GRUPO PLAZA

además insisten en que los centros no adelanten el dinero

Padres de alumnos de colegios públicos piden a Educación que se encargue de los gastos de los bancos de libros

29/07/2016 - 

VALENCIA, (EP). La Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos Gonzalo Anaya pide que la Conselleria de Educación se haga cargo de los gastos de los bancos de libros y que no sean los centros los que tengan que adelantar el dinero.

El colectivo de AMPA asegura, en un comunicado, que las instrucciones dadas por la Conselleria a los centros ordenan que estos deben asumir la diferencia existente entre lo que aporta la Generalitat y el coste de los libros, si este es superior, de los gastos de funcionamiento ordinario.

Además, deben de adelantar el dinero y reservar una parte para el funcionamiento del centro, "lo que resulta muy difícil o imposible para algunos de ellos, como institutos, que deben hacer frente a la renovación casi total de 2º de ESO y 4º de ESO y/o que se encuentren en déficit", precisan desde la Gonzalo Anaya.

Aunque la confederación considera "muy positiva" la puesta en marcha de bancos de libros, que siempre ha reclamado, esta situación "confirma lo que denunciamos hace unos días sobre que no estaba garantizada la gratuidad de los libros de texto de los bancos con fondos directos de Conselleria". "Estas nuevas instrucciones a los centros suponen una directriz poco clara, que generará desigualdades entre centros que sí disponen de recursos económicos y otros con déficit", advierten.

"La medida de extender los bancos es una buena idea que avanza hacia la gratuidad total de la enseñanza y supone una cultura de reutilización y respeto del medio ambiente, pero se debería de haber planificado mejor para evitar el retraso en la normativa y instrucciones y la falta de fondos. Ya en su día, la Confederación propuso dejar la creación de bancos en ESO para el curso 2017-18 para evitar el problema del cambio a causa de la Lomce", recuerdan.

La Confederación de AMPA de la Comunitat Valenciana Gonzalo Anaya considera que "todas estas cuestiones se deben al hecho que la Conselleria no ha previsto a la hora de poner en marcha el banco de libros, la realidad de los centros ni el gran gasto que supone el cambio de lotes enteros de libros por culpa de la aplicación de la Lomce". Además, continúan, muchos centros siguieron las instrucciones del curso pasado animando a no renovar libros (muchos ahora están descatalogados y han superado su vida útil).

En la misma situación se encuentran los centros que ya tenían creados bancos de libros y que ahora se encuentran con libros antiguos, y que esta orden y las sucesivas instrucciones han ignorado.

En este sentido, estiman que hay centros que han calculado que necesitan unos 100 euros por alumno, lo que no puede asumir el centro, ni siquiera adelantar la cantidad de los gastos de funcionamiento, y serán las familias quienes deberán de asumirlo. De hecho, algunos centros ya han informado a las familias de la necesidad de aportar dinero.

"Se nos ha trasladado una idea errónea, la de la gratuidad total de los libros y en realidad es una gratuidad parcial, cuando, realmente, la educación pública obligatoria debe ser gratuita", subraya el presidente de la Confederación, Màrius Fullana.

Los representantes de las AMPA piden a la Conselleria que se haga cargo del coste total de los libros de texto y que no pidan a los centros que adelanten dinero de ninguna partida. "No es de recibo que a día 28 de julio se envíen instrucciones a los centros para que no tengan margen de maniobra i asuman el pago de los gastos de los libros de texto por adelantado", concluye Fullana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme