GRUPO PLAZA

plan de reducción de terrazas en plaza honduras

Nuevo hachazo a las terrazas en València para sofocar el ruido: recortará 1.100 m2 en octubre

Foto: KIKE TABERNER
27/09/2022 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València sigue poniendo coto a las terrazas en zonas conflictivas. La concejalía de Espacio Público iniciará el próximo mes de octubre un plan de reducción de terrazas en la conocida Plaza de Honduras. Una medida que, solicitada por los vecinos para atacar el problema del ruido, ha soliviantado, y no poco, al sector hostelero.

En palabras de la edil de Espacio Público, Lucía Beamud, se trata de una intervención que reduce "de forma considerable" la superficie de terrazas en los "puntos más conflictivos". El recorte afectará a 1.100 metros cuadrados de espacios dedicados actualmente a la ocupación del espacio público por parte de restaurantes, bares y otros locales de hostelería.

Así, según cálculos de la concejalía que encabeza Beamud, desaparecerá más de la mitad del espacio de terrazas. Concretamente, se pasará de unos 2.000 metros cuadrados de mesas y sillas a unos 900 en la plaza de Honduras "y adyacentes" en unas 70 terrazas. "Estamos convencidos de que estas medidas tendrán un efecto muy positivo", explica la concejala ante las críticas del sector.

A su juicio, el consistorio "está actuando de manera decidida en la ordenación del espacio público" para "garantizar un equilibrio" entre el derecho al descanso y la actividad económica de la hostelería. En ese sentido, el plan aprobado en julio asegura que su objetivo es "minimizar el impacto negativo que generan este tipo de instalaciones y poder compatibilizarlas con el derecho al descanso de los vecinos de la zona".

Foto: KIKE TABERNER

¿Y cómo se hará? La "revisión" de las terrazas existentes contempla, en los casos en los que recaigan a varias fachadas del establecimiento, autorizar sólo frente a una de ellas. También fija la anchura máxima de la terraza en 1,80 metros y prohíbe que, en todo caso, vayan más allá de las fachadas del establecimiento en cuestión. Además, veta las terrazas que se ubiquen tras un carril bici o un carril de circulación.

Los nuevos espacios que podrán ocupar las terrazas se pintarán a partir del próximo 7 de octubre. Y con ello, en último término, se busca evitar una posible declaración de Zona Acústicamente Saturada (ZAS). "Estamos convencidos de que evitaremos tener que recurrir a la declaración de una ZAS", asegura la edil, que también alude a la "consolidación del espacio peatonal" en defensa de la medida.

Además, Beamud confía en la colaboración de la Policía Local para este objetivo. "Hemos activado dispositivos especiales de la Policía Local en estos barrios", asegura Beamud, "donde se han puesto sanciones contundentes a los locales que no cumplían las normas el pasado invierno". Un dispositivo que comportó "una disminución de los incidentes considerable".

"Pérdidas económicas"

El enfado del sector se hizo manifiesto precisamente este lunes, cuando los hosteleros afectados, arropados por la Asociación por una Hostelería y Ocio Responsable en Honduras-Blasco Ibáñez y por la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia, mostraron su malestar ante el edificio de Tabacalera, que alberga las oficinas de la concejalía, por lo que consideran una medida que "carece de fundamento técnico" y agrava su viabilidad económica para poder mantener abiertos sus locales.

Lo hicieron con pancartas que rezaban “SOS RECORTES TERRAZAS HONDURAS. El Ayuntamiento nos arruina”, “El Ayuntamiento nos envía al paro” y un simbólico pintado de terraza y sus consecuencias. El portavoz del colectivo de hosteleros y locales de ocio de Honduras, Víctor Fernández de Córdova, explicó que los recortes van desde un 45 % hasta un 85 % y que los establecimientos "difícilmente podrán hacer frente a las pérdidas económicas".

Según datos del colectivo, las pérdidas "se situarían en los 1.300 euros de media semanales y en los 68.200 euros anuales", a lo que se sumará la necesidad de prescindir de parte de las planteillas. Por lo que Fernández de Córdova recriminó a la concejala su "falta de empatía", ya que el anuncio de los recortes "llega en un momento de inflación disparada, en la que la factura de los costes energéticos, sumada a la de los productos de la cesta de la compra, ya es un 36 % superior para las pymes hosteleras en comparación con la de hace ocho meses".

Ante el argumento económico, Beamud recordó que el consistorio "ha estado con los hosteleros y con la actividad en los momentos más duros de la pandemia". Y en esa línea, apuntó al reparto de 5 millones de euros en ayudas incluidos en el Plan Resistir a la hostelería, turismo y ocio nocturno.

Con todo, el portavoz de los hosteleros indicó que las pymes del sector "todavía no se han recuperado, económicamente, de los efectos de la crisis sanitaria, que provocó cierres de actividad y restricciones de horarios durante los dos años más críticos de la pandemia". Y por ello criticó que el plan de terrazas sea "un ataque dirigido" y una persecución a "la actividad reglada".

Asimismo, cuestionó que vaya a dar los resultados esperados porque, a su juicio, la reducción de terrazas "solo puede provocar el deterioro de la convivencia ciudadana con el incremento de los problemas con el botellón, los lateros, la venta ilegal de alcohol, las conductas incívicas o los conflictos en pisos de estudiantes que se detectan en el barrio cuando los locales están cerrados".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme