otro público: Dansa València aspira a la consolidación 

Sin embargo, los encuentros entre profesionales sigue sin alcanzar el diez por ciento del presupuesto

20/03/2018 - 

VALÈNCIA. Recuperado el año pasado, después de haber estado un tiempo en stand-by, el festival Dansa València presenta una nueva edición de espectáculos y encuentros entre profesionales del sector. El principal propósito, continuar formulándose en el ámbito nacional y local para "consolidar" la danza valenciana contemporánea. Lo harán con una programación que aumenta en un cien por cien el presupuesto que otorga el Institut Valencià de Cultura, alcanzando ahora los 120.000 euros frente a los 60.000 del 2017. Del total, tan solo un 10% se destina al encuentro entre programadores y profesionales de la danza. El resto, en su mayoría, para compañías valencianas que asumen un mayor protagonismo, dirigiendo 10 de las 19 representaciones de Dansa València. Aún así, la oferta promete la exhibición de creaciones coreografías recientes en el territorio nacional con los trabajos de Sol Picó, Israel Galván, Rosángeles Valls o Daniel Abreu.

Más creadoras y propuestas intergeneracionales

Prevista para celebrarse del 11 al 15 de abril, la próxima edición de Dansa València también erige su propuesta en los espectáculos con un enfoque de género y por presentar once obras dirigidas por mujeres creadoras. "Queremos transmitir el lema de que 'Elles es mouen'", manifiestan tanto Roberto García- director adjunt d’Arts Escèniques de l’IVC- como Mar Jimenez- coordinadora y directora del encuentro. A-normal o la oveja errante de la Siamesa, Pélvico de Otra Danza, Las muchas de Cia Mariantònia Oliver-donde la danza se acompaña por los sentimientos y el arte de mujeres mayores, o La maldición de los hombres, creación de Isabel Vázquez, son algunas de las propuestas que componen el cartel. 

Siguiendo este propósito de danza para todos y todas, el festival ha recuperado el ciclo 'La danseta', caracterizado por propuestas de carácter infantil y familiar. A través de esta nueva vertiente han sido programados Amelia. Que no te corten las alas de la compañía Marea Danza y Pequeño Big Blue, uno de lo tres estrenos que el festival acoge en esta temporada. Se trata de un espectáculo interactivo pensado para los más pequeños y pequeñas, de los 18 meses hasta los cuatro años. "Queremos producir, respaldar y exhibir la producción valenciana asumiendo un carácter intergeneracional", admite Roberto García. 

Un deseo que tratan de asumir, a su vez, con la programación de más funciones en la calle. "Estamos en una fase de transición. Venimos de una gran travesía por el desierto caracterizada por la precariedad. Ahora toca crear nuevos públicos. Y una de las grandes herramientas es la danza de la calle, porque permite captar la atención de un espectador espontáneo que puede que llegue a las salas", explica Roberto García. "Nosotros animamos a las empresas a que hagan propuestos de este tipo", añade. 

Además de Pequeño Big Blue, el IVC aprovechará para estrenar Divines Paraules junto al Ballet de la Generalitat, y Lo Inevitable, una coproducción con Espacio Inestable. La compañía de teatro se incorpora así como espacio escénico, al igual que Carme Teatro. Dos "adquisiciones" que pretenden ayudar a "descentralizar" la programación de danza y llegar a más públicos. De esta manera, ambas entidades se sumarán a la oferta del Teatro Principal y el Rialto, la Sala Matilde Salvador de la Universitat de València y el TEM Teatre El Musical. 

Actividades paralelas que analizan el sector

Al rededor de cuarenta programadores de ámbito nacional e internacional se darán cita en la feria que acoge el festival Dansa València para conocer la oferta artística valenciana. Igualmente, la cita servirá para abordar premisas del futuro del sector o para impartir clases magistrales entre profesionales. La voluntad, poder "reactivar el sector" comenzando por marcar "un nuevo horizonte" sobre el cual danzar. 

Por un lado, la Asociación de Empresas de Danza (AVED) y el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACEnE) plantean Misión Inversa: plataformas y redes de internacionalización. Una iniciativa destinada a fomentar la presencia de las empresas valencianas de danza en el mercado exterior, para ofrecerles además apoyo logístico en su internacionalización. 

Por lo que hace a los interrogantes del sector, la Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana (ADCV) organiza el encuentro Perspectivas de futuro: transiciones profesionales, con el objetivo de reflexionar sobre los modelos de transición laboral que funcionan en otros países de la UE, a la par que desmembrar cómo es está siendo el trabajo en el ámbito nacional. 

Conocer el lenguaje y el vocabulario coreográfico de algunos de los profesionales que participan en el festival, es el plus que quiere añadir Dansa València. Así, la compañía Humanhood Practice presentará su metodología basada en la investigación del movimiento contemporáneo con las pautas de Rudi Cuelo y Julia Robert. Del mismo modo, la bailarina Olga Pericet dará las claves del flamenco.

Por otro lado, el público general también tendrá la oportunidad de participar en el encuentro que la Academia de Artes Escénicas de España ha preparado entre la misma Olga Pericet y Asun Nogales, dos coreógrafas con maneras y metodologías diferentes de entender la creación de un espectáculo. La actividad pretende acercar de esta manera a los espectadores a las herramientas y los procesos creativos que acompañan una coreografía. 

Como casi siempre ocurre, la danza también dialogará con otras disciplinas en esta edición de Dansa València. La Filmoteca proyectará un avance del documental e imágenes exclusivas de Siete Leguas dirigido por Marcia Castillo-Marín y que cuenta con la participación del proyecto Balletvale+. Un audiovisual que muestra como un grupo de niños y niñas con diversidad funcional participan en la sociedad por medio de la danza. El ballet será esta vez la disciplina que les ayudara a llegar más allá del "paternalismo", para alcanzar un "empoderamiento y dignidad" total.

Asimismo, Roberto García ha avanzado su intención de "reactivar el antiguo centro coreográfico", que a partir de ahora se llamará 'La Granja' de Burjassot y trabajarán conjuntamente desde las instituciones a fin de "ser útiles a la profesión y ofrecer a la ciudadanía propuestas interesantes".


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email