X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

crónicas por los otros / OPINIÓN

Otras lógicas

Acabo de aterrizar en África de nuevo. Otra temporada por estos lares. Y me vuelve a azotar esta realidad de diversidad cultural. Una diversidad que va más allá de la comida, la indumentaria que vestimos, el idioma, los hábitos y rutinas domésticas. Una diversidad que habla de lógicas y maneras de entender la vida diferentes

1/12/2018 - 

Yo vivo en mi día a día desde hace un tiempo esa diferencia y diversidad cultural a la que hago referencia en mi día a día , tanto desde el punto de vista personal como profesional. Una diferencia que vivo intensamente, que me enriquece y me hace sufrir.

Porque aquí veo y vivo con otras lógicas. Porque aquí la manera de entender la vida es diferente. Porque aquí el enfoque del día a día cuando uno se levante y se acuesta es diferente. Porque aquí posiblemente cada persona le pida algo a la vida diferente. Y a partir de ahí todo lo demás. Ahí radica la dificultad y el encanto cuando convives con esto.

Una diferencia cultural que tantas alegrías me ha dado y que tanto ha aportado a mi vida, que la hace rica y variada, exótica a veces, envidiada para algunas personas y no deseada para otras. Porque nunca llueve a gusto de todas.

Este tipo de vivencias y convivencias nos hace más fuertes que se suele decir, pero sobre todo nos hace aprender a vivir sin juzgar o juzgando cada vez menos. Yo aún no lo he conseguido, estoy en el camino y espero conseguirlo algún día.

Mi inquietud por incorporar en mi vida personal y profesional esta diferencia de culturas de la que hablo me viene de lejos. De hace más de 10 años aproximadamente. Además en mi caso he convivido con culturas de diferentes continentes, centroamericano y africano, y me doy cuenta que las gratificaciones y los obstáculos son parecidos.

Al principio intentas entender todo o algo de la otra cultura. Pero hay un momento que dejas de intentar entender y empiezas a aceptar y respetar sin cuestionar. 

Lo más complicado y lo que más desgasta es intentar entender. Ahí se va mucha energía. Pero cuando lo dejas fluir y aceptas estas lógicas diferentes todo es más fácil. Es un aprendizaje de vida al que me enfrento cada día.

Otro enfoque

La diversidad y la riqueza cultural son conceptos que están muy de moda en los últimos años debido al fenómeno de las migraciones. Un concepto muy recurrente principalmente en entornos de cooperación que tanto he leído y estudiado y que siempre es diferente cuando pasa de la teoría a la práctica. Es sencillamente maravilloso del que no dejo de aprender.

Foto: EDUARDO LOSTAL

Desde el punto de vista de la cooperación sobre el papel se habla desde el enfoque de que la variedad y la diversidad cultural genera riqueza en la sociedad pero hay que trabajarla con mucho cuidado y respeto de manera profesional. No es lo mismo hablar de esta “diversidad cultural” desde el papel que cuando pasa de la teoría a la práctica. La diversidad cultural bien trabajada con un enfoque profesional genera aspectos muy positivos en la sociedad.

La diversidad cultural es un concepto que tiene muchas aristas cuando lo aterrizas de la teoría escrita a la práctica más pura, por ello hay que trabajarla de manera profesional.

En mi caso es una realidad intensa pues el contraste cultural donde yo habito en África es tremendo. Si buceáis por la isla de Lamu, entenderéis a lo que me refiero. Se trata de una realidad rica en todos los sentidos que me engancha tanto como me cansa. Quienes conviven con otra cultura en su día a día quizá sepa a qué me refiero.

No es lo mismo la diferencia cultural por un tiempo o cuando vamos de vacaciones que vivir cada día durante años con esa diferencia cultural. Hay momentos que agota.

Porque ante situaciones determinadas cada persona entiende la realidad que la enmarca de manera totalmente diferente. Estas lógicas hacen que cada persona actúe de una manera u otra, de maneras diferentes. Y al final de a corrida ninguna es buena o mala. Cada persona actuamos en consecuencia con nuestra educación, nuestra experiencia y nuestra manera de funcionar. Como muchas veces defendemos, no existen ni buenos ni malos, existen maneras diferentes de entender y actuar.

Hasta aquí todo es muy respetable. El problema es cuando la diferencia cultural que puede desembocar en diferencias de opiniones banales o con poco recorrido, desembarque en auténticos dramas que azotan con fuerza. Y en esas estamos.

 La semana que viene… ¡más!

Noticias relacionadas

CRÓNICAS POR LOS OTROS

Atardeceres africanos, atardeceres de película

Los atardeceres africanos son como los años: únicos, irrepetibles y fugaces. Nunca una puesta de sol es igual que otra. Nunca un año es igual a otro. Cumplir años rodeada de atardeceres africanos es el mejor regalo que podía soñar

Foto: BENITO PAJARES/ FUNDACIÓN JUNTOS POR LA VIDA
crónicas por los otros

Cantan para cambiar sus vidas

Estimée tiene 13 años y es de Wawata, Benin. Sorprende las marcas de su cara. Es la manera en la que en Benin tradicionalmente se identificaba a las personas que vivían en determinadas tribus. Al nacer se les hacían cortes en las mejillas que les acompañaban durante toda su vida. Y todavía ocurre. Estimé tiene una manera de cantar más gutural, más tribal. Es una de las niñas que forma parte del coro Coro BeningBé que está de gira por España y por València

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email